Tres mujeres investigan y resuelven el asesinato de su hermana

**Su persistencia las condujo a descubrir que el esposo la había asesinado y después enterrado en el patio de su propia casa


Tres mujeres investigan y resuelven el asesinato de su hermana

La Crónica de Chihuahua
16 de junio, 12:26 pm

Miguel Vargas/
El Diario de Juárez

La persistencia de tres hermanas llevó a resolver el homicidio de una mujer asesinada por su marido, cuñado de éstas, quien la sepultó en el cuarto trasero de su domicilio en la colonia Kilómetro 20.

El drama habría sido generado por celos y dejó en orfandad a dos menores, de 10 y 8 años de edad, hijos del matrimonio, según testimonios recogidos ayer por El Diario con personas allegadas a la víctima.

La madrugada de ayer personal de la Fiscalía de Género provocó la expectativa de los vecinos de la calle José María García en dicha colonia, al sur poniente de la Ciudad.

Los forenses localizaron en el domicilio marcado con el 308, dentro de un cuarto con piso de tierra, el cuerpo de una mujer sepultada clandestinamente. Correspondía a Analy Torres Saucedo, de 27 años, a quien todos los vecinos conocían como Ana, madre de una niña y un niño de las edades antes descritas.

Al despertar los colindantes a esa vivienda supieron que el evento tenía relación con el arresto días previos de su vecino, Omar, el esposo de Ana, a quien agentes ministeriales sacaron a empujones de su casa “y lo tiraron bien feo a media calle”.

Según los testimonios, Omar, a quien describen como un hombre guapo, de unos 30 años, bien vestido, pero que no trabajaba, había reportado el sábado pasado ante las autoridades la ausencia de su mujer, y según dijo a sus allegados, lo había abandonado junto con sus hijos para posiblemente irse a vivir a El Paso, Texas.

La información fue corroborada más tarde por personal ministerial de la Fiscalía de mujeres, quienes tienen detenido al conyugue, el cual confesaría el homicidio de su esposa por celos.

Pero los vecinos recuerdan que Omar les estuvo preguntando por su esposa y se veía muy preocupado, y por ello supieron que la había reportado desaparecida.

“Él atendía a los niños y los llevaba a la escuela mientras ella trabajaba de noche en un bar”, contó una mujer cercana a la finca donde ayer desenterraron el cadáver de Ana.

Sabe de los constantes pleitos de ese matrimonio cuando ella llegaba a deshoras después de trabajar, “¿pero por qué la celaba?, mejor que se hubiera puesto él a trabajar”, cuestionó otro de los adyacentes, ya que la mujer tenía buena relación con todos sus vecinos porque toda su familia es de la colonia.

La unión familiar habría sido el factor por el cual se encontró en pocos días el cadáver de la madre de familia. Según allegadas, las tres hermanas de ella nunca se creyeron el cuento de que había abandonado a sus hijos, por lo que decidieron investigar por su cuenta.

El pasado domingo, cuando el hombre estaba ausente, ingresaron a la casa de su hermana y buscaron evidencias, logrando encontrar escondido en algún lugar el teléfono celular de la víctima sin el chip o tarjeta SIM, así como su visa láser.

Las hermanas entregaron la evidencia a los agentes encargados de investigar la desaparición y con ello tuvieron argumentos para solicitar una orden de aprehensión contra el esposo de Ana, quien terminó por confesar que le había dado muerte y la sepultó a 40 centímetros de profundidad en el cuarto trasero de su mismo hogar.

¡Sea el primero en escribir un comentario!

---ooOoo---