Trancoso: comenzó el juego sucio

**Publicar en Facebook es fácil, pero organizar y educar al pueblo es una tarea titánica. Para convencer hay que persuadir, y para persuadir se necesita algo que a ellos les falta: razón y derecho.


Trancoso: comenzó el juego sucio

La Crónica de Chihuahua
11 de mayo, 09:19 am

Por Donato Márquez
Estudiante de la Carrera
de Comunicación UAM

Los trancoseños de buen corazón y con mente lúcida sostienen sin regateos que nunca antes en la historia de este municipio zacatecano se había alcanzado tal hazaña política, el de poner en pie al pueblo organizado y lanzar con su propia fuerza a un candidato que represente los intereses del pueblo trabajador. El multitudinario arranque de campaña del joven antorchista César Ortiz Canizales fue la gota que derramó el vaso, para que los ataques de los enemigos de la razón y el progreso atizarán un alud de difamaciones con el objetivo de minimizar y desprestigiar el acto en donde se mostró que este candidato ha sabido unificar a todos los sectores sociales: amas de casas, campesinos, obreros, ejidatarios, estudiantes, ganaderos, etcétera., un hombre que ha logrado impulsar aún más el trabajo que realiza el Movimiento Antorchista en Trancoso, y que ahora carga sobre sus hombros la gran responsabilidad de conducir a nuestro municipio por la senda del progreso social, económico, político y cultural. Siendo así, la andanada de descalificaciones de nuestros detractores no es una novedad.

Al término del evento político, la noche del seis de mayo del año en curso, las redes sociales fueron la plataforma para lanzar calumnias y aseveraciones denigrantes sobre la concentración inédita e inaudita que llevó a cabo el Partido Revolucionario Institucional (PRI) y el Movimiento Antorchista de Trancoso, junto con otras organizaciones sociales y principalmente miles de trancoseños. Esta concentración popular en la Plaza del Tianguis le cayó a los “enemigos declarados” como alcohol a la herida, vieron por vez primera la verdadera capacidad de convocatoria del antorchismo y se vieron obligados de hacer pública su incapacidad de respuesta frente un proyecto bien pensado, reflexivo y fundamentado. Creyeron que con denostar y difamar echarían por los suelos a hombres y mujeres que piden a gritos “Sí por el cambio en Trancoso”.

Aquellos que tras cuentas falsas en redes sociales vomitan su ignorancia creen que vencerán porque tienen sobrada fuerza bruta, pero se les olvida que así no se convence a nadie. Publicar en Facebook es fácil, pero organizar y educar al pueblo es una tarea titánica. Para convencer hay que persuadir, y para persuadir se necesita algo que a ellos les falta: razón y derecho. En 44 años de trayectoria del antorchismo, al calor de la lucha con el pueblo mexicano, eso lo ha aprendido bien por eso es la organización de masas que con mayor claridad busca organizar a los mexicanos pobres y luchar-cuando tenga la fuerza suficiente- por un México mejor para ellos y para sus hijos.

No pretendemos que todo mundo coincida y apruebe nuestros métodos y objetivos. Eso es claro. Pero quien pretenda presentarnos como un pequeño grupo de criminales, brazo armado del PRI, chantajistas, etcétera., está obligado, a probarlo, además de inventar algo nuevo al catálogo de descalificaciones con que políticos de épocas electorales pasadas han querido acabarnos. Ni siquiera en eso pueden hacer algo. Buscar machacar y machacar, hasta por turno, sobre una idea fija para implantarla en la mente del ciudadano, solo eso les queda ante su estatura política.

Chantajistas, manipuladores, invasores y más son los epítetos para los antorchistas. Si la guerra sucia fuera en realidad un clamor popular, el resultado de una indignación ciudadana, numerosa e interesada en detener abusos y atropellos, como se quiere hacer creer en las redes por los encargados de la campaña de nuestros enemigos, no les deberían faltar quienes entraran en liza y con nombre y firma a presentar las pruebas que tuvieran a mano, que deberían de ser innumerables, variadas y decisivas, para echar abajo nuestro proyecto político. Pero nada, ni ahora ni nunca. A “Carlos Chaval”, “Saúl Cordero”, “Carlos Rivera”, “Pedro Del Río”, “Juan Juarez” y demás lumpen, les agradecemos la importancia que nos dan y su particular interés por hablar mal de nosotros, pueden seguir haciéndolo; sin embargo, les queremos decir que, por su carencia en absoluto de talento, su campaña está muy gastada y no puede hacer frente al verdadero elector de esta contienda, el pueblo trancoseño.

Si tanto les indigna la situación por la que atraviesa el municipio, si creen que pueden influir en la gente con sus sesudos opiniones y comentarios, por qué no mejor denuncian las injusticias que se cometen en su contra, por qué no demandan una explicación sobre a dónde han ido a parar los 4 millones 780 mil pesos destinados a siete obras de electrificación para los barrios de El Refugio, La Providencia, El Salto, Primera del Rancho, etc. Por qué no denuncian las pésimas administraciones que han pasado por el municipio, por qué no llaman a cuentas a los ex presidentes municipales para que expliquen el desvío de recursos y su sorpresivo enriquecimiento tras dejar el cargo público. Si hicieran eso, estoy seguro que otro gallo nos cantara.

Los antorchistas sabemos de dónde y por qué descargan su ira, sus ataques sobre nosotros, no nos amedrentarán, el Movimiento Antorchista Nacional es ya una organización vigorosa y madura, por lo que sabemos que en caso necesario no dudará en acompañarnos cuando se trate de defender lo que es justo para esta localidad. De nuestra parte, seguiremos en la contienda, hablando de nuestro proyecto, explicando cómo buscamos hacerlo, recogiendo las sentidas demandas y comprometiéndonos a luchar para que Trancoso alcance el desarrollo en el que lo han marginado varias administraciones miopes, que nunca vieron en el pueblo su motor para transformar la realidad. Hacemos un llamado a nuestros amigos y amigas del PRI a salir con más tenacidad, a los profesionistas, a ejidatarios, campesinos, amas de casa.

¡Sea el primero en escribir un comentario!

---ooOoo---