Tienen bonos de gobierno baja histórica

**Después del Brexit, los bonos emitidos por los gobiernos ofrecen a los inversionistas los menores rendimientos de toda la historia.


Tienen bonos de gobierno baja histórica

La Crónica de Chihuahua
11 de julio, 21:11 pm

Los mercados se preparan para un periodo de desaceleración económica mundial.

Los bajos rendimientos y el aplanamiento de las curvas de rendimientos son señales negativas, de acuerdo con Intituto Internacional de Finanzas.

Después del Brexit, el mercado de bonos ha tocado un terreno inexplorado. El rendimiento de todas las notas gubernamentales a 10 años de los países del G-10 se ubica en mínimos históricos y en cuatro casos, que son Alemania, Japón, Holanda y Suiza, incluso se ubican en terreno negativo.

Según una nota de análisis del Instituto Internacional de Finanzas (IIF), lo anterior implica que los inversionistas se están preparando para una dinámica de baja inflación y lento crecimiento económico.

La reducción en la tasa de interés de los bonos gubernamentales de países desarrollados está asociada a momentos de volatilidad a nivel internacional, pues es el refugio de los inversionistas que, incluso, podrían aceptar un rendimiento negativo ante el temor de mayores pérdidas en otros instrumentos.

Durante la crisis de 2008, las tasas de los bonos del Tesoro a 10 años nunca bajaron de dos por ciento, pero ahora se ubican en 1.36 por ciento, lo que consideran los analistas “una señal peligrosa”.

La otra señal que refleja los mayores temores del mercado es el cada vez mayor aplanamiento de las curvas de rendimiento en varios países. La diferencia en puntos base entre los bonos con vencimiento a dos y 10 años en Estados Unidos y Reino Unido es la más baja desde 2007. Para algunos analistas, esta dinámica en la curva de rendimientos es el preámbulo de una recesión, como la observada en 2008 y 2009.

En Japón, la curva está “virtualmente horizontal”, apuntó el IIF.

“Los mercados continúan ajustándose a la incertidumbre tras el voto a favor del Brexit, con los bonos ganando y las curvas de Estados Unidos y Reino Unido aplanándose”, coincidieron Mika Inkinen y Antoine Gaveau, analistas de JPMorgan.

¿MÁS ESTÍMULOS DE BANCOS CENTRALES?

“Luchando contra la incertidumbre de precios, los inversionistas están tomando el apoyo de los bancos centrales como un hecho”, comentaron economistas del IIF.

En Europa, luce cada vez más probable que se dé una disminución en la tasa de depósito del Banco Central Europeo este año, la cual se ubica actualmente en -0.40 por ciento. La probabilidad implícita de que esto suceda, según la negociación de swaps, es de 78 por ciento para este diciembre.

En tanto, para Reino Unido, la probabilidad de un recorte en los tipos es de casi 90 por ciento, de acuerdo con información de Bloomberg.

Sobre la Fed, el mercado de futuros indica que la próxima alza de tasas no está incorporada del todo hasta finales de 2018 e incluso existe una pequeña posibilidad de recorte en los próximos 12 meses.

La semana pasada, el gobernador de la Fed de Estados Unidos, Daniel Tarullo, mencionó que la economía no está marchando bien, lo que reforzó el mensaje.

DESCONEXIÓN CON ACCIONES

Mientras que el rendimiento de los bonos se ubica en mínimos históricos, las bolsas de valores alcanzan nuevos máximos, como es el caso del S&P 500, que, aunque no logró batir su propio récord al cierre, marcó el viernes un nuevo máximo intradía.

“Los bajos rendimientos récord de las notas gubernamentales ponen en duda la relación tradicional entre bonos y acciones, por lo que la valoración del mercado bursátil es aún más difícil de evaluar”, señaló el IIF.

“Bajo una medida estándar de la prima de riesgo del mercado accionario, las acciones lucen baratas, particularmente en la Eurozona y en Japón. Pero en la medida que las tasas bajas reflejan la perspectiva de baja inflación y bajo crecimiento real, los flujos de efectivo en el futuro serán más débiles, lo que implica que están baratas por ‘una razón’”.

¡Sea el primero en escribir un comentario!

---ooOoo---