Testimonios de padres y maestros desbaratan las calumnias del Secretario de Educación

**Son los únicos maestros que nos han brindado el apoyo, que han estado al pie del cañón, más de dos años en la lucha, y ahora nosotros vamos a apoyarlos, porque así como ellos nos han brindado todo su apoyo a nosotros, ellos también lo merecen, ellos ya se ganaron la buena fe de la gente acá.


Testimonios de padres y maestros desbaratan las calumnias del Secretario de Educación

La Crónica de Chihuahua
29 de mayo, 06:20 am

Chihuahua, Chih.- “Mi nombre es Elizabeth Franco, soy madre de un alumno de la Escuela Primaria de Nueva Creación de Punta Oriente. Hay una problemática grande aquí, las autoridades no quieren dar la clave de la escuela, no quieren registrar a los niños, ahora ponen puros pretextos”. El testimonio desmiente las calumnias que lanzan un día sí y otro también, diferentes funcionarios de la administración estatal, desde el director de Gobierno y Transporte, Joel Gallegos Legarreta, hasta el propio secretario de Educación y Deporte, Carlos González Gutiérrez, quienes han manejado que el Movimiento Antorchista está exigiendo “con chantajes”, el reconocimiento de una escuela “ilegal” en Punta Oriente.

“Ahora nos dicen –continúa la señora Franco- que las aulas que según se habían donado eran para los maestros de aquí de Punta Oriente, los que están apoyando a los niños aquí que quedaron fuera, y ahora dizque sí están ellos, los funcionarios, preocupados por los niños, y quieren desconocer a nuestros profesores, que ya tienen aquí más de dos años, y nos quieren imponer a otros que ni se han sacrificado, ni conocen a los niños, ni nada”. Y pues, la verdad, dijo la señora Elizabeh, “a mí, como madre de familia, no se me hace correcto eso, por el hecho de que son los únicos maestros que nos han brindado el apoyo, que han estado al pie del cañón, ellos tienen más de dos años en la lucha, y ahora sí como para que vengan a querer desconocerlos, pues no. No es justo. Y pues nosotros ahí vamos a estar, apoyando a los maestros, porque así como ellos nos han brindado todo su apoyo a nosotros, ellos también lo merecen, ellos ya se ganaron la buena fe de la gente acá”.

En la mesa de trabajo que se generó a partir de la multitudinaria marcha de protesta del 6 de marzo pasado del Movimiento Antorchista, se tomaron algunos acuerdos que fueron compromisos para el Gobierno del Estado. El compromiso de la autoridad estatal se puede resumir en la siguiente expresión: salvar el año escolar para 210 niños que estudian en la Primaria de Nueva Creación, y que sea reconocida como escuela oficial. En esa reunión, que sostuvieron los antorchistas en el Palacio de Gobierno ese miércoles de ceniza, y que presidió el director de Gobierno y Transporte, Joel Gallegos Legarreta, se estableció que, para avanzar, se debería de cumplir en lo inmediato con el traslado de las aulas móviles móviles a la sede de la escuela. Y a la fecha, nada se ha cumplido, por lo que la organización antorchista se encuentra ahora en plantón, para exigir que el Gobierno cumpla de una vez estos acuerdos y otros en materia de obras públicas y servicios para colonos y campesinos de todo el estado.

“Mi nombre es Maribel Sáenz, yo soy madre de familia de la Escuela de Nueva Creación. Cuando yo llegué ahí, las condiciones de la escuela eran bien tristes, porque los niños, en ese tiempo, se sentaban en el suelo. Yo fui de las primeras que llegué, y fue muy triste ver a los niños. Teníamos que conseguir cajas de Coca-cola para sentarlos. Ahorita ya, entre las mamás nos hicimos una cooperación para traer bancas. Mi esposo donó un pizarrón porque él es carpintero. Una de las mamás se ofreció de intendencia, a lavar baños, a limpiar los salones, y es un apoyo de todos de traer cloralex, etcétera, y ahorita estamos ahí muy bien. Y a mi hijo, antes lo tenía en otra escuela, en la colonia Rosario, y era levantarnos a las cinco de la mañana, y a las cuatro, cinco de la tarde veníamos de regreso. Tomábamos dos camiones de ida y dos camiones de regreso, y entonces el niño lloraba porque decía: ‘Mamá, es mucho, me duelen los pies, ando cansado’. La maestra me hablaba y me decía: ‘Es que su niño no está avanzando, señora’, y yo le decía: ‘Pues es que no duerme’. Cuando ya lo traje aquí, le dije primero: ‘¿Te cambio o te dejo donde estás?’, y me dice: ‘No, mami, aquí déjame’, y el niño ahora sí va avanzando, ya sabe leer, está en primero, y va muy, muy bien”. Y en cuanto a lo que los padres de la zona oriente están haciendo para participar en la lucha por la oficialización de esta Primaria, Maribel dice: “Es la lucha porque los maestros tengan su reconocimiento, que la escuela tenga su clave, o sea, nosotros queremos los mismos derechos que tienen los demás que tienen una escuela regularizada, con su clave. O sea, que tengan sus cuadernos, sus libros, todo con lo que el gobierno apoya, sus uniformes, que tengan ayuda en todos los sentidos, es lo que nosotros queremos, y a los maestros, que se les reconozca, porque están haciendo muy buen trabajo”.

“Mi nombre es Rogelio Bustillos, soy maestro en la Primaria de Nueva Creación de Punta Oriente, y en estos momentos estamos luchando, además de por el reconocimiento de los estudios de los niños, de su inscripción oficial y del reconocimiento de la escuela, también porque se nos reconozca a nosotros como profesores calificados. Se nos acusa de que no somos idóneos, pero yo, igual que mis compañeros, tengo mi certificado, mis papeles en orden, he trabajado ya para Educación del estado, por lo que soy idóneo para el empleo, o sea, lo que ha dicho de nosotros el señor Joel (Gallegos) de que no somos idóneos, que no somos aptos, pues yo le diría al señor que sí somos aptos, y que queremos una solución. Ya tenemos dos años sin pago, yo tengo que trabajar a veces los fines de semana, comprar cosas para vender, todo eso para sostenerme, porque imagínese, si no trabajo pues no hay dinero. Nada más sí queremos que haya una solución pronto para esos niños, porque hay mucha necesidad de educación, ya tenemos dos años esperándolos, de que nos lleven los libros. Yo estaba ahí cuando un funcionario de Educación llegó y tomó fotos, yo platiqué con él, y decía: ‘Ya vamos a venir, ya vamos a traer libros, incluso mobiliario’, se comprometían. Entonces, desde ahí los hemos estado esperando, estamos en la mejor disposición, si tienen alguna duda sobre la papelería, igual estamos en la disposición de volver a presentarles nuestros títulos de nuevo y cuantas veces los necesiten, para que vean que somos idóneos, que tenemos la capacidad. Estamos manejando los contenidos de la SEP, se están manejando planeaciones, se está trabajando como lo marca el Calendario Escolar, todo va conforme a la normatividad”.

¡Sea el primero en escribir un comentario!

---ooOoo---