Tecomatlán, Puebla, «Atenas de la Mixteca»

**En Tecomatlán existen múltiples instalaciones educativas, algunas con aulas que cuentan con aire acondicionado. Desde una ludoteca infantil hasta bachilleratos, un Tecnológico (con tres ingenierías), una normal, y desde luego primarias y secundarias.


Tecomatlán, Puebla, «Atenas de la Mixteca»

La Crónica de Chihuahua
5 de enero, 21:28 pm

#PreguntasConRespuesta

"¿Qué pueblo del estado de Puebla construye ahora mismo una casa de la cultura de siete pisos?

¿Qué pueblo del estado de Puebla reporta “Cero Criminalidad”?

¿Qué pueblo del estado –por lo anterior- ¡no tiene cárcel!..?

¿Qué pueblo exhibe con orgullo un ballet infantil que obtuvo en Alemania el tercer lugar en un concurso internacional de esta especialidad?

¿Qué pueblo restaura completamente su templo, con todos sus retablos de yeso cubiertos con lámina de oro, y una inversión de 20 millones de pesos?

¿Qué pueblo del estado no tiene cantinas?

¿Qué pueblo ha traído a dar cátedra a sus niños y jóvenes danzantes, a Elisa Carrillo, la primera bailarina del Ballet de la Ópera de Berlín?

¿Qué pueblo cuenta con una Casa Social donde funciona una biblioteca con más de diez mil títulos y una sala de actos con un extraordinario piano de media cola?

¿Qué pueblo dispone de un estadio de béisbol con alumbrado semejante al de la capital del estado?

¿Qué pueblo cuenta con una unidad deportiva e instalaciones solo comparables con las de la mejor universidad privada de Puebla?

¿Qué pueblo tiene calles pavimentadas (que a diario recorre una barredora) y jardines centrales cubiertos de buganvilias en flor, en pleno invierno, y en el corazón de la mixteca?

La respuesta es: Tecomatlán. Es cabecera del municipio del mismo nombre, con alrededor de 13 mil habitantes, y está ubicado en plena mixteca poblana, muy cerca de la línea colindante con los estados de Oaxaca y Guerrero.

Sí, es el lugar donde surgió Antorcha Campesina. Hacemos un rápido recorrido de seis horas y nos recibe, a la entrada de la población un arco de bienvenida. Pero no es una arcada común, como las hay por cientos en los pueblos de la entidad. Más bien diríase que es absolutamente fuera de lo común, porque se trata de un...¡¡museo y arco al mismo tiempo..!!

Dentro del descomunal arco funciona el Museo Mixtecayotl. Una espléndida construcción de unos 30 metros de altura y aproximadamente 70 metros de largo. Una gran inscripción dorada lo dice todo: “Bienvenidos a Tecomatlán, Pue. Cuna de Antorcha Campesina y Atenas de la Mixteca”.

Tendrá unos 8 metros de ancho y 40 escalones conducen al museo. Espacioso, moderno, magnífico diseño, ilustrativo y limpio. Con pantallas, sonido, videos y fotos espectaculares de la comunidad, muestran la historia y el tiempo presente de ese lejano y sorprendente lugar poblano.

Si de día es impresionante como remate de la carretera que serpentea por toda la mixteca, de noche luce extraordinario. Una iluminación de buen gusto, que combina a la perfección con el original diseño convierten en deslumbrante a esta obra. Se diría que es, la sola entrada al pueblo, todo un espectáculo en medio del paisaje desolado de la mixteca.

Pero, cruzar el arco es apenas la antesala de lo que a continuación viene. Lo dejan a uno boquiabierto las calles del pueblo. La mayor parte adoquinadas, limpias y con grandes jardineras en medio, donde lucen como en un vergel buganvilias en flor… ¡en plena mixteca!, donde lo común son cactos, mezquites, cozahuates y tecomates.

Y es que Tecomatlán, literalmente quiere decir “junto a las vasijas de barro”, pero ahí explican que, para los lugareños, el nombre proviene de un árbol característico de esa zona, llamado tecomate. Esta planta produce unos frutos que, ya secos, (como de unos 20 o 30 centímetros) tienen la forma como de un recipiente de dos esferas, que en otros lugares se conoce como calabazo o guaje.

Quizá el significado del topónimo es una metáfora porque, en efecto, partido en dos, el fruto seco forma dos jícaras, dos vasijas.

Con un agujero en la punta, se usa para transportar líquidos; o bien partido por la mitad puede ser una especie de maracas o jícaras. Este es el emblema del lugar.

En el paisaje del centro de la población destacan enormes construcciones que son rematadas, allá en lo alto, por techos o bóvedas de color blanco. Son una especie de carpas atirantadas con fuertes estructuras tubulares de moderno diseño. Hay allí canchas de basquetbol, futbol, un gran escenario de usos múltiples, un gimnasio, una pista de tartán semi olímpica y un balneario con una casi lujosa alberca.

El estadio de béisbol es soberbio. Tiene pasto sintético y le están instalando butacas, pero posee un alumbrado que nada le pide al “Hermanos Serdán” de Puebla.

El hospital es modelo en instalaciones y equipo, pero además, es ya famoso en la región por la calidad profesional y operaciones de su personal médico. Y esto se refleja en la gran demanda que en la zona inter estatal tiene el nosocomio. Todo esto, contrasta con las quejas frecuentes de hospitales del estado con diversas irregularidades.

El templo católico es antiguo y experimenta una restauración total. Catorce expertos en la materia, de origen cholulteca y bajo la dirección del Instituto Nacional de Antropología e Historia, lo convierten en el mejor de toda la mixteca. Los retablos de las paredes y techos son cubiertos con lámina de oro y lucen refulgentes; estará listo a mediados de este año.

En Tecomatlán existen múltiples instalaciones educativas, algunas con aulas que cuentan con aire acondicionado. Desde una ludoteca infantil hasta bachilleratos, un Tecnológico (con tres ingenierías), una normal, y desde luego primarias y secundarias.

Nos cuentan que ahí no hay desempleo. Por el contrario, absorbe toda la mano de obra disponible en la región mixteca. La construcción de instalaciones, el mantenimiento de las mismas y los servicios que reclama una gran población estudiantil y docente, han creado múltiples empleos y negocios que son fuente de ingresos para los vecinos.

La cereza del pastel es la casa social del lugar, y sede de Antorcha. La sala estelar es una enorme biblioteca, comparable en instalaciones y contenido bibliográfico con las mejores de la capital. El sitio exhala aroma a madera fina y libros, cuenta con aire acondicionado. Irradia cultura y excelente gusto. Parece un templo para la lectura.
Se utiliza también, este bello recinto, para conferencias y conciertos. Cuenta con un piano de media cola, donde el destacado maestro, compositor, arreglista y pianista Joaquín Borges, ofreció un magnífico recital, el día de la visita.

Ahí habla el líder nacional de Antorcha, Aquiles Córdova. Admite que la organización tiene detractores, pero que los antorchistas en este lugar, han demostrado que se puede abatir la pobreza, sin violentar las leyes ni romper el orden legal. Dice que lo que aquí se ve es una muestra de autoempleo y que del lugar la gente ya no se va por hambre –como sucede en el resto de la mixteca-, se van en todo caso porque quieren mejorar.

“Aquí queda demostrado que si la gente quiere mejorar tienen que trabajar, tiene que participar; aquí hay una derrama semanal de aproximadamente un millón de pesos, aquí hay gente honrada trabajando, gobernando; aquí hemos tratado de hacer como un pequeño modelo de lo que creemos que se puede hacer en el país, es como un modelo a escala, como una escuelita, de lo que es posible hacer en el país si se maneja el dinero honradamente”, sostiene Aquiles.

Después se habla de música, de cultura y de la vida en esta sorprendente comunidad, que emerge y brilla con una personalidad y características singulares, que la convierten en un oasis en la mixteca, donde la cultura y el deporte viven un encuentro armónico que se aprecia en cada calle, en cada rincón. Así es Tecomatlán a vuelo de pájaro."

Tecomatlán, un oasis en la Mixteca

Xavier Gutiérrez
E-consulta.com.

¡Sea el primero en escribir un comentario!

---ooOoo---