También Houston se inunda por negligencia de las autoridades

**En todos lados se cuecen habas. En Houston y su area metropolitana, se siguen construyendo asentamientos en lugares inundables y de alto riesgo, igual que en Chihuahua.


También Houston se inunda por negligencia de las autoridades

La Crónica de Chihuahua
10 de agosto, 10:00 am

Houston es la ciudad de EEUU más afectada por inundaciones y la que más muertes y lesiones registra por esta situación. Expertos consideran que la situación está empeorando.

Por: Liliana Cadavid

Houston, Texas - “Houston, tenemos un problema”, y uno muy grave que aún no
parece tener una solución clara. De hecho está empeorando, según expertos locales.

Las inundaciones que se están registrando en Houston y poblados aledaños esta semana, causadas por lluvias torrenciales que dejan muerte y destrucción a su paso, reavivan el tema de la vulnerabilidad al desastre de la cuarta ciudad más grande de EEUU.

En general, las inundaciones recientes en varias regiones del estado son “las peores que he visto en los 14 años que he vivido en Texas”, dijo Samuel Brody, director del Centro de Playas y Costas de Texas de la Universidad Texas A&M.

“Aquí aceptamos un riesgo mayor, en parte porque no queremos restringir...
“Aquí aceptamos un riesgo mayor, en parte porque no queremos restringir el desarrollo, aunque ese desarrollo con frecuencia sea arrasado por las aguas”. Samuel Brody. Foto: Liliana Cadavid
Un total de 16 personas, incluyendo 9 soldados, han muerto esta semana en Texas debido a las inundaciones.

Brody, quien ha investigando el tema de las inundaciones en Houston y en la zona costera de Texas durante los últimos 8 años, cree que no ha habido mejoras. De hecho el problema ha empeorado.

«Definitivamente, la situación es cada vez peor. Nuestra investigación muestra que está empeorando», dijo Brody al tiempo que advirtió que Houston está sujeta a una doble amenaza de inundaciones, por agua proveniente del mar y del cielo.

Hay zonas que son muy vulnerables y problemáticas, afirma Brody, pero se siguen construyendo estructuras, pavimentando terrenos y ubicando más y más personas en esas áreas. «Eso está incrementando los costos de las inundaciones y cobrando vidas».

“Houston es la ciudad más impactada por inundaciones en Estados Unidos y el lugar donde más muertes y lesiones se registran por este problema en comparación con otras ciudades del país”. Samuel Brody.

Según datos estadísticos, entre 1960 y 2008 en Texas hubo 840 muertes y más de 7 mil lesiones relacionadas con inundaciones. Esto pone a Texas en un vergonzoso primer lugar en la nación, con registros casi tres veces más altos que South Dakota, el segundo estado en la lista.

Y Houston, dentro del escenario estatal no sale bien librada. De acuerdo con datos de Centro de Investigación del Clima (WRC), entre mediados de 1970 y abril de 2016, en el área metropolitana de Houston han ocurrido al menos 26 eventos de inundaciones significativas.

La explicación del porqué estos eventos de inundaciones severas siguen ocurriendo en Houston (y cada vez parecen afectar nuevos sectores) se orienta hacia la forma en que se evalúa el riesgo y los criterios que se emplean para delinear los planos de zonas inundables.

De acuerdo con Brody, la zonas de inundación delimitadas por la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias FEMA están dadas por parámetros para medir el riesgo que son, de alguna manera, permisivos.

Mientras que en EEUU se usa un marcador de riesgo basado en una tasa de inundación a 100 años (lo que significa que cada año hay un 1% de probabilidad de inundación), en países como Holanda la tasa de riesgo que se usa oscila entre 1,250 a 10 mil años.

“Aquí aceptamos un riesgo mayor, en parte porque no queremos restringir el desarrollo, aunque ese desarrollo con frecuencia sea arrasado por las aguas”, explicó Brody. “Además, la forma en que medimos el riesgo es completamente al azar, es decir, no está basada en la realidad del impacto de las inundaciones, sino en un marcador subjetivo del riesgo”.

¿Está Houston lista para una tormenta de grandes proporciones?

Una investigación realizada por la organización ProPublica y publicada el pasado mes de marzo, en asocio con el portal noticioso Texas Tribune, afirma que la tormenta perfecta (aquella que traerá vientos de más de 100 millas por hora y enormes marejadas) ocurrirá en cualquier momento. La cuestión no es si ocurrirá, sino cuándo, sostiene la investigación.

La probabilidad de que ocurra una tormenta de tal magnitud, según ProPublica, es mucho mayor que la posibilidad de morir en un accidente de coche o en un asalto arma de fuego, y 2.400 veces mayor que la probabilidad de ser alcanzado por un rayo.

La temporada de huracanes de 2016 acaba de iniciar y los meteorólogos afirman que será un poco más activa que otros años.

“Yo no sé acerca de una tormenta perfecta, pero lo que es cierto es que el área de Houston será objeto de un importante evento de huracanes e inundaciones en el futuro”, dijo Brody.

Pero ni la ciudad de Houston ni las poblaciones costeras están preparadas para enfrentar un escenario de ese tipo.

En el 2008, cuando se pronosticó que el huracán Ike tocaría tierra en las costas texanas, científicos, meteorólogos, economistas y oficiales públicos creyeron, basados en los modelos de predicción, que esa sería la tormenta perfecta, de acuerdo a la publicación de ProPublica.

De hecho, el Servicio Nacional de Meteorología emitió una catastrófica advertencia:

«Todos los vecindarios y posiblemente comunidades costeras completas, serán inundadas. Las personas que no hagan caso a las órdenes de evacuación en casas unifamiliares de uno o dos pisos, se enfrentará a una muerte segura».

Afortunadamente, poco antes de que Ike tocara tierra, cambió su curso levemente y el impacto fue mucho menor de lo esperado. Aún así, 74 personas murieron y hubo daños materiales por valor de $30 millones. Ike sigue siendo el tercer huracán más costoso, después de Katrina y Sandy.

Desde entonces, oficiales públicos, autoridades locales, políticos y la comunidad científica han venido contemplando posibles medidas para proteger la región de un eminente evento meteorológico de grandes dimensiones.

Pero casi ocho años después de Ike, no hay una estrategia en marcha.

“Estamos sentando patos. No hemos hecho nada para asegurar la costa, para agregar capacidad de recuperación”, dijo el profesor e investigador de la Universidad Rice Phil Bedient a ProPublica.

“La investigación ya está, el apoyo local existe, hay acuerdo entre las instituciones de investigación, toda está listo”, dijo Brody. “Lo que está faltando es el compromiso y liderazgo del estado”.

ProPublica argumenta en su investigación que es probable que otra tormenta devastadora golpee la región mucho antes de que se tomen acciones.

El Comisionado de Tierras de Texas, George P. Bush, le dijo a ProPublica que esta realidad lo desvela, y admitió que el proceso [de tener un sistema de protección costera] tomará años. “Quizás no lleguemos a ver finalizado un proyecto de este tipo en nuestra vida”, dijo Bush.

Por su parte, el alcalde de Houston, Sylvester Turner, habría expresado a través de una declaración escrita enviada a ProPublica, que sólo una pequeña parte de la ciudad de Houston está en riesgo por los efectos de una gran marejada generada por un huracán.

Posteriormente, en un segundo comunicado, dijo que era el gobierno federal el encargado de proteger la región de Houston de un huracán “monstruoso”.

Se estima que Houston es azotado por una fuerte tormenta en promedio cada quince años. Ike ocurrió hace ocho.

¡Sea el primero en escribir un comentario!

---ooOoo---