Será Noel Chávez Velázquez el “primer priista del estado”

**Después de esta elección, el PRI no tiene capital, ni Delicias ni municipio alguno con más de 100 mil habitantes.


Será Noel Chávez Velázquez el “primer priista del estado”

La Crónica de Chihuahua
15 de junio, 13:41 pm

Por: Alejandro Salmón Aguilera/ ahoramismo.mx

A estas alturas del proceso electoral, algunos actores del PRI se han acercado a quien esto escribe a preguntarle si les fue peor en este 2016 que en aquel ya lejano 1992, cuando perdieron por segunda vez en la historia una elección de gobernador, justamente en Chihuahua.

La respuesta es fácil: definitivamente, en este 2016.

Nada más hay qué ver las condiciones en la que quedó el PRI hace 24 años, cuando el panista Francisco Barrio ganó la elección de gobernador, para medir la precariedad en la cual quedó después del 5 de junio pasado.

En ese 1992, el PRI logró rescatar el gobierno de la capital del estado, con un alcalde fuerte como Patricio Martínez García que desde el primer día se convirtió en una figura referencial que llegó a ser casi un vice-gobernador del estado. La solidez política de “Patricio”, como quedaría registrado en la memoria colectiva de Chihuahua, fue de tal magnitud que seis años después le arrebató la gubernatura al PAN.

Además, el PRI se quedó aquella vez con Delicias, uno de los municipios más poblados, con el alcalde Rogelio Bejarano, quien le dio pelea al gobierno panista cuando le disputó por la vía judicial la titularidad del Registro Civil.

Después de esta elección, el PRI no tiene capital, ni Delicias ni municipio alguno con más de 100 mil habitantes.

Lo más nutrido que logró rescatar fue el municipio de Guadalupe y Calvo, que tiene una población de 56 mil 130 habitantes, según la Encuesta Intercensal del INEGI, y un presupuesto anual de 209.4 millones de pesos, con cifras de la Ley de Ingresos del 2016.

Su otro gran enclave es Guachochi, municipio vecino, con 45 mil 544 habitantes y un presupuesto de 203.8 millones de pesos. Ambos municipios, ubicados en el sur-oeste de la entidad, aparecen en el cuadro de estadísticas de violencia con elevadas tasas de homicidios por cada 100 mil habitantes.

El otro municipio medio que logró rescatar el PRI es Jiménez, que tiene 42 mil 860 habitantes y un presupuesto de 131.2 mdp.

En términos de la política clásica, que Noel Chávez Velázquez, presidente municipal electo de Guadalupe y Calvo, sería el “Primer priista de Chihuahua”.

Visto el panorama, así nada más, el PRI del 2016 bien podría envidiar a quienes estuvieron en el 1992 para reconocer su derrota ante Francisco Barrio en la elección estatal y ante Francisco Villarreal (q.e.p.d.) en la elección municipal de Juárez, por mencionar al municipio más poblado de cuantos ganó el PAN en aquella ocasión.

Todo eso, por no hablar de la conformación del Congreso del Estado. El PRI era una primera minoría donde actuaban figuras que luego llegaron a destacar en el ámbito político local y nacional, como Graciela Ortiz, actual senadora de la República; Manuel Chávez, dos veces diputado local; Héctor Baeza, hermano del ex gobernador Reye Baeza y quien luego de la diputación fue electo alcalde de Delicias, por mencionar algunos.

No hay ni punto de comparación: el del 2016 es el PRI más maltrecho de cuantos hayan visto las últimas generaciones.

¡Sea el primero en escribir un comentario!

---ooOoo---