Salvadoras alianzas

EDITORIAL


Salvadoras alianzas

La Crónica de Chihuahua
17 de julio, 21:00 pm

Para la próxima elección presidencial, ninguno de los partidos oficiales que gobiernan al país goza de la confianza ni de la simpatía del electorado nacional; todos ellos se sienten incapaces de obtener por sí solos la mayoría de votos, como consecuencia de los resultados en los últimos comicios celebrados en México: un abstencionismo creciente, indiferencia o rechazo de la población hacia todos los partidos políticos tanto de derecha como de izquierda y menor porcentaje de la votación para el candidato de cada partido.

Ejemplos del fenómeno son el gobierno de la Ciudad de México, con una izquierda dividida, y la reciente elección de gobernador en el Estado de México (Edomex), donde el Partido Revolucionario Institucional, que en otros tiempos ganaba apabullantemente, hoy estuvo a punto de ser derrotado por su propia impopularidad.

La izquierda se encuentra hecha pedazos y los partidos más fuertes de la “oposición”, Acción Nacional (PAN) y de la Revolución Democrática (PRD), se encuentran debilitados y temerosos ante el nuevo equilibrio de fuerzas en la política electorera nacional.

Pero la partidocracia mexicana ha encontrado una nueva ruta, una tabla salvadora que puede evitar su derrota en la carrera sexenal que está a punto de arrancar. Esa tabla de salvación son las alianzas, que los obligarán a dejar a un lado sus diferencias y antiguas rivalidades; les bastará entonces con tener un denominador común: ser partidos que gobiernen una porción importante del territorio nacional.

La alianza está anunciada, las cúpulas han pactado ya, sin mucha consideración de lo que opinen sus mayorías internas, de por sí divididas. Frente a esta coalición de grandes partidos se dibuja cada vez más clara la figura de otra posible coalición: la de los pequeños partidos de izquierda que solos no podrían subsistir, partidos que el Movimiento Regeneración Nacional (Morena) trató de aglutinar para vencer en las pasadas elecciones del Edomex.

Finalmente, en esta época de alianzas y coaliciones con miras a la elección presidencial, surge un acontecimiento político sorpresivo: antiguos operadores del PAN se han acercan a Morena; son los mismos personajes que recaudaron fondos empresariales para la campaña de Vicente Fox y que en su momento fueron sometidos al escrutinio público; pero ahora han descubierto que Andrés Manuel López Obrador (AMLO) es el candidato idóneo a la presidencia de la República y le hacen guiños que no son mal vistos por éste; seguramente le ofrecen los mismos servicios que al panista, excelentes para su tercera y última oportunidad de escalar a Los Pinos. Tal alianza llevaría a AMLO al extremo de su “honestidad valiente”. ¡Cosas veredes…!

¡Sea el primero en escribir un comentario!

---ooOoo---