Restauran 600 hectáreas de la Laguna Babícora

**Con ayuda de la comunidad de la colonia Nicolás Bravo, se desazolvó el canal, de esta forma se evita la concentración de sedimentos que hacen menos profunda la Laguna y por lo tanto que haya menos sitios para las aves.


Restauran 600 hectáreas de la Laguna Babícora

La Crónica de Chihuahua
1ro de octubre, 10:33 am

Pronatura Noreste

Chihuahua.- El programa de Conservación de Aves realiza acciones de protección y manejo de hábitat en la Laguna Babícora de Chihuahua. Conocida como la tierra de las grullas y gansos, Babícora es uno de los sitios más importantes en la ruta migratoria central. En ella se observan aves acuáticas migratorias como la Grulla Gris (Grus canadiensis), el Ganso Blanco (Chen caerulescens) y el Ganso de Ross (Chen rossii), así como diversos patos y aves playeras.

La Laguna Babícora no presenta un espejo constante de agua, es una ciénega natural que recibe escurrimientos de la zona de la sierra. Cuando la erosión hídrica ocurre, el suelo es depositado en la Laguna y provoca un azolve.

Con ayuda de la comunidad de la colonia Nicolás Bravo, se desazolvó el canal, de esta forma se evita la concentración de sedimentos que hacen menos profunda la Laguna y por lo tanto que haya menos sitios para las aves. También, para ayudar a que el agua pase sin residuos de suelo, cuando haya corriente, se construyeron presas de piedra en algunas cárcavas* de la zona.

Aunado a esto, con la comunidad del Ejido Peña Blanca se realizaron actividades de restauración de suelos en 600 hectáreas de la parte alta de la cuenca. Se construyeron terrazas individuales con renuevos de Táscate (Juniperus pinchotii), Pino (Pinus Engelmannii) y Encino (Quercus rugosa), ya que en años anteriores algunas prácticas agrícolas y forestales dejaron áreas desprovistas de vegetación, que provocaron degradación por erosión hídrica y eólica.

Con estas comunidades se trabaja bajo la Servidumbre Ecológica como instrumento de conservación. En este acuerdo los propietarios destinan de forma voluntaria el uso del predio a favor de los recursos naturales y la biodiversidad, para la protección del hábitat de las aves migratorias neotropicales que visitan la Laguna Babícora. Hace seis años la colonia Nicolás Bravo destinó 6 mil hectáreas, y en 2015 el Ejido Peña Blanca 2 826 hectáreas, ambas con una vigencia de 20 años.

Para los siguientes dos años, el programa de Conservación de Aves proyecta continuar el trabajo con las comunidades para la protección de este sitio y desarrollar un Programa de Manejo para toda la Laguna.

*La cárcava es una zanja producto de la erosión que sigue la pendiente del terreno y constituye un cauce natural en donde se concentra y corre el agua de las lluvias. El agua que corre por la cárcava arrastra gran cantidad de partículas del suelo.

¡Sea el primero en escribir un comentario!

---ooOoo---