Reserva de la Biósfera de Mapimí, caso emblemático de impulso al turismo sostenible

**Debido al mito fantasioso de la «zona del silencio», hordas descontroladas de turistas engañados afectaban las condiciones de la Reserva de la Biósfera, por lo que se tuvo que prohibir el acceso al público, y hoy se practica ahí un turismo sostenible.


Reserva de la Biósfera de Mapimí, caso emblemático de impulso al turismo sostenible

La Crónica de Chihuahua
17 de mayo, 15:44 pm

Por S. Itazami Sandoval Trejo, DGDC-UNAM

Desde los años setenta se hablaba de la mítica la zona del silencio, lugar donde cayó una pieza de un satélite artificial, se perdían las ondas de radio y las manecillas del reloj causaban desorientación temporal. Algunos visitantes cuentan que el terreno era inestable y peligroso, que al parecer la naturaleza les impedía salir fácilmente de aquel desértico escenario.

Sin embargo, el único peligro que ahí se encontró era la presencia turística descontrolada y masificada, atraída por el mito que rodeaba la zona y que afectaba severamente las condiciones naturales de la Reserva de la Biósfera de Mapimí, la cual abarca los estados de Durango, Chihuahua y Coahuila.

En respuesta, la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (CONANP) en acción con los locatarios de la región, no tardaron en cerrar el acceso al público ya que es una reserva de importante categoría y en aquel entonces, poco valorada por los turistas quienes llegaban a invadir cualquier zona.

Desde el enfoque de la geografía regional, el doctor Álvaro López López, investigador del Instituto de Geografía de la UNAM, ha estudiado la dinámica turística en esta reserva. Su objetivo principal era desmitificar los fenómenos y en consecuencia, implementar acciones donde la naturaleza y la presencia humana mediante su actividad turística, pudieran convivir en equilibrio.

De acuerdo con el doctor López, la Reserva de la Biósfera de Mapimí es una zona particular por la presencia de hematita, mineral de hierro natural con propiedades magnéticas; a su vez, la reserva es el hábitat natural de diversas especies de cactáceas, mamíferos, reptiles y anfibios como la tortuga del desierto, la cual es altamente protegida.

Turismo sostenible

Hace unos años llegaban a Mapimí turistas para acampar, generando graves daños a la biósfera y a las comunidades locales por la contaminación con desechos, la intromisión a zonas de peligro, afección a los caminos, entre otras acciones que ponían en riesgo a las especies de la zona.

Por tanto al cerrar y crear un centro de visitantes, la propia comunidad local logró organizar la actividad turística para fomentar una convivencia de menor impacto ambiental.

“Antes las empresas turísticas gestionaban las visitas masivas a la reserva. Ahora es la comunidad quien controla el acceso al museo y a la zona interpretativa de la reserva, donde a través de senderos explican el valor real de las diferentes especies animales y vegetales”, comenta el doctor López.

Otra actividad que se pudo implementar fue el alojamiento en rancherías aledañas y la posibilidad de observar el cielo nocturno en el desierto.
En opinión del doctor López, el principal obstáculo al implementar un turismo sustentable ha sido la tradición turística como actividad económica, ya que el modelo de consumo ha crecido de manera exponencial generando una grave afectación ambiental.

En este sentido, comenta el investigador, el propio turista, las empresas, las comunidades y el gobierno, son responsables del comportamiento consumista, las demandas y presión a la que se someten los destinos naturales por maximizar la ganancia, sin ser demasiado conscientes de las afecciones que pueden ocasionar al medio ambiente.

El caso de la Reserva de Mapimí, es un ejemplo del turismo sostenible en México donde la comunidad se organizó a favor de la gestión turística en la región, basada en el cuidado de la zona, y al mismo tiempo, tratando de mantener el equilibrio con las necesidades de bienestar.

Este 2017, dedicado a celebrar el Año Internacional del Turismo Sostenible para el Desarrollo, es una oportunidad para reflexionar sobre las acciones y los casos de éxito que se han llevado a cabo en México y otros países para mejorar la relación entre la actividad turística y el ambiente.

¡Sea el primero en escribir un comentario!

---ooOoo---