Reportaje: San Miguel Monteverde Oaxaca, pueblo moderno en la Mixteca oaxaqueña

**La comunidad ya tiene los servicios básicos elementales, hoy van por la realización de un proyecto eco-turístico.


Reportaje: San Miguel Monteverde Oaxaca, pueblo moderno en la Mixteca oaxaqueña

La Crónica de Chihuahua
1ro de abril, 12:20 pm

Oaxaca.- “Existe confusión en algunos pueblos que escuchan hablar del Movimiento Antorchista, se cree que, al afiliarte a esta organización, los problemas de la comunidad se resuelven por sí solas; esa idea debe borrarse de nuestras mentes, los triunfos que podamos tener como pueblo es en la medida de la fuerza de nuestra lucha, Antorcha nos educa y nos orienta por el camino para el bien común”. Señaló Felipe Cruz Santiago, dirigente del Movimiento Antorchista en la agencia de San Miguel Monteverde, región de la Mixteca en Oaxaca.

San Miguel Monteverde, municipio de San Antonino Monteverde, tiene un total de 636 viviendas, de las cuales más del 92% cuenta con electricidad, el 96% con agua entubada, 98% cuenta con sanitario y el 90% de las calles se encuentran pavimentadas con sistema de drenaje en construcción.

“Antorcha somos todos los que tenemos el gusto y el placer de elegir a esta organización como parte de nuestra vida. Hay muchos mitos detrás de un antorchista, mitos que de todas las formas han intentado detener la lucha de cada uno de los que formamos parte de esta organización, pero a la gente les decimos que se guíen por los hechos y no por palabras”, argumentó Cruz Santiago, mientras se imponía ante la entrevista.

El pueblo de San Miguel Monteverde nació por primera vez en los años 30 en pequeños barrios dispersos en la zona de la región mixteca oaxaqueña, aunque hay indicios de que ya existía, previo a los años de la revolución mexicana. Ante la necesidad de los pobladores de implementar diversos servicios públicos que pudieran satisfacer las necesidades de sobrevivencia, se obligaron a buscar una reubicación. Fue así como en 1990, Alejandro Luján, ingeniero de profesión, realizó los levantamientos topográficos para que después de este año, el pueblo en forma de espiral volviera a nacer como San Miguel Monteverde, un destino perfectamente planeado, y que 30 años más tarde, San Miguel El Viejo ya sería historia.

San Miguel Monteverde, el valor de la palabra

A finales de los años 80’s Pablo Cruz Cruz, oriundo de la comunidad y profesor rural, conoció a Gabriel Hernández García, entonces dirigente estatal del Movimiento Antorchista en Oaxaca, le platicó sobre la situación por la que estaban atravesando los habitantes de San Miguel Monteverde (el viejo) y sobre la urgencia de los servicios básicos en la comunidad, este aceptó abanderar la lucha de esta comunidad indígena y se decidió que la solución sería reacomodar la población en un área con el terreno adecuado para el acceso de la comunicación y todos los servicios que se requieran y tras varias consultas, reuniones con autoridades locales, gestiones ante el gobierno del estado, estudios diversos, finalmente en 1990 se llevó a cabo el trazo de la población en los terrenos de El Llano, ubicado a unos 10 km de distancia del viejo asentamiento. En 1991 se realizó la lotificación y distribución entre los vecinos. Finalmente, el 17 de octubre de 1994, Pablo Cruz se reunió en la comunidad con autoridades y ese mismo día el dirigente estatal de Antorcha también estuvo presente para realizar la inauguración del Pueblo.

31 años después, domingo 22 de marzo de 2020, ocho de la mañana, es día del tequio en la comunidad, como parte del tributo laboral que cada integrante debe rendirle a su terruño, porque en San Miguel Monteverde, el ciudadano vale por el compromiso que asume en velar por los intereses del colectivo. No hay cabida para los intereses rapaces. En San Miguel Monteverde se ahorran las palabras y se derrochan acciones; en su sistema de comunicación predominan los signos y símbolos, es decir, una mirada, una mueca, un silencio, allá todo comunica.

El pueblo vive para honrar lo sagrado y para ellos la tierra es lo sagrado, la historia de su pueblo es sagrada también. Cuando Felipe Cruz Santiago habla de San Miguel Monteverde, ni si quiera sonríe, sólo se detiene y todos lo hacen junto con él, cuidadosos con las palabras porque éstas deben ser precisas, cuando titubea los demás refuerzan el discurso y se escuchan voces que ellos comprenden.

Los años son experiencia y la juventud significa propuesta, los de San Miguel Monteverde lo tienen claro, por eso Eleazar Cruz López, de 28 años de edad, es el agente municipal y junto con él los “nuevos jóvenes” aprenden.

“Hemos cantado muchas victorias, hemos festejado muchos triunfos, pero no hemos bajado la guardia, aún quedan muchas tareas por hacer, es por eso que todos los días la meta de un antorchista es convencer a otro, hermano, amigo, vecino, conocido, de la importancia de educarnos y transformar conciencias, sobre cómo defender a nuestra organización”, dijo Heliodoro Hernández Bautista, vecino de la comunidad y líder natural de la misma.

San Miguel Monteverde es el claro ejemplo de que, sólo organizados, se pueden cubrir las necesidades de los pueblos en agua, drenaje, pavimentación de calles, electrificaciones y alumbrado público, hoy ellos quieren poner en marcha un proyecto eco-turístico que comprendan la construcción de museos, centros recreativos, pistas para motocross, tirolesa, cabañas, impulso de negocios de alimentos y bebidas; además de proyectos agropecuarios para garantizar e impulsar la producción de alimentos para autoconsumo. En fechas recientes, los pobladores lograron que a San Miguel Monteverde entrara la cobertura de la red de telefonía celular, con lo cual esta comunidad sigue rompiendo con la brecha tecnológica que existe en el estado.

En la Mixteca oaxaqueña, ¿quién defiende los derechos de los pueblos originarios?

En lo que va del año 2020, la dirigencia estatal de Antorcha que encabeza Dimas Romero González y el comité regional del Movimiento Antorchista en la Mixteca, han entregado más de 100 toneladas de materiales para vivienda, este logro no queda en el anonimato, a pesar de que hay silencio entre los medios de comunicación, los pobladores lo saben y pregonan la noticia, ellos hablan de que contar los beneficios que “la organización” (Antorcha) ha llevado a la región sería tarea de nunca acabar, y lo sintetizan diciendo: “son muchísimas”. Obras y servicios que se han llevado a las comunidades más pobres de la región con el respaldo del Movimiento Antorchista, son muchas, pero San Miguel Monteverde ha sido el pueblo modelo en desarrollo y gestión. Después de 1994 se asignaron cerca de 200 mil pesos para el financiamiento de la obra de agua potable para la comunidad. Tan solo en el proyecto de rehabilitación de la línea de conducción y construcción de tanque de almacenamiento de agua potable se realizó una inversión superior al millón de pesos.

Se pavimentaron las calles Pablo Cruz Cruz y Gabriel Hernández con concreto hidráulico en el que se invirtieron cerca de tres millones de pesos.

Con la labor de gestión de Antorcha ante dependencias de gobierno, además de la contribución del club de migrantes y la cooperación de los habitantes del pueblo, se construyó la agencia municipal con un monto de 6 millones de pesos.

La comunidad en coordinación con la dirigencia estatal de Antorcha, gestionaron una moto-conformadora para las labores de infraestructura que se requieran en la comunidad.

Los diputados federales de la bancada del Movimiento Antorchista Nacional etiquetaron más de 10 millones de pesos para la pavimentación con concreto hidráulico en distintas calles de la comunidad.

Se invirtieron cerca de dos millones de pesos para la construcción de un techado para la escuela telesecundaria.

Para la fachada principal de la agencia municipal, también se invirtieron cerca de dos millones de pesos.

El papel del comité municipal de Antorcha ha sido el de principal promotor del desarrollo de San Miguel Monteverde, su estructura política, ha brindado certeza y seguridad de que cada una de las demandas tendrán resultados de éxito.

En Oaxaca, actualmente hay por lo menos 400 organizaciones que portan la bandera sobre la defensa de los derechos humanos y de los pueblos originarios, poco se sabe de las labores sociales que realizan gran parte de ellas, pero lo que sí es seguro es que han hecho uso de los pueblos originarios parte de su promoción para lograr vigencia sin que nada aporten al desarrollo de estos.

Los mártires de San Miguel Monteverde

El 2 de abril de 1936, se escribió un documento firmado por Raúl Bibiano Gutiérrez S., maestro rural federal, también firmaron los albañiles Sebastián Núñez y Marciano Gutiérrez S., fundadores, hoy mártires del pueblo, según se indica en el papel, ellos estaban colocando la primera piedra de lo que fue la primera escuela de la comunidad. Este escrito fue encontrado en una botella de vidrio en la profundidad de los cimientos de la antigua institución educativa de San Miguel Monteverde “El Viejo”. Se narran las ambiciones de los fundadores de la comunidad, desde la colocación de la primera piedra se visualizó como un proyecto que “servirá de recuerdo para la generación que elevarán, aun no solo como matiz de esta raza, sino para alcanzar el orgullo del girón de la tierra mexicana”, dice un fragmento del documento.

Continúa… “quedase como una reliquia de fe, y de entusiasmo el presente documento que atestigua como si fuese el collar de una divinidad superficial y que conducirá a esta raza, en los andenes del progreso y de civilización, en prestigio de los nombres y en decoro de la patria, frutos obtenidos en principio por los esfuerzos de la sagrada REVOLUCIÓN”.

Años más tarde, también Pablo Cruz Cruz, sería un nuevo mártir considerado por los habitantes de San Miguel Monteverde, quien el 5 de enero de 2007 perdería la vida en un accidente, para entonces el proyecto que inició junto con cientos de pobladores ya se estaba consolidando como ellos alguna vez lo visualizaron. Pablo Cruz, sigue vivo en el imaginario colectivo, su nombre quedó plasmado en una de las calles de la agencia municipal, además de que en el Movimiento Antorchista, él es uno de los hombres clasificados como de los más grandes líderes mixtecos que haya dejado gran legado como fruto de la lucha de un pueblo organizado en el Movimiento Antorchista.

¡Sea el primero en escribir un comentario!

---ooOoo---