Realizan masiva demostración pública de apoyo a Maduro, tras el atentado

**Por el caso de intento de magnicidio, han sido detenidas seis personas que podrían enfrentar cargos por traición a la patria, homicidio frustrado y terrorismo, entre otros delitos.


Realizan masiva demostración pública de apoyo a Maduro, tras el atentado

La Crónica de Chihuahua
6 de agosto, 20:45 pm

Caracas.- «Maduro, pa’rato garante de paz y futuro». La frase se leía el lunes junto a una imagen del presidente venezolano Nicolás Maduro en una pantalla que fue colocada en una tarima en el norte del palacio presidencial mientras miles de empleados públicos y seguidores del gobierno marchaban por el centro de Caracas en apoyo al mandatario. De manera paralela, las autoridades decían avanzar en las investigaciones sobre el intento de atentado contra él.

Por el caso han sido detenidas seis personas que podrían enfrentar cargos por traición a la patria, homicidio frustrado y terrorismo, entre otros delitos. A pesar de que se informó desde temprano que ya se había identificado a los implicados, las autoridades aún no han difundido sus nombres.

Vestidos en su mayoría con camisas rojas y entonando canciones populares, miles de manifestantes se concentraron en calles del centro de la capital venezolana, desde donde marcharon hacia el palacio de gobierno para expresar su respaldo a Maduro tras el intento de magnicidio que sufrió el sábado durante un desfile militar.

El mandatario, que suele aparecer en las concentraciones que se realizan en el palacio presidencial, no participó en el acto.

«No puede haber más perdón», dijo en un discurso el presidente de la Asamblea Nacional Constituyente, Diosdado Cabello, al exigir a las autoridades judiciales actuar en el caso mientras una multitud coreaba «si se prende un peo (un conflicto) con Maduro me resteo».

Al endurecer su discurso, Cabello acusó a la derecha de haber «pasado la raya» y criticó a los partidos opositores por no condenar el atentado. «Todo aquel que esté señalado tiene que cumplir la pena que establezcan las leyes», agregó.

«Estoy aquí para darle gracias a Dios porque la oposición no cumplió su objetivo», indicó Fernando Balán, un comerciante de 67 años, mientras caminaba en medio de la concentración oficialista. Balán afirmó que de morir Maduro «estaríamos sumergidos en una catástrofe. Aquí estuviéramos matándonos los venezolanos».

Mientras comía un pan con jamón sentado en medio de la calle, Ramón Duarte, un vigilante público de 56 años, expresó que la «revolución tiene que dar demostraciones de fuerza» para hacerle frente a los sectores adversos al gobierno. Duarte descartó que el atentado del sábado pueda desalentar a los simpatizantes del gobierno. «Hay que apoyar esta revolución aunque tenga sus reveses, aunque tenga sus errores», agregó.

Horas antes, el fiscal general Tarek William Saab anunció desde la sede del Ministerio Público que conocían quiénes son los autores materiales, colaboradores, y las personas que armaron los explosivos que se colocaron en los dos drones utilizados durante el atentado, así como las supuestas conexiones internacionales de los participantes en la acción, pero no dio más detalles.

Saab confirmó la detención de dos personas que fueron señaladas por testigos como aquellas que operaron desde un vehículo uno de los drones que se estrelló contra un edificio próximo al lugar donde se realizó el desfile. Las autoridades informaron el domingo que por el caso han sido apresadas seis personas de las que se desconoce su identidad.

En redes sociales se difundió el lunes un video de una mujer que denunció que su familiar fue arrestado por el caso, pero las autoridades no se han pronunciado al respecto.

El fiscal agregó que el caso está vinculado con una investigación sobre un «ataque terrorista» que ocurrió hace un año.

Los procesados por el atentado serían acusados de los delitos de traición a la patria, homicidio intencional en grado de frustración contra Maduro, homicidio frustrado contra los siete militares que resultaron heridos, lanzamiento de artefactos explosivos, terrorismo, asociación para delinquir y financiamiento de terrorismo, precisó el funcionario.

El ministro de Relaciones Interiores, mayor general Néstor Reverol, reveló en la víspera que en el intento de magnicidio se utilizaron dos aeronaves no tripuladas a distancia, modelo DJI M600, que llevaban cada una un kilogramo de explosivo denominado C4.

Uno de los drones, que sobrevoló cerca de la tribuna presidencial, fue desorientado con equipos «inhibidores de señales» y fue activado por las autoridades fuera del perímetro de la tribuna presidencial, mientras que el segundo perdió el control y cayó

El gobierno venezolano afirmó en un comunicado que resultaba «sospechoso» que la única posición de Colombia sobre el caso sea la «defensa a ultranza» del mandatario saliente Juan Manuel Santos, quien fue señalado el sábado por Maduro de estar detrás del intento de magnicidio junto con miembros de la derecha local e internacional.

¡Sea el primero en escribir un comentario!

---ooOoo---