Rarámuris exigen que policías estatales salgan de su territorio

**Integrantes del Ejido Laguna, de Bocoyna, denunciaron protección para la empresa TransCanada por parte de policías estatales, y que la presencia policiaca no garantiza la persecución de otros delitos como la tala ilegal, que está en su apogeo.


Rarámuris exigen que policías estatales salgan de su territorio

La Crónica de Chihuahua
20 de agosto, 08:38 am

La Jornada/
Jesús Estrada, corresponsal

Chihuahua, Chih.- Indígenas rarámuris exigen que policías estatales salgan del territorio de su comunidad, en el segundo día del plantón que instalaron frente a palacio de gobierno para denunciar el desalojo violento de la Comisión Estatal de Seguridad (CES) en ejido Laguna, municipio de Bocoyna, y pedir que la empresa TransCanada los reciba y negocie un pago justo por la construcción del gasoducto Encino-Topolobampo en territorio comunal.

Integrantes de la comunidad denunciaron protección para la empresa TransCanada por parte de policías estatales, pues la presencia policiaca no garantiza la persecución de otros delitos como la tala ilegal y están en la comunidad solamente para cuidar el gasoducto.

Pidieron que los agentes de la Comisión Estatal de Seguridad se vayan, ya que temen represalias después de que denunciaron el desalojo violento del plantón que mantenían en una de las válvulas del gasoducto.

Este martes protestaron en Congreso del Estado, donde reiteraron la exigencia a TransCanada de firmar un convenio que les garantice reparación del daño por permitir la afectación de tierras ejidales.

Fueron recibidos por los diputados locales Miguel Vallejo de Movimiento Ciudadano, René Frías de Nueva Alianza e Imelda Beltrán del PRI, además anunciaron que acudirán a la sede de la Comisión Estatal de Derechos Humanos para interponer una denuncia por lesiones, detención arbitraria y uso excesivo de la fuerza.

Señalan que los agentes solamente cuidan los intereses de la empresa y explicaron que cerca de mil hectáreas de bosque han sido taladas en el polígono de la comunidad, sin que la autoridad intervenga para contener a grupos del crimen organizado, pero los más de 50 policías actuaron contra los comuneros con exceso de violencia e incluso detuvieron a 15 personas.

El vocero de la Fiscalía General del Estado, Carlos Huerta, confirmó que se inició una investigación para dar seguimiento a la denuncia pública de los indígenas de Ejido Laguna, por probables excesos de la Policía Estatal.

¡Sea el primero en escribir un comentario!

---ooOoo---