¿Quién paga la guerra de lodo contra Antorcha?

**Echar a andar la máquina de lodo contra el pueblo que protesta legítimamente, no es nuevo ni es de izquierda ni de gobiernos progresistas y auténticamente humanistas; corresponde a viejas prácticas de quienes han dominado a los pueblos.


¿Quién paga la guerra de lodo contra Antorcha?

La Crónica de Chihuahua
29 de enero, 17:38 pm

Por Homero Aguirre Enríquez

Echar a andar la máquina de lodo contra el pueblo que protesta legítimamente, no es nuevo ni es de izquierda ni de gobiernos progresistas y auténticamente humanistas; corresponde a viejas prácticas de quienes han dominado a los pueblos.

Las maniobras de un gobierno o una clase dominante, para construir a un enemigo al cual echarle la culpa y con el cual mover a la gente a su favor y justificar lo injustificable, tampoco es nuevo ni progresista. Lo han usado las dictaduras más feroces que conoce la historia. Así se han justificado agresiones, saqueos y hasta exterminios de grupos humanos.

La campaña negra contra Antorcha, con beneplácito de altos niveles del nuevo gobierno, busca colocarnos como delincuentes a los cuales hay que despreciar o extinguir si fuera necesario. Una verdadera infamia y una injusticia.

¿Por qué nos declaran la guerra?

Por decir que la política social contra la desigualdad y la pobreza no puede restringirse a regalar algunas monedas (aunque sea mediante tarjetas) sino que debe incluir un aumento salarial de varios cientos de pesos diarios por trabajador, y una política fiscal progresiva que obligue a pagar más impuestos a los multimillonarios para poder dotar de servicios a toda la población.

Como no pueden decirnos que estamos equivocados por reclamar eso; como saben que millones de mexicanos están inconformes porque seguirán sin agua, luz, drenaje, pavimento, vivienda digna, etc.; como saben que somos los únicos capaces de movilizar a millones de personas para exigirlo, se dedican a diario a echarnos encima su máquina de fabricar fango.

Mexicano: quieren convencerte de que cometemos un delito al hacernos autosuficientes para dar nuestra lucha social. Esos políticos que, ahora vestidos de otro color, han vivido toda su vida del presupuesto público, pagan campañas mediáticas para linchar a los únicos que hemos trabajado más de 44 años para tener independencia económica para poder organizar a los más pobres de México y luchar contra su pobreza. Reiteramos, toda la actividad financiera de Antorcha es pública y está sometida a las leyes mexicanas. No apareció en el sexenio anterior sino que tiene décadas.

El que nos acuse de lo contrario, está obligado a probarlo, sea quien sea.

Millones de mexicanos trabajadores somos dignamente antorchistas; nos hemos organizado para exigir progreso para nuestros pueblos y colonias y no retrocederemos ni renunciaremos a nuestros derechos. Repudiamos la guerra de lodo; queremos obras públicas, vivienda digna, apoyo para producir. Y lucharemos por lograrlo.

Y ahora yo pregunto:

¿Alguien paga la guerra de lodo contra Antorcha, o es vocación democrática y espíritu de investigación lo que mueve a SinEmbargo y otros de su especie a lanzarse contra Antorcha?

¡Sea el primero en escribir un comentario!

---ooOoo---