Piden alimento y escriben cartas para ser escuchados

**Se mantienen en casa, a salvo de la pandemia, pero no tienen ingresos y se encuentran al borde del hambre y la desesperación. Son trabajadores asalariados en suspenso.


Piden alimento y escriben cartas para ser escuchados

La Crónica de Chihuahua
9 de junio, 07:11 am

San Juanito, Chihuahua.- Perdieron sus empleos, los mandaron a “descansar”, pero sin salarios y sin ahorros. Ahora no tienen qué comer, por lo que están recurriendo a enviar cartas al gobernador del estado, para ver si dentro del presupuesto, que ellos saben que es de todos y para todos, les destina algo con lo que puedan sobrevivir.

Piden alimentos. Que les sean suministradas despensas. “Por favor –le escribe, desesperada, una ciudadana de San Juanito al gobernador Javier Corral-, agradeceremos mi familia y yo su apoyo”.

En éste, que es el poblado más grande y poblado del municipio de Bocoyna, la gente vive del trabajo en los aserraderos, del comercio y de lo que deja el turismo. “De lo que dejaba el turismo”, aclaran de inmediato, o más bien, de lo que dejaba todo lo demás, porque ahorita no se practica nada de esas actividades.

“Mi nombre es Omar Alexis Suárez González. Señor gobernador del estado de Chihuahua: Le escribo esta carta para pedirle ayuda, ya que ahora no tengo trabajo debido a que mantenemos un aislamiento, y estoy batallando para tener mis alimentos, porque no gozo de un salario fijo. Sin más y esperando tenga usted a bien responder mi petición de manera favorable, me despido. Atentamente.”

María Luisa González Morán le dedica su carta también al gobernador Javier Corral con la misma petición de que “nos apoye con algunas despensas debido a la pandemia y la crisis económica que ha empeorado”. A ella la “descansaron” sin goce de sueldo de su trabajo de aseo en casas. Escribe “desde el Kilómetro 80, San Juanito, municipio de Bocoyna”.

Y del Kilómetro 79, también del Seccional de San Juanito, Laura Pérez Vega le pide al señor gobernador su ayuda, “ya que ahora que estamos en cuarentena, estoy batallando ‘un poco’ (así dice, minimizando su angustiosa situación), porque en mi empleo ya no estamos trabajando, pues no tenemos para los gastos”. Laurita labora en un aserradero, donde hace cajas de madera para el empaque de las manzanas que se producen en Guerrero y Cuauhtémoc, y ahorita no hay demanda del producto que ella elabora.

Hay muchas más cartas de San Juanito para el gobernador Corral Jurado, mediante las cuales le piden que les haga llegar apoyos alimentarios. Aquí sólo se consigna una muestra representativa por su contenido.

Pero ¿de qué vive la gente en San Juanito? Viven de su trabajo en los aserraderos, de actividades relacionadas con el turismo y del comercio informal. Es decir, el turismo, o sea la atención a los visitantes, implica a los restaurantes, fondas y hoteles o cabañas, y aquí se emplea en tiempos normales, a meseros, cocineras, lavaplatos, gente para el aseo. Las amas de casa venden fruta, artesanías, hacen pays, pasteles, etcétera, y todo esto está paralizado. Pero los aserraderos están también casi sin trabajo, porque muchas de las cajas de madera que no son para la manzana, se van a Ciudad Juárez para las maquiladoras, y en estos momentos, muchas de esas maquiladoras que consumen este producto de San Juanito, no están laborando.

Las cartas, pues, y su contenido, están ya en el aire, esperando respuesta de su destinatario, quien despacha en el segundo piso del Palacio de Gobierno, en la esquina de calle Aldama y Josué Neri Santos, en la capital del estado.

¡Sea el primero en escribir un comentario!

---ooOoo---