¡París, bien vale una misa!; ¡Puebla, bien vale Atlixcallan!

Columna: Desde las Galias, de César Musalem Jop


¡París, bien vale una misa!; ¡Puebla, bien vale Atlixcallan!

La Crónica de Chihuahua
16 de agosto, 10:30 am

1.- El casi ya partido político Antorcha es un agrupamiento de política social, de actitudes despectivas hacia lo que ligeramente huela a política-partidaria-electoral, pues sus pensadores gozan del privilegio de ser mexicanos dominantes de la historia, la economía, y con ello verazmente informados de las razones socio-antropológicas que rigen a México e Hispano América, África y Asia por hoy.

2.- Como desde su gestación grupal poseen los conoceres de los procesos revolucionarios más exitosos en Occidente, saben los antorchistas los conductos con los haceres obligados para mejorar a los marginados, desposeídos, o sin oportunidad alguna (jamás) de elevarse por sí solos, en un planeta donde la especie humana inventó civilizaciones disparejas.

3.- Su estrategia para solidificar las relaciones humanas de sus compañeros, obedece a la práctica permanente de un proceso de concientización del cual carecen no solo los partidos políticos mexicanos (todos sin excepción alguna), sino las cámaras industriales, de comunicación, de transformación, de comercio, de transporte, de turismo; iglesias de todos los credos; sindicatos o centrales uni-líder-eterno.

3.1.- Recordando una frase obligada para este aserto: “A los ricos los une el dinero”. “A los pobres los desune la miseria”.

4.- El antorchista común, el más alejado de las ventajas educativas es informado. Tal hecho nace del proceso concientizador construido en las marchas, en los mítines, en los plantones, en las reuniones de colonos, comerciantes, profesores, empleados o mini propietarios de cualquier bien de donde nace el gasto diario.

4.1.- Con ejercicios practicados en centros de discusión, eleva su saber político. Con este elemento de politizado sube a la ideologización, y consumada esta etapa adquiere Conciencia Social.

4.2.- Ella, le hace sensible ante los problemas comunes de sus co-militantes, practicando una lealtad institucional donde solamente los desheredados de carácter abandonan las trincheras.

5.- En cortos lustros, a partir del 1972-1973, un cuerpo juvenil de orígenes agrarios ha creado un ente político social, debidamente estamentizado en una sociedad capitalista de cuarto o quinto mundo, a la cual asusta por romper con paradigmas creadores de miseria exaltante e insultante para cualquier país cristianizado.

6.- Mientras el sindicalismo mexicano abjuró por falta de conocimientos filosóficos-políticos-económicos e históricos, de sus fines de clase, desvaneciendo sus influencias redentoras.

7.- Mientras el campesinado dejó de ser tema en el desarrollo social de gobiernos ayunos de pensamientos simplemente humanitarios.

8.- Mientras los más brillantes académicos de Roma (el D.F. hoy CDMX) se convirtieron en intelectuales orgánicos al servicio de los desvalijadores de la riqueza nacional, justificando la pérdida de autonomía con soberanías, incluyendo la alimentaria, la científica y la tecnológica, los antorchos han realizado tareas amén de rurales, urbanas, culturales, educativas, de negocios natural en economías capitalistas muy atrasadas como la nacional, entre estamentos sociales debidamente perfilados (que ellos deben divulgar si lo desean), creando conciencias comprometidas.

9.- De ahí que su influencia electoral en el Estado de México, haya sido negociada con la cúpula de cúpulas priistas para que sus votantes ayudaran a ganar a lo que debió ser la victoria morenista, prolegómeno de la victoria presidencial del 2018.

9.1.- Como en los negocios todos deben ganar. El PRI ganó el poder representativo, administrativo, económico y represivo bajo monopolio (Max Weber), Antorcha logró decenas de millones de pesos en obras públicas, de educación, seguridad, desarrollo económico y deportivo para sus militantes. Sus líderes nacionales, estatales y municipales, no tocaran un solo centavo, prefieren aplicar el dicho: “Obras son amores y no buenas razones”. Y como “no hay nada bajo la mesa en este juego de baraja”, su fundador lo difunde en la Mass Media y en la Social Media para espanto de la clasemediera casta política mexicana dada al conejismo.

9.1.- Lo que el priismo atrasado poblano –no todo– no entiende, es que “Antorcha busca el máximo poder para transformar lo máximo en poco tiempo a esta sociedad nacional ultra atrasada”.

9.2.- Para mí, que agarran al PRI como “compañero de camino”; pero para interpretar esto hay que leer historia mundial, nacional, estatal, municipal y a los cronistas de los municipios.

Atlixcallan la amurallada en el pasado, Atlixco de hoy, “bien vale un triunfo estatal”.
9.3.- Aquel pretenso rey dijo: “París bien vale una misa”. Se hincó con devoción y seguramente hasta comulgó en esa misa sacramental. ¡Ah, y fue rey!

¡Sea el primero en escribir un comentario!

---ooOoo---