Para los totonacas, el maíz rojo es el jefe de todos los maíces del mundo

**En el mundo totonaco, el lhkgon o maíz rojo, nos cuida y vela por nuestra existencia. A los niños pequeños cuando están durmiendo y hay algún difunto en el pueblo, se les debe acostar con una mazorca roja para que los cuide en sus sueños.


Para los totonacas, el maíz rojo es el jefe de todos los maíces del mundo

La Crónica de Chihuahua
22 de marzo, 18:51 pm

Texto: Manuel Espinosa Sainos/
Poeta y comunicador totonaco

Lhkgon. El maíz rojo, el más viejo, el jefe de todos los maíces del mundo, el que nos ha de salvar del hambre. Cuentan las abuelas, os totonacos que el lhkgon o maíz rojo es muy importante en la siembra de maíz, porque es el encargado de guiar el crecimiento de la milpa y ayuda a que las demás plantas resistan ante los fuertes vientos.

Cuando aún están muy pequeños y cuando la milpa ha crecido un poco, él les habla y los orienta en su crecimiento. En tiempos de huracanes y fuertes vientos les dice: - resistan, aguanten un poco más, resistan, no se dejen vencer, todos tienen que crecer. Entonces, el surco permanece intacto y se produce buena cosecha. Por eso, cuando se prepara la semilla para la siembra no debe faltar el maíz rojo, y de esto los sembradores deben saber.

En el mundo totonaco, el lhkgon o maíz rojo, nos cuida y vela por nuestra existencia mientras crecemos, es por eso que a los niños pequeños cuando están durmiendo y hay algún difunto en el pueblo, se les debe acostar con una mazorca roja para que los cuide en sus sueños y no les pase nada mientras pasa la procesión fúnebre.

De igual forma, cuando alguien muere, debe garantizarse de que estará a salvo en el mundo de los muertos, por eso se le avienta una lluvia de maíz rojo durante su partida al kalinín, el mundo de los muertos. Se dice que si esto no se hace o se ofrece otro tipo de maíz que no sea el lhkgon, el difunto corre el riesgo de que sus pollos y gallinas lo picoteen.

¡Sea el primero en escribir un comentario!

---ooOoo---