Otra trampa electoral del PRD y Morena a las “colonias irregulares” de la Ciudad de México

**La verdad es que, para los perredistas, ya lo sabemos hasta el hartazgo, las promesas son únicamente para ganar votos y engañar incautos, para mantenerse en el poder con todos los beneficios de una vida regalada.


Otra trampa electoral del PRD y Morena a las “colonias irregulares” de la Ciudad de México

La Crónica de Chihuahua
5 de julio, 08:30 am

Por Gloria Brito Nájera/
Dirigente del Moviento Antorchista en el DF

Son cientos de miles las familias, las más pobres de la capital, quienes viven desde hace decenas de años en las casi mil colonias sin servicios, “irregulares”, reconocidas hasta la fecha por las autoridades en las delegaciones de la capital, las que esperan con desesperación que los gobiernos perredistas cumplan al fin su promesa de “Primero los pobres”, promesa hecha hace 20 años cuando llegaron al gobierno de nuestra ciudad, las reconozcan y las doten de los servicios básicos imprescindibles para cualquier ser humano. La verdad es que, para los perredistas, ya lo sabemos hasta el hartazgo, las promesas son únicamente para ganar votos y engañar incautos, para mantenerse en el poder con todos los beneficios de una vida regalada que para la clase política acarrea tan cómoda situación, y que el pueblo siga esperando eternamente, total, ¿quién habla por él? ¿quién lo defiende? Por la necesidad de tener un lugar dónde vivir las colonias irregulares siguen creciendo abrigando cada vez a más pobres que requieren una vivienda para ellos y sus hijos.

El número de las denominadas con desprecio por las autoridades perredistas de la ciudad como “colonias irregulares”, es, en las cifras manejadas oficialmente por Miguel Ángel Mancera, de 858, situadas como sigue: en la delegación de Xochimilco, 309 colonias; en Tlalpan, 186; Milpa Alta, 122; Tláhuac, 93; Cuajimalpa de Morelos, 68; Iztapalapa, 36; la Magdalena Contreras, 16; Gustavo A. Madero ,15 y Álvaro Obregón, 14. La superficie de terreno ocupada hasta el año 2011 por estas familias carentes de todos los servicios era de 2 mil 858 hectáreas.

En Xochimilco, el caso es más grave porque las colonias están situadas en lo que las autoridades del PRD han denominado “Suelo de conservación”, y por lo cual sus habitantes se hacen acreedores de una penalidad económica bastante pesada para ellos “por afectar la ecología”. Los pobres carentes de un terreno son primero obligados a pagar con muchos sufrimientos, muchos miles y miles de pesos para hacerse de un lote pequeño, y después las autoridades amarillas, les lanzan a la cara con improperios la amenaza de que paguen además un impuesto por daño ambiental o se resignen a nunca tener los servicios básicos.

Es en Xochimilco, precisamente la delegación donde en esta ocasión, queremos detenernos y decir algo sobre la manera tramposa, por decir lo menos, por la cual, el delegado del partido Morena, Avelino Méndez, escabulle del bulto del reconocimiento pleno y darle, por fin, los servicios esenciales a los cientos de colonias hasta la fecha olvidadas en la demarcación dónde desde hace dos años gobierna.

El mismo Mancera reconoce que en sus cinco años de gobierno al frente de la capital no ha logrado hacer absolutamente nada para lograr la regularización de estas colonias que esperaron mucho de su gobierno para resolver sus ingentes necesidades de servicios básicos. Mancera, argumentando que las leyes existentes no le permiten actuar para resolver este problema, ha gastado millonadas del dinero público, en la elaboración de su famosa “Constitución de la Ciudad de México” y anuncia que, ahora sí, se les hará justicia a las colonias fuera de la ley, pues por arte de magia se legalizarán con esta “Constitución”. Basados en la nueva “Constitución” se van a acabar las colonias feas carentes de todo. Lo malo de todas las maravillas que anuncia el jefe de gobierno de la ciudad, es que, como muchos de sus grandilocuentes planes, no tienen fecha de realización, no tienen para cuando hacerse.

En esta posición ambigua de Mancera es precisamente donde entra el rejuego pérfido de los políticos y sus partidos ante las elecciones que están a la vuelta de la esquina. Se trata de aprovechar al máximo, de llevar toda el agua que puedan a sus propios molinos para ganar, o volver a ganar el gobierno en la ciudad, o en las nuevas alcaldías de esta misma ciudad capital que estrenarán en 2018. En Xochimilco, el delegado Avelino Méndez jala a los líderes vecinales de las colonias que espera los servicios, anunciando que ahora sí va la de “de veras”, que Morena les resolverá definitivamente sus eternas angustias. Sólo hay que seguirlo, votar por él y por todos los candidatos de color café para hacer un mundo feliz para todos.

Esta es la trampa. No dan fechas y lo más seguro es que tanto los entusiasmos fáciles del Jefe de Gobierno, Mancera, y de los morenos como Avelino, sobre el tema de ponerle los servicios a estas colonias sea otro vil engaño: prometer para no cumplir. Únicamente la organización de todos los vecinos afectados dispuestos a la lucha para exigir enérgicamente a quienes nos gobiernan, de un color u otro, podrá hacer que más pronto que tarde, se legalicen las colonias irregulares. Una lucha de esta clase es la que lleva a cabo el Movimiento Antorchista en la Ciudad de México.

¡Sea el primero en escribir un comentario!

---ooOoo---