“Nunca más”: sobrevivientes de masacres exigen al Congreso control de armas

**La “Marcha por Nuestras Vidas” reúne a miles Washington y en cientos de ciudades dentro y fuera de EEUU.


“Nunca más”: sobrevivientes de masacres exigen al Congreso control de armas

La Crónica de Chihuahua
24 de marzo, 16:00 pm

Washington.- Liderados por sobrevivientes de la masacre en una secundaria en Parkland (Florida), entre éstos Emma González, centenares de miles de manifestantes se tomaron este sábado las calles de Washington y otras ciudades para exigir un mayor control de las armas, y advirtieron de un voto de castigo a los legisladores que no atiendan sus reclamos.

La “Marcha por Nuestras Vidas”, que comenzó desde tempranas horas en Washington, estuvo acompañada por más de 837 actos de protesta dentro y fuera de Estados Unidos, incluyendo ciudades como Nueva York, Los Angeles (California), Boston (Massachusetts), y Madrid (España).

Durante un emotivo discurso y secándose las lágrimas, González, de origen cubano, describió cómo la matanza en su escuela alteró a la comunidad entera en Parkland y, para los que “todavía no entienden el devastador impacto”, afirmó que sus compañeros muertos jamás podrán vivir el futuro que planeaban.

“En seis minutos, 17 de nuestros amigos nos fueron arrebatados, 15 más resultaron heridos. Absolutamente todos quedaron afectados para siempre. Todos los que estaban allí lo entienden”, dijo González en el discurso de cierre, mientras la multitud coreaba “nunca más!”.

La movilización fue organizada por un movimiento estudiantil orgánico que surgió de la matanza en la escuela secundaria “Marjory Stoneman Douglas” en Parkland el pasado 14 de febrero.

Esa matanza, entre las 16 que han ocurrido tan solo en lo que va de 2018, ha sido el detonante para un mayor activismo en contra de las armas. De las distintas consignas, la más común fue “sáquenlos”, dirigida en particular a los políticos que reciben dinero de la Asociación Nacional del Rifle (NRA), pero buscan la reelección en noviembre próximo.

En una petición difundida en su página web, los organizadores delinearon tres exigencias concretas: la prohibición de la venta de armas; un alto a la venta de armas con tambores de alta capacidad, y cerrar los “resquicios” legales del sistema de revisión de antecedentes de todos los compradores de armas, para que éstas no caigan en manos indebidas.

“Los niños de este país ya no pueden ir a la escuela con el miedo de que cada día podría ser su último”, indicó la petición.

La protesta nacional sirvió para rendir tributo a las 17 víctimas de Parkland, condenar la “normalización de la violencia” y, sobre todo, pedir a los líderes del Congreso medidas para restringir el acceso a las armas, con la advertencia de que les pasarán factura en los comicios del próximo 6 de noviembre.

En Washington, la marcha nacional, a la que fueron convocados hasta medio millón de personas, cubrió como un tapiz toda la Avenida Pensilvania, desde las cercanías de la Casa Blanca hasta el Capitolio, mientras la multitud se desbordó también a calles paralelas.

¡Sea el primero en escribir un comentario!

---ooOoo---