Nuevas patrullas fomentan la corrupción al interior de Vialidad

**El presidente del Consejo Consultivo de Vialidad, Carlos Orozco, dijo que es sabido que ahí siempre han existido jerarquías que se relacionan con la eficacia de los agentes en lograr recaudar recursos, por lo que una buena patrulla se convierte en un premio.


Nuevas patrullas fomentan la corrupción al interior de Vialidad

La Crónica de Chihuahua
8 de octubre, 11:44 am

Chihuahua, Chih.- El presidente del Consejo Consultivo de Vialidad, Carlos Orozco, lamentó la compra de las nuevas patrullas Interceptor adquiridas por el Estado para la División de Vialidad, al considerar que carecen de una utilidad real, y que además podrían fomentar la corrupción entre los agentes.

Esto último, explicó porque como resultado de uno de los vicios qué hay en la dependencia y que provoca que las mejores unidades se entreguen a los elementos que logran más infracciones, situación que veces muchas veces se logra por medio de acciones recaudatorias más que preventivas.

La semana pasada la División de Vialidad del Estado presentó las 22 nuevas patrullas modelos Interceptor las cuales tuvieron un costo aproximado a los 650 mil pesos por unidad; esta compra fue criticada por el Consejo Consultivo de Vialidad.

Carlos Orozco, comentó que desde un principio el consejo se manifestó en contra de la intención de adquirir unidades Interceptor por varios motivos. Uno de ellos es que se trata de vehículos que pueden alcanzar altas velocidades en cuestión de segundos, lo que en una ciudad como Chihuahua no representa una ventaja.

«En la ciudad no hay vialidades para circular a 150 kilómetros por hora en una persecución, un vehículo de esas características no tiene sentido, pero además, si los agentes van a andar a toda velocidad por las calles el riesgo es para el resto de los transeúntes», dijo.

Añadió que el otro problema radica en que es sabido que en la División de Vialidad siempre han existido jerarquías que se relacionan con la eficacia de los agentes en lograr recaudar recursos, por lo que una buena patrulla se convierte en un premio.

«No tenemos los elementos para decir que eso pasa ahora, pero es un riesgo que las patrullas sean la forma de reconocer a los agentes que mejor se reporten con sus superiores», expuso.

Agregó que una forma en que se puede evitar que las unidades terminen como una parte de un esquema de corrupción es que se informe todos los días a través de medios oficiales la forma en que se asignan las patrullas, ya que esto transparente las operación de la dependencia y se pueden conocer los criterios mediante los cuales funciona.

¡Sea el primero en escribir un comentario!

---ooOoo---