Nueva “deuda”, en manos de fideicomisos que no aparecen en Transparencia

**“Fibra Estatal Chihuahua SA de CV” e “Inversiones Carreteras Chihuahuenses”, S.A. de C.V, ambas creadas en noviembre del año 2015, no tienen registros públicos de sus operaciones.


Nueva “deuda”, en manos de fideicomisos que no aparecen en Transparencia

La Crónica de Chihuahua
8 de julio, 19:17 pm

Por: Alejandro Salmón Aguilera/ ahoramismo.mx

Con la mayoría priista y el voto a favor de los aliados de siempre, el Congreso del Estado aprobó contratar compromisos de pago por 6 mil millones de pesos que serán administrados por dos empresas paraestatales que no aparecen en el directorio de organismos gubernamentales y, por lo tanto, tampoco están en los catálogos de información pública de oficio del portal de Transparencia del Gobierno del Estado.

Para darnos una idea: los 6 mil millones de pesos aprobados por el Congreso—sea o no deuda, el nombre es lo de menos—serán captados y administrados por dos empresas gubernamentales, denominadas “Fibra Estatal Chihuahua SA de CV” e “Inversiones Carreteras Chihuahuenses”, S.A. de C.V, ambas creadas en noviembre del año 2015.

Las dos tenían ya una bolsa de $1,350 millones de pesos de la pasada bursatilización de remanentes carreteros, pero la información no aparece en ninguna parte del portal de Transparencia.

Ninguna de las dos aparece en el listado de organismos obligados y, por lo tanto, recibirán esa bolsa sin dar a conocer de dónde viene el dinero ni a donde se va ir.

Toda la operación: la creación de las dos empresas antes mencionadas; los recursos que se les entregaron y la posterior aprobación de una nueva Ley de Transparencia para el estado parece un complejo entramado para ocultar la información sobre cuánto dinero manejan los fideicomisos del estado y en qué se gastan ese dinero.

La estrategia legaloide que usaron tanto Ejecutivo como Legislativo para mantener empañada la vitrina donde deben depositar esos recursos fue la de posponer la entrada en vigor de la Ley de Transparencia y Acceso a la Información Pública del Estado de Chihuahua hasta el día 4 de mayo del 2016, es decir cinco meses antes de que termine la actual administración.

Con ese apremio de tiempo, la dupla Ejecutivo-Legislativo estatal hizo materialmente imposible subir a los portales de transparencia toda la información referente a los fideicomisos que administra el estado, incluido el “Carretero” y las dos empresas mencionadas anteriormente que ahora manejarán los 6 mil mdp de la nueva “monetización”, como eufemísticamente se le llama.

Según la Ley de Transparencia y Acceso a la Información Pública del Estado de Chihuahua, en su fracción V del Artículo 32 considera como sujetos obligados a “Los Organismos Descentralizados y Desconcentrados de la Administración Pública Estatal y Municipal, las Empresas de Participación Estatal y Municipal, los Fideicomisos Públicos y Fondos Públicos.”

Sin embargo, en el portal de Transparencia del Gobierno no existe información de fideicomiso alguno. No sabemos cuánto dinero tienen y, sobre todo, en qué se lo gastan. Ese sería el gran meollo de toda esta discusión generada en torno a la nueva deuda: en qué se gastaron los más de 15 mil mdp de las anteriores bursatilizaciones carreteras y en qué aplicarán los nuevos 6 mil mdp.

La reforma legal en materia de transparencia fue tan completa para ocultar la información, que en ella se contempló un plazo amplio para que el “instituto garante” de la información pública, en este caso el ICHITAIP tenga hasta el tercer trimestre del año (de julio a septiembre) para informar públicamente sobre el destino del dinero fideicomitido.

A ver cuánta información logra rescatar la próxima administración como para subirla al portal de transparencia y, ahora sí, saber en qué se gastó todo ese dinero que pagaremos los usuarios de las carreteras de peaje en los próximos 30 años.

¡Sea el primero en escribir un comentario!

---ooOoo---