#NoMásMuertesEnElMetro, la protesta por los fallecidos en la tragedia de la Línea 12 del Metro

**Piden que las autoridades hagan las investigaciones hasta encontrar los responsables también que se apoye a los familiares de los fallecidos y heridos.


#NoMásMuertesEnElMetro, la protesta por los fallecidos en la tragedia de la Línea 12 del Metro

La Crónica de Chihuahua
6 de mayo, 11:00 am

Familiares de las víctimas del colapso de vagones de la Línea 12 del Sistema de Transporte Colectivo (STC) Metro el pasado lunes se manifestaron este miércoles frente a Palacio Nacional y colectivos protestaron en la estación Periferico hasta llegar a la estación Olivos en Tlahuac para exigir #NoMásMuertesEnElMetro.

La noche del lunes colapsó una estructura en la interestación Olivos, con lo que se desplomó un convoy del Metro. El accidente dejó al menos 25 personas muertas, así como 79 heridas.

Los primeros datos apuntan a un fallo estructural en las vigas de apoyo como causa del siniestro, según las autoridades.

La jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum, instó a la población a evitar especulaciones y prometió una investigación profunda e independiente. Las autoridades esperaban presentar un primer informe preliminar sobre accidente el viernes.

La Línea 12 es la más larga y más nueva de la Ciudad de México, pero ha tenido una sucesión de problemas desde que empezó a operar en 2012. Su recorrido llega hasta la zona más rural al sur de la ciudad, donde suben trabajadores para llegar a sus puestos por toda la ciudad. Unos 220 mil pasajeros utilizan a diario la Línea 12.

La indignación de la gente ya ha encontrado varios blancos, como la directora del Metro, Florencia Serranía. Sheinbaum dijo que no había recibido reportes de problemas en la Línea 12 que sugirieran la posibilidad de un fallo como el del lunes por la noche.

Serranía dijo el martes que la línea recibía una inspección diaria “muy rigurosa”. También se revisó en junio de 2020 tras un sismo fuerte pero que no dejó daños significativos en la ciudad, añadió. Un reporte de 2017 identificó, sin embargo, daños importantes en un tramo de la línea tras el terremoto de magnitud 7.1 de ese año.

El secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard, que fue jefe de Gobierno de la Ciudad de México entre 2006 y 2012, cuando se construyó la línea, también recibió críticas. Ampliamente considerado como el posible sucesor del presidente Andrés Manuel López Obrador, Ebrard dijo que los responsables debían ser identificados y añadió que colaboraría con las autoridades.

Aunque podría tomar meses determinar qué provocó el accidente, y más aún identificar a un responsable, los familiares de muchas víctimas afrontan necesidades inmediatas provocadas por la pérdida de sus cabezas de familia.