No perdió un minuto Beltrán del Río, y regresó al cargo de alcalde

**El presidente municipal que pidió licencia como panista y que regresó como perredista, despacha de nuevo en Delicias, en la oficina que dejó para irse de candidato a gobernador.


No perdió un minuto Beltrán del Río, y regresó al cargo de alcalde

La Crónica de Chihuahua
7 de junio, 09:05 am

Ciudad Delicias, Chih.- Con mucho hermetismo, además de inquietud y nerviosismo entre trabajadores municipales, se vivió ayer el regreso a la alcaldía de Delicias de Jaime Beltrán del Río, quien durante la jornada estuvo reuniéndose en su despacho con diferentes personas, entre funcionarios, asesores y un par de regidoras.

Al parecer, como muchos lo esperaban venir “con la espada desenvainada”, como se rumoró en los pasillos de la presidencia.

Por la mañana respondió a representantes de medios informativos acerca de su regreso. Más tarde las reuniones a puerta cerrada fueron la agenda del ex candidato del PRD, quien regresa a ocupar la silla municipal al vencérsele la licencia que le otorgó el ayuntamiento para contender por la gubernatura.

Se corrió la voz, en el sentido de que ya había desde ayer al menos media docena de servidores públicos que estaban invitados a pasar a la oficina de Recursos Humanos por su liquidación, otros más serían llamados a cuentas o a recibir un ultimátum, mientras que otros tantos se mantenían en suspenso al no conocer a ciencia cierta la posición que el alcalde tendría hacia ellos.

Todo lo anterior por lo ya ampliamente conocido de la escisión que se dio entre los adeptos panistas trabajadores del municipio, en la disyuntiva de apoyar a Beltrán del Río arropado por el PRD o apoyar a los candidatos del PAN encabezados por Javier Corral y el grupo local.

Manuel Carreón, quien es regidor con licencia y dirigente del PAN, con antelación declaró que si Beltrán del Río regresaba con una actitud revanchista hacia los trabajadores panistas, habría una reacción de oposición de la fracción de este partido en el cabildo, que no sería conveniente para el municipio y es que el PAN fue el partido que lo subió al poder.

El hecho es que Beltrán del Río vuelve como alcalde ya no del PAN, y en el ayuntamiento hay una mayoría de esta fracción, por ende la declaración de Carreón fue una aparejada advertencia sobre lo que puede suceder.

Por lo pronto ayer el alcalde declaró que no es de ningún partido, ya que del PRD fue externo y del PAN ya no es. Los cambios o despidos de la presidencia los calificó de “ajustes” necesarios para preparar la entrega-recepción del municipio, “que nadie tome esto como personal”, pidió.

Se conoció que el alcalde Beltrán del Río estuvo reunido un buen rato al menos con dos ediles, se vio salir de la alcaldía a las regidoras María Eugenia Rete y Monique Acosta, quienes evitaron hacer comentarios al respecto e incluso negaron que hubiesen estado en reunión con el alcalde.

Más tarde entraron al despacho tres abogados que al parecer son asesores del municipio y que nadie conoce con claridad, excepto el litigante Ignacio Gurrola, quien se unió a este grupo de “asesores” después de haber sido asesor del líder del sindicato del municipio, Roque Soltero Rodríguez, luego de que se hicieran una serie de ajustes en la relación laboral y de prestaciones municipio-sindicato saliendo desfavorecido el gremio.

¡Sea el primero en escribir un comentario!

---ooOoo---