Morena y los criminales

**Nadie lo conocía. La razón es que Saúl Huerta no hizo nada, en tres años, por los ciudadanos que dice representar. Hasta el martes 20 de abril, era un completo desconocido.


Morena y los criminales

La Crónica de Chihuahua
25 de abril, 21:16 pm

Juan Manuel Celis Aguirre

Varios candidatos de Morena en estas elecciones reflejan la podredumbre del partido de Andrés Manuel López Obrador: están acusados de ser criminales y no deberían estar en la boleta, sino en la cárcel.

Dice la historia que el poder desgastó al PRI en 70 años. El poder desgastó al PRD en 25 años. Y el poder absoluto desgastó a Morena en dos años y medio. Morena es un partido que miente, que roba, que traiciona y que pisotea la ley a su antojo. Veamos los hechos.

En el estado de Puebla, el morenismo vive un sucio proceso de selección de candidatos que ha dividido al partido del Gobernador, Miguel Barbosa. Dos grupos se pelean las candidaturas y parece que el grupo del gobernador se ha quedado con cero puestos. Ni la candidatura a la alcaldía de Puebla le tocó al grupo de Barbosa. Y el señor se encoleriza y lanza a su prensa contra los morenistas favorecidos por Mario Delgado, que no es amigo de Barbosa y que le ha quitado hasta las aspiraciones a Biestro Medinilla, que era el tapete con que Barbosa se limpiaba los zapatos. En esta guerra de las candidaturas, el señor Benjamín Saúl Huerta Corona, amigo muy cercano de Alejandro Armenta, logró hacerse de la candidatura por la diputación federal del Distrito 11, al sur de la capital del estado.

¿Alguien conoce a Saúl Huerta? La verdad es que es un político tan improductivo, que la ciudadanía no lo conoce ni porque ahora es diputado federal. La razón es que Saúl Huerta no hizo nada, en tres años, por los ciudadanos que dice representar. Hasta el martes 20 de abril, era un completo desconocido.

Pero el miércoles 21 de abril se convirtió en la estrella del escándalo en un par de horas. Resulta que el candidato de Morena, Saúl Huerta, abusó sexualmente de un joven de 15 años en un hotel de Reforma en la Ciudad de México. El joven era parte de su equipo de campaña. Estamos hablando, pues, de un pedófilo. La policía lo detuvo, pero el morenista salió libre porque tiene fuero. Él se declaró inocente en una conferencia de prensa que duró tres minutos y que no permitió preguntas de la prensa.

Pero el jueves 22 de abril, un joven poblano que vive en Ontario, California, Estados Unidos, declaró que Saúl Huerta hace cuatro años abusó de él sexualmente. Ahora, pondrá su denuncia ante la policía para que se inicie una segunda investigación contra Saúl Huerta, el morenista que quería reelegirse como diputado federal.

Pero no es el único caso. El mismo miércoles 21 de abril, el candidato de Morena al gobierno de Zacatecas, David Monreal Ávila, fue denunciado en los medios porque en un evento de campaña atacó sexualmente, en dos ocasiones, a la candidata a la alcaldía de Juchipila. David Monreal va por su tercer intento por ganar la gubernatura, es hermano de Ricardo Monreal, quien es el líder de la bancada de Morena en el Senado y es muy cercano a López Obrador.

Y los escándalos de este tipo llegan hasta lo más alto de la dirigencia de Morena. Mario Delgado, el líder del partido de López Obrador, perteneció a una organización cuyo líder apenas fue condenado a 120 años de prisión por cargos de explotación sexual de una menor y posesión de pornografía infantil. A esa organización también pertenecía Clara Luz Flores, a quien Mario Delgado le dio la candidatura por la gubernatura de Nuevo León.

Y todos recordamos al mismo Mario Delgado en plantón ante el Instituto Nacional Electoral junto al famoso excandidato de Morena a la gubernatura de Guerrero, Félix Salgado Macedonio, que tiene pendientes cinco denuncias por violación a mujeres.
Los tres militantes de Morena: Saúl Huerta, de Puebla; David Monreal, de Zacatecas, y Félix Salgado Macedonio, de Guerrero, son gente cercana al presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, quien los defiende aplastando la ley. Morena se ha convertido en un partido que promueve como candidatos a varios criminales, porque nació del desperdicio político. Y nosotros debemos preguntarnos: ¿le daremos el voto a un partido con estos candidatos? Usted debe razonarlo antes del 6 de junio.

Nosotros llamamos a los poblanos y a los mexicanos a que no le demos votos a Morena, un partido que ha puesto a México en una crisis sanitaria, económica y gubernamental.