Morena se opone a la generación de empleos en Chimalhuacán

**En la primera y única intervención que Delfina Gómez ha realizado en la Cámara de Diputados, la “morenista” no pudo evitar manifestar el asco que le dan los pobres, y pidió que a éstos no se les permita estar cerca de las grandes inversiones de capital.


Morena se opone a la generación de empleos en Chimalhuacán

La Crónica de Chihuahua
18 de febrero, 14:00 pm

Por Laura Castillo

Haciendo alarde de la incomodidad y asco que le producen los grupos sociales más desprotegidas de la sociedad y la manifestación de su pobreza, la diputada federal Delfina Gómez Álvarez, militante del partido Movimiento Regeneración Nacional (MORENA), se opone a la formación de colonias populares y a la instalación del parque industrial que desde hace más de ocho años gestiona el gobierno municipal del Nuevo Chimalhuacán, ante autoridades estatales y federales, para dar empleo a 40 mil chimalhuacanos.

En la primera y única intervención que Delfina Gómez ha realizado en la Cámara de Diputados, la “morenista” no pudo evitar manifestar el asco que le dan los pobres, además de que mostró que es una digna representante de la “izquierda mexicana”, quien tiene por costumbre mentir cínicamente para desprestigiar a sus oponentes políticos y, con ello, sacar provecho personal o para su grupo político.

He aquí una muestra de las mentiras de Delfina Gómez: ante los diputados federales -quienes tienen la alta responsabilidad de emitir las leyes que rigen al país-, la morenista aseguró que “se destinarán 150 hectáreas, es decir una quinta parte de lo que hoy tiene el actual aeropuerto de la ciudad de México, para el grupo de Antorcha Popular y para el gobierno de Chimalhuacán, el problema está en que estas tierras se encuentran en el territorio libre y soberano de Texcoco.”

Miente descaradamente Delfina Gómez. La verdad es que, desde hace ocho años, el gobierno antorchista del Nuevo Chimalhuacán gestiona, ante el Gobierno del Estado y la Federación, 200 hectáreas de un terreno es conocido como “El Moño”, en donde está proyectado construir un parque industrial que dé empleo a 40 mil chimalhuacanos. El terreno es apropiado para esta función toda vez que su tierra es salitrosa e improductiva, y tiene acceso directo a la autopista México-Texcoco-Puebla, lo que garantiza la movilidad de los productos fabricados o manufacturados.

A pesar de que este parque industrial beneficiará directamente a 40 mil chimalhuacanos, Gómez Álvarez le solicitó al secretario de Hacienda, Luis Videgaray Caso, quien ese día comparecía ante la Cámara de Diputados, que le “transmita al Presidente de la República, nuestra inconformidad, solicitándole la marcha atrás en esta decisión…”

O sea, Delfina Gómez pidió abiertamente ¡que no se instale ese parque industrial que generará 40 mil empleos! Quién la entiende, ¿qué los que se llaman de izquierda no dicen que trabajan por el bienestar de los mexicanos? Ya vemos que no, que la señora se opone a que los chimalhuacanos gocemos de empleos cercanos a nuestras viviendas y bien remunerados.

Pero hay más. Su discurso refleja lo que Delfina Gómez siente realmente por los pobres. Al hablar de la construcción del nuevo aeropuerto, dijo: “¿así es como ustedes quieren construir el nuevo aeropuerto internacional de la ciudad de México, lleno de asentamientos irregulares en su periferia? ¿Así es como quieren atraer inversión privada a dicha zona donde este grupo continúa con las invasiones que ponen en riesgo su rentabilidad si todavía no se cubren las necesidades básicas como son mantenimiento de carreteras, de bajo puentes, de baches…?”

En este punto, Delfina Gómez también miente y tergiversa la información: no es cierto que Antorcha Popular pretenda las tierras de El Moño para fundar una colonia popular; como quedó asentado arriba esas tierras están destinadas para el parque industrial, además de una universidad, una ciudad deportiva y un hospital que también están proyectados para construirse en ese terreno.

Otra cosa a destacar es la aversión de la militante de MORENA a que haya asentamientos irregulares cerca de los centros de alta inversión como lo es el aeropuerto internacional de la ciudad de México. O sea, Delfina Gómez piensa como los grandes burgueses: los pobres a las barrancas y cerros, lejos de las grandes inversiones para que no dañen la imagen de las zonas donde transita la “gente bien”.

Es verdad que Antorcha Popular ha ayudado a miles de personas de escasos recursos económicos a adquirir un pedazo de tierra para asentar sus viviendas que, ciertamente, son humildes y, por lo tanto, sin grandes acabados porque tampoco tienen dinero para hacerlo. Pero Antorcha sabe que la gente necesita un techo para vivir, y sabe también que las rentas son caras y que la mayoría de la gente no tiene acceso a los créditos para vivienda que ofrecen bancos y empresas desarrolladoras. Por eso, siendo consecuente con su línea de trabajo para mejorar las condiciones de vida de los mexicanos más pobres, los ayuda a tener una modesta vivienda. Pero, Delfina Gómez no piensa así, a ella sólo le preocupa que los asentamientos populares den mal aspecto y que por eso el Estado y la burguesía no puedan atraer inversiones privadas y tampoco puedan hacer negocios que les dejen grandes ganancias. Pensar y actuar así, señora Gómez, es estar, en los hechos y no de palabra, del lado de los ricos, como lo está Usted.

Desde hace 41 años, el Movimiento Antorchista trabaja y lucha por sacar a los mexicanos de la pobreza, pero en vez de que ésta disminuya va aumentando día con día. Por eso te invitamos a que trabajes de la mano con Antorcha para que juntos cambiemos el modelo económico de este país, para que logremos que lo gobiernen las grandes mayorías a través de sus verdaderos representantes populares, aquellos que cotidianamente han demostrado estar al lado del pueblo y no como Delfina Gómez que en los hechos trabaja en contra de los más desprotegidos.

¡Sea el primero en escribir un comentario!

---ooOoo---