Miguelito, el “Angelito Milagroso”/ De los «cinco santos paganos» en Argentina

**Se trata de una de las cinco leyendas que el pueblo argentino construyó basándose en figuras históricas, anecdóticas y míticas, y que hoy en día se cuentan entre los llamados «santos paganos».


Miguelito, el “Angelito Milagroso”/ De los «cinco santos paganos» en Argentina

La Crónica de Chihuahua
2 de noviembre, 10:22 am

La periodista argentina Verónica Roselló (periodista, redactora, diseñadora web, community manager, emprendedora, estudiante de Nutrición, fan del coaching y más definiciones que nunca llegan a definirme. De Buenos Aires.) escribió un reportaje-crónica titulado «Conoce a estos cinco santos paganos elegidos por los argentinos», que se publicó en el portal educativo-cultural matadornetwork.com.

Se trata de una de las cinco leyendas que el pueblo argentino construyó basándose en figuras históricas, anecdóticas y míticas y que hoy en día se cuentan entre los llamados «santos paganos».

Hoy aquí les proporcionamos el primero de estos relatos, titulado:

MIGUELITO, EL «ANGELITO MILAGROSO»

En La Rioja se le piden favores relacionados con niños y bebés a “el angelito milagroso”. Este santo se creó sobre la figura de Miguel Ángel Gaitán, un niño que murió de meningitis en 1966, antes de cumplir su primer año.

Miguelito tuvo un entierro tradicional en un cementerio de la zona. Pero durante un fuerte temporal ocurrido 7 años después de su muerte, la tumba del niño quedó completamente expuesta. Desde entonces, el sepulcro del pequeño fue reconstruido en más de cuatro ocasiones, pues en cada amanecer los ladrillos aparecían distribuidos por todo el lugar, y el féretro quedaba nuevamente descubierto.

Esta historia comenzó a esparcirse como pólvora, y los habitantes de Villa Unión -ciudad riojana en donde ocurre la historia- se encargaron de buscarle explicaciones divinas a los rarísimos hechos relacionados al ataúd del niño, cuyos restos se conservaban visiblemente intactos.

La madre del angelito milagroso creyó que probablemente estos incidentes eran reclamos de su hijo para que fuese liberado de la fosa, y con la ayuda de familiares y vecinos movió el ataúd al exterior y lo sustituyó por uno sin cubierta.

Poco después de esto, la leyenda del angelito milagroso tomó más y más fuerza: la gente se presentaba ante él para acariciarle la frente y rogarle que les concediera favores.

Así, Miguelito se fue convirtiendo en una atracción y las historias sobre ‘milagros’ empezaron a reproducirse. El niño se volvió tan popular entre los habitantes de la zona que construyeron un panteón en su honor. Actualmente este panteón está lleno de flores, juguetes, fotos y otros obsequios que han sido ofrendados por millones de visitantes en muestra de devoción, respeto y agradecimiento.

¡Sea el primero en escribir un comentario!

---ooOoo---