Miente Carlos González Herrera: en Punta Oriente no hay oferta educativa

**Por más que quieran revertir su culpa histórica, les resulta imposible ocultar el hecho innegable de que en Punta Naranjos y Punta Oriente faltan escuelas, y que fue por esa deficiencia gubernamental, que los padres se organizaron para revertir la situación.


Miente Carlos González Herrera: en Punta Oriente no hay oferta educativa

La Crónica de Chihuahua
22 de mayo, 14:22 pm

Por Froilán Meza Rivera

Lejos de haber cesado los ataques y agresiones en contra de los padres de familia de la Escuela de Nueva Creación de la zona oriente, y en contra de los profesores que han sostenido este esfuerzo educativo con su pura voluntad y buena fe, funcionarios de la Secretaría de Educación se mantienen en su postura de no aceptar la existencia de este plantel.

Ahora fue el propio secretario de Educación y Deporte, Carlos González Herrera, quien salió a dar la cara y hacer él mismo el trabajo sucio que en meses pasados le encargaba a sus subordinados. ¿Cómo? Antes de la marcha del pasado 6 de marzo, en la que, entre otras muchas demandas de obras y servicios, el Movimiento Antorchista pedía el reconocimiento de la Primaria del oriente, hordas de trabajadores de Educación recorrían las calles insultando a los colonos, padres de familia y profesores que crearon este admirable plantel. Los llamaban “delincuentes” porque habían abierto una escuela “ilegal”, y amenazaban a la gente con que, si seguían llevando a sus hijos al Magno Albergue Cultural donde funciona provisionalmente la primaria, ya no iban a tener cupo en ningún lado.

Abusando de su poder, el secretario González lanzó exactamente las mismas calumnias desde su alto cargo, y en una rueda de prensa aseguró, anticipándose a la marcha de protesta que realizó el antorchismo estatal en la mañana de este miércoles 22 de mayo, que nosotros estábamos “exigiendo acciones ilegales” y que la Secretaría de Educación y Deporte “ni puede autorizar ni estaba cediendo ante chantajes al exigir el reconocimiento como escuela primaria de un albergue… etc.”

Falso: el Albergue Estudiantil de Punta Naranjo es un proyecto totalmente independiente que contiene un albergue estudiantil, una universidad y una escuela de nivel medio superior, y si aquí funciona la primaria, es sólo por mera solidaridad entre trabajadores, algo que en el lenguaje y en la ideología de muchos altos funcionarios educativos es tan incomprensible como eran los jeroglíficos egipcios antes de que fueran descifrados.

A la política oficial de no reconocer el esfuerzo de haber fundado por propia iniciativa la escuela, ahora pretenden echarle la culpa en los medios masivos de comunicación ¿a quién? ¿Al gobierno, que no abre escuelas suficientes para atender a todos los niños? No, ahora resulta que los culpables son los padres de familia y el Movimiento Antorchista. Ahora, no nada más no nos reconocen los estudios de los más de 200 alumnos inscritos, sino que ya anunciaron que van a inscribir a nuestros niños en otras primarias y distribuirlos, como si fueran piezas de paquetería, a lo largo y ancho de la ciudad, lo que es un atropello y una sinrazón, simplemente porque las madres y padres no podrían realizar esos viajes tan largos desde y hasta este rincón lejano de la mancha urbana, dos veces al día.

El no respetar la decisión de la gente de fundar una Escuela Primaria para que sus niños alcanzaran cupo en una zona donde las autoridades nunca se acordaron de que los planteles están saturados, y acusar a los padres fundadores, a los profesores que enseñan de manera voluntaria, y a Antorcha Campesina de ser “delincuentes”, no es otra cosa que hacer un uso faccioso, arbitrario y dictatorial del poder que detentan.

En el fondo del problema se encuentra un sentimiento de rechazo a la iniciativa y a las acciones justicieras del pueblo organizado. Argumentan –y sus argumentos se caen solitos por su evidente debilidad- que “no reconocemos ese centro porque no tiene la clave”, así lo dijo antes el entonces subsecretario de Educación, Miguel Ángel Valdez. Igualito a lo que dijo hoy en rueda de prensa el mismísimo titular de la Secretaría.

Ellos no han reconocido los estudios de los chamaquitos, dicen, porque la escuela está operando “fuera de la normatividad de la Secretaría de Educación y Deporte”; pero digo yo, si no es reconocida, es porque los funcionarios encargados de otorgarle validez y oficialidad a los estudios de los niños, son los mismos que argumentan ¡que no es oficial!

Lo que sí es ilegal es lo que hacen Carlos González y sus funcionarios, al atropellar la Constitución y el Artículo Tercero de esta Carta Magna, que garantiza el derecho universal a la educación.

¿Cómo se soluciona todo esto?

Con pura voluntad y con algo que es tan escaso entre nuestras castas burocráticas: buena fe, bondad, vocación y ganas de servir al pueblo trabajador al que hoy están atropellando desde el poder que se les ha concedido. ¡Alto inmediato, cese a los intentos de desintegrar la Primaria de nueva creación y de desperdigar a sus alumnos por toda la ciudad! ¡Más escuelas, más educación sin restricciones y sin prejuicios políticos ni clasistas!

¡Sea el primero en escribir un comentario!

---ooOoo---