Los pobres en Bocoyna, si no trabajan, no comen

**Pero lo peor es que no están llegando ayudas del Municipio ni de ninguna otra autoridad o nivel de gobierno, ni en comestibles ni en efectivo, y pues no queda otra: “Tiene una que salir a fuerzas a trabajar”, expresó la joven madre rarámuri.


Los pobres en Bocoyna, si no trabajan, no comen

La Crónica de Chihuahua
16 de abril, 06:47 am

Bocoyna, Chihuahua.- El enclaustramiento, con todos sus beneficios, simplemente no funciona si por protegerse de la infección por el Coronavirus, se deja de trabajar para comer; la ecuación es simple: si no trabajas, tu familia no come, y esto se impone como una verdad sin rodeos en la Sierra Tarahumara.

Mayra Pérez, habitante del pueblo de San Juanito, el más grande del municipio de Bocoyna, vive esto todos los días. Ella trata de conservar en su hogar la limpieza extrema a la que está obligada la gente durante la emergencia nacional por la pandemia; lo hace ella y lo inculca entre sus allegados, lo de la sana distancia entre uno y otro en la calle, y trata de cumplir todas esas reglas, todas las medidas recomendadas, excepto una: quedarse en casa.

Para esta ama de casa y empleada, lo primero es conseguir y traer el sustento de su hogar. “Se ha dicho mucho que se quede uno en su casa, pero tiene una que salir a trabajar”, dijo de entrada. Porque ella tiene dependientes: una hija de 12 años de edad, también le ayuda a su mamá, que vive con ella, y tiene a un hermano enfermo en cama, quien no puede trabajar. “Y ahora también vive mi abuelito con nosotras, más mi papá y mi mamá“.

- Si usted no saliera a trabajar, ¿qué cree que pasaría? “Pues se terminaba la despensa”, respondió contundente.

Aquí, lo peor es que no están llegando ayudas del Municipio ni de ninguna otra autoridad o nivel de gobierno, ni en comestibles ni en efectivo, y pues no queda otra: “Tiene una que salir a fuerzas a trabajar”, concluyó la joven madre rarámuri.

¡Sea el primero en escribir un comentario!

---ooOoo---