Los árboles más antiguos del mundo no están en Estados Unidos, como se creía, sino en la Patagonia

**Casi desconocidos, formando verdes bosques como de cuentos de hadas, los árboles casi inmortales de la Patagonia siguen creciendo, desafiando el paso del tiempo por unos cuantos siglos más.


Los árboles más antiguos del mundo no están en Estados Unidos, como se creía, sino en la Patagonia

La Crónica de Chihuahua
11 de octubre, 09:14 am

Por H. Lanvers/
Traslasierra Noticias

Ya llevaban vivos, ahí, algunos de ellos, unos 600 años cuando, en Egipto, un faraón, para no ser nunca olvidado, decidió que se construyera la primera de las famosas Pirámides de Gizeh, junto al Río Nilo, una construcción que sería la más alta del mundo durante 3,800 años.

Ya tenían unos 2,000 años cuando, en Roma, 60 senadores asesinaban a puñaladas a Julio César, el militar y político que le daría su nombre al séptimo Mes del Año.

Están escondidos, vivos, desde antes de que el hombre supiera medir, con certeza, el paso del tiempo.

¿Adónde están esos árboles que parecen tener la fórmula de la inmortalidad? Hasta hace poco se creía que los árboles más longevos, más antiguos del mundo eran norteamericanos, de la especie Pinus longaeva, como el llamado Matusalén, de 4,854 años, en California, en Estados Unidos. O las famosas sequoias, que llegan a los 1,800 años.

Se equivocaron.

Ahora se descubrió que son los altísimos alerces patagónicos (Fitzroya cupressoides o lahual), que llegan a vivir hasta 5,300 años. ¿Adónde están? En la Patagonia, en el Parque Nacional Los Alerces, cerca de Esquel, en Chubut y en Chile, en el Parque Nacional Alerce Costero.

Argentina hasta tiene los árboles más antiguos del planeta, algo casi desconocido hasta por muchos de sus habitantes. En el Sur profundo, casi desconocidos, todavía no muy valorados, formando verdes bosques como de cuentos de hadas, los árboles casi inmortales de la Patagonia siguen creciendo, desafiando el paso del tiempo por unos cuantos siglos más.