Llevan a otra niña muerta a un hospital, con señales de golpes

**Hombre y mujer dejaron a la niña con huellas de golpes y maltrato en una clínica del sector salud, pero escaparon cuando se les informó de la muerte y se les dijo que serían llamados por las autoridades.


Llevan a otra niña muerta a un hospital, con señales de golpes

La Crónica de Chihuahua
Octubre de 2017, 10:00 am

Ciudad Juárez, Chih.- A casi 48 horas de que se registró la muerte a golpes de una niña de un año y tres meses, policías ministeriales investigan un hecho similar luego de que otra niña de tres años falleció al parecer a consecuencia de actos de violencia.

Personal de la Fiscalía General del Estado (FGE) acudió ayer poco después del mediodía a las instalaciones del área de Urgencias del Hospital Regional del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) para atender un reporte médico sobre una menor que presentaba huellas de violencia y que llegó sin vida.

Aunque autoridades omitieron dar información oficial sobre el caso, personas allegadas a la institución pública de salud dijeron que la pequeña fue llevada al lugar por sus familiares y dijeron que se lastimó en una caída.

Al lugar se acercaron investigadores pertenecientes a la Fiscalía Especializada en la Mujer (FEM) quienes se hicieron cargo de la indagatoria, mientras que el cadáver de la víctima fue trasladado a las instalaciones del Servicio Médico Forense (Semefo) para realizarle la necropsia y establecer las verdaderas causas de su deceso.

Hasta ayer por la tarde las autoridades no informaron si hay algún detenido con relación al fallecimiento de la menor.

Personal de esa dependencia de la FGE determinó que en el caso ocurrido el miércoles anterior la víctima, Kimberly Dariana Ballín Castillo, presentaba golpes en el tórax, lo que le generó una hemorragia interna y luego la muerte.

El fallecimiento de la menor se dio dentro del entorno familiar, ya que el principal sospechoso de las lesiones que le provocaron la muerte es su padrastro, cuya identidad no fue dada a conocer por las autoridades y se encuentra prófugo.

La madre, Brenda Nayeli Ballín Castillo, de 16 años, fue enviada a un centro de detención por su presunta responsabilidad en el delito de omisión de cuidados.

La pareja presentó a la niña con huellas de golpes y maltrato en una clínica del sector salud ubicada en el Circuito Fundadores y la calle Senderos de Delicias del fraccionamiento Senderos del Sol, pero escapó cuando se informó de la muerte y que serían llamadas por las autoridades.

Horas después, la madre fue asegurada por policías ministeriales.

¡Sea el primero en escribir un comentario!

---ooOoo---