Las miniaturas de Yosafat, un homenaje a los trabajadores mexicanos tradicionales

**Desde un puesto de tortas a uno de boleador de zapatos, Yosafat ha conseguido recrear la realidad mexicana que poco a poco ha ido desapareciendo debido al afán por "modernizar" al país.


Las miniaturas de Yosafat, un homenaje a los trabajadores mexicanos tradicionales

La Crónica de Chihuahua
20 de enero, 09:58 am

mexicodesconocido.com.mx

Yosafat Delgado, el artista que preserva la realidad mexicana a través de sus miniaturas

Aunque algunas personas le llamen “contaminación visual” al colorido de los puestos que por tantos años ha caracterizado a la Ciudad de México y a otras regiones del país, el artista mexicano Yosafat Delgado ha encontrado en ellos una gran fuente de inspiración; esto no sólo por los puestos en sí, sino por el trabajo humano que implica.

Gracias a esto, según nos contó Yosafat en una entrevista para México Desconocido, después de descubrir su talento para crear miniaturas hiperrealistas, decidió realizar una bella y muy mexicana colección.

Se trata de una serie en la que se representan diversos oficios que son característicos de nuestro país. Entre ellos hay un carrito del tradicional vendedor de camotes, un puesto de periódicos y otro de tortas, entre muchos más.

Cabe mencionar que esta idea surgió como un homenaje a aquellos mexicanos que, a pesar del confinamiento, tuvieron que seguir trabajando para llevar comida a sus hogares. Aunado a esto, las miniaturas son un llamado de Yosafat para que la gente consuma lo local, pues muchos pequeños negocios son continuamente amenazados por los establecimientos multinacionales.

¡Descubre más de este gran artista mexicano!

¿Quén es Yosafat Delgado?

Antes de hacerse viral gracias a sus miniaturas hiperrealistas durante el pasado 2020, Yosafat nos contó que estudió Diseño Gráfico en Cancún y que ahí vivió durante más de una década. Su fuente de ingreso era un negocio dedicado a hacer anuncios luminosos y a realizar eventos en distintos hoteles. No obstante, con la devastadora llegada del huracán Wilma en 2005, el negocio de Yosafat, así como el de muchas otras personas, se vino abajo.

Después de meditarlo, este destacado artista concluyó que lo mejor era regresar a la CDMX. Estando aquí, tuvo la oportunidad de realizar gráficos para diferentes películas y comerciales. Poco a poco, y gracias a su talento, Yosafat empezó a ascender hasta que se convirtió en diseñador de set. Fue entonces cuando aprendió sobre carpintería, herrería y arquitectura.

La carrera de Delgado no dejaba de despegar; incluso, tiempo después se volvió asistente de director de arte y luego en director de arte. Gracias a esto adquirió gran experiencia en el diseño de escenarios; hecho que sería fundamental para luego dar vida a sus impresionantes miniaturas.