Las incongruencias de AMLO

**“Que se oiga bien y lejos, no endeudaremos más al país”, dijo, pero la deuda sigue creciendo, desde el primer mes a la fecha registra el 4.26% de crecimiento diario, AMLO endeuda al país con 1,147 mdp cada 24 horas, según la SHCP.


Las incongruencias de AMLO

La Crónica de Chihuahua
28 de junio, 08:18 am

Por: Lenin Campos Córdova

Todo hasta ahora ha sido demagogia en el gobierno lopezobradorista para manipular al pueblo y convertirlo en instrumento de la ambición política transexenal; las promesas del discurso presidencial, desde su última campaña electoral hasta ahora, se consignan en la prensa nacional como promesas irrealizables, evidenciando ante los mexicanos sus incongruencias e incoherencias, sus erróneas decisiones y el olvido de la palabra empeñada.

Prometió y dijo: “No a la corrupción ni a beneficios personalistas en la administración pública”; como sabemos, sus “amigos” empresarios han recibido beneficios cuantiosos, pues, se les ha adjudicado de manera directa 74.3 por ciento de los contratos registrados en Compranet. De 28 mil 458 contratos subidos a la plataforma, solo en el 18.3 por ciento de ellos se utilizó la licitación pública y en el 7 por ciento la invitación restringida; ahora es ésta práctica, la adjudicación directa, el patrón recurrente en el ejercicio de los recursos destinados a obra pública, ejemplos de ello son los contratos de los estudios para el Tren Maya por un total de 90.8 millones de pesos; la adquisición de 671 pipas para el abasto de gasolina por 1,765 millones de pesos o siete contratos de Pemex de “invitación restringida” por 44 mil millones de pesos, ¿así se combate la corrupción?

Otra de las promesas vertidas fue: “Transitaremos hacia una verdadera democracia, se acabará la vergonzosa tradición de fraudes electorales”; no obstante AMLO ha venido debilitando los órganos constitucionales autónomos, y sus políticas presupuestales amenazan con asfixiar económicamente a los Organismos Públicos Locales Electorales (OPLES), al INE, a los tribunales electorales y a los partidos políticos, poniendo contra las cuerdas el sistema democrático del país. Aquí se ve claramente la tentación de someter a la joven democracia mexicana para hacer prevalecer el viejo presidencialismo autoritario, centralista y de partido único, ¿es el poder absoluto, la verdadera aspiración de los personeros de la 4 T?

Otra más: “No habrá aumento a los combustibles, por el contrario, bajarán los precios de éstos”; sin embargo, la gasolina no ha bajado de precio y sí sube, el combustible reporta un encarecimiento superior a 4 por ciento entre diciembre de 2018 y el arranque de junio de 2019, mientras que el diésel registró un incremento cercano a 6 por ciento; en este tema el presidente no está cumpliendo con la promesa de quitar el Impuesto Especial sobre Productos y Servicios (IEPS) , en lugar de esto, el gobierno de AMLO ganó 22,000 mdp por mes, ¿no que gobierno pobre y pueblo rico?

Agreguemos otro pronunciamiento: “Que se oiga bien y lejos, no endeudaremos más al país”; no obstante, la deuda sigue creciendo, desde el primer mes a la fecha registra el 4. 26 por ciento de crecimiento por día, AMLO endeuda al país con 1,147 mdp cada 24 horas, según la SHCP y el diario La Jornada (3 de marzo de 2019), sin que las instancias respectivas hagan ni digan nada, con lo cual, se descubre que éste gobierno sigue recurriendo al crédito y al endeudamiento igual o peor que los gobiernos anteriores a los que AMLO tanto criticaba. Como se ve, cae más pronto un hablador que un cojo.

Suma y sigue: En Salud, prometió “Iniciar de Inmediato el programa de atención médica, se volverá universal y gratuito en todo el país”; hasta ahora en esto, no hay nada bueno ni mejor, al contrario, vivimos la peor crisis en materia de salud, la falta de medicamentos y el despido de personal en el sector público, las acusaciones de la desaparición de becas para los pasantes en medicina y el cierre de más de 300 casas de salud, estamos lejos de un sistema de primer mundo; la crisis humanitaria en el sector salud se agudiza por políticas públicas erradas como las compras consolidadas y los recortes presupuestales que han provocado parálisis, desabasto y adquisiciones de medicamentos de baja calidad, con lo cual, la destrucción del sistema de salud va a todo trapo, hasta acabar finalmente con el Seguro Popular y la medicina pública para dar paso a la medicina privada. Y si no, al tiempo.

Pero, como dijo Sancho, aún falta la cola por desollar, en el tema de Seguridad Nacional prometió abrazos no balazos, y el 1 de diciembre dijo: “Crearemos la Guardia Nacional si lo autoriza el pueblo y el poder legislativo, debemos salvaguardar nuestra soberanía y paz nacional”; en este tema se asoma el verdadero objetivo de AMLO, que es la militarización, pues mientras la inseguridad y la violencia avanzan a un ritmo de 98 homicidios por día, aunque estemos en el periodo más violento y agobiante en materia de seguridad y tranquilidad de nuestros hogares y familias, todo ello se hace a un lado, y está más claro que nunca que lo que se busca es enjaular a la población, cerrando las fronteras, como es el caso de la frontera sur, con más de 7 mil efectivos, lo que constituye la actitud más omisa contra los desprotegidos que claman por la seguridad y tranquilidad, pero la gran contradicción está en ocupar la Guardia Nacional como muro humano de contención contra el pueblo migrante, como lo anticipó y ordenó Donald Trump, convirtiendo a una institución republicana en un instrumento de los caprichos y ocurrencias presidenciales.

Así de incongruente y demagógico es el presidente que prometió ser el primer defensor de los pobres, lo cierto es que cada día crece más el número de votantes que hoy se sienten traicionados y engañados, al advertir que el verdadero propósito de López Obrador no es el bienestar de los mexicanos, sino la destrucción de las instituciones que procuraban el beneficio social de aquellos, o la perversión de la finalidad de creación de las instituciones como la Guardia Nacional, convirtiéndola en policía anti inmigrantes, todo con el fin de asegurar su prevalencia en el poder. Para el pueblo mexicano el desencanto llegó, porque nada bueno puede esperarse de un gobierno que dice una cosa solo para actuar en la práctica exactamente en sentido contrario, así ni la esperanza queda.

¡Muera la ambición desmesurada del poder por el poder y viva la república!

¡Sea el primero en escribir un comentario!

---ooOoo---