Las “Baja”: un vergonzoso acuerdo para Ensenada

**Sin contar con el escandaloso daño al medio ambiente por el rodamiento de tantos vehículos «Off road» al mismo tiempo entre largos tramos de territorios prácticamente vírgenes, la empresa compró la voluntad del Ayuntamiento en un contrato rapaz.


Las “Baja”: un vergonzoso acuerdo para Ensenada

La Crónica de Chihuahua
Noviembre de 2017, 11:00 am

A escasos días de que la carrera fuera de camino “Baja 1000” cumpla 50 años de realizarse en México, el contenido del convenio para la realización de las carreras de autos Baja 500 y Baja mil, en su edición 2017, se presenta como un oneroso contrato en el que se pactó una desmedida ventaja para la empresa Score Internacional, organizadora de los eventos, en perjuicio de la ciudad de Ensenada.

Javier Cruz Aguirre /A los 4 Vientos /Foto principal: nbcs.mx

Ensenada, B.C., a 31 de octubre del 2017.- Se trata de un documento que firmó el presidente ejecutivo de Score, Roger William Norman, y el presidente municipal Marco Antonio Novelo, un entusiasta ex corredor de este tipo de competencias cuya máxima categoría –“trophy truck”– requiere una inversión promedio de 750 mil dólares, que se eleva al millón para correr las tres “Bajas” (250, 500 y 1000) según el bajacaliforniano Tavo Vildósola, quien obtuvo el título en 2010.

El convenio también lo firmó el director general de la paramunicipal Proturismo, Amador Arteaga Sahagún (cobra mensualmente 23 mil 829 pesos), y el representante legal de la empresa mexicana Score International, S de RL de CV, Abelardo Grijalva Carranza

En el documento, que tiene fecha de 24 de abril del 2017 y en el cual actuó como asistente de Novelo el secretario general fedatario Iván Barbosa Ochoa, se establecen las bases para la mutua colaboración en la realización de las carreras fuera de camino en sus dos ediciones del presente año.

Se declara que Proturismo será el enlace entre la entidad pública y la empresa para la organización y desarrollo de los eventos, y que el objetivo del acuerdo es, por parte del ayuntamiento, generar las condiciones de afluencia turística y derrama económica al municipio, así como una imagen positiva en medios de comunicación nacional e internacional.

En la cláusula primera el ayuntamiento da su anuencia para las dos carreras –la próxima en el periodo lunes 13 a viernes 17 de noviembre, aunque la empresa anuncia el espacio del 12 al 18-, comprometiéndose a dar si apoyo a Score en lo necesario para su ejecución “en franca observación a la normatividad que lo rige”.

En la segunda, el ayuntamiento y Proturismo adquieren la responsabilidad de ser ellos quienes recabarán la anuencia (convenios) por escrito de los propietarios de terrenos por donde cruzarán los pilotos y su vehículos de apoyo en las rutas oficiales, y quienes se harán cargo de su vigilancia, limpieza y libertad de obstáculos con tres semanas previas a la realización de las carreras, limitándose Score a colocar y retirar los señalamientos sobre los caminos.

Ambas entidades públicas también se encargarán de pagar a los propietarios de los predios todos los derechos de servidumbre de paso, así como el raspado y reparación de los caminos una vez que terminen las carreras

En la misma cláusula, Score se compromete a presentar ante la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales (SEMARNAT) los manifiestos de impacto ambiental sobre las rutas de las carreras para obtener ese y los demás permisos de gobierno que requiera para la realización de sus actividades.

La cláusula tercera, en su primera parte, obliga al ayuntamiento a conceder a la empresa el cierre de calles y avenidas para sus actividades en los periodos de tiempo concertados, en tanto que en la segunda se incluye la facultad “exclusiva” de Score para la asignación de los espacios para expositores y comerciantes, así como de los expositores y patrocinadores que estarán exentos del pago de derechos de comercio ambulante en donde se incluyó los stand del gobierno local y proturismo, siempre y cuando éstos se dediquen a promover las carreras.

Asimismo se designa un área de comercialización para Proturismo (calle Castillo, del bulevar Costero a la calle Primera, es decir apenas un bloque de la vía), en tanto que a Score se le encarga la limpieza de la llamada “área de contingencia” de los eventos, y al ayuntamiento la de todas las áreas aledañas.

En la cláusula cuarta, el ayuntamiento y Proturismo autorizan y prometen auxiliar a Score, “sin cargo para la empresa”, el cierre total dentro de la zona urbana en las áreas de arranque y salida de las carreras, así como las calles, avenidas, vados y arroyos por donde circulen los vehículos deportivos en los días en que se realice cada acontecimiento.

El compromiso del ayuntamiento para acondicionar la zona de vado del arroyo Ensenada para brindar “el espectáculo seguro” a los medios de comunicación y a los espectadores, lo contempla la cláusula quinta, en la cual el gobierno local adquiere la responsabilidad de habilitar un “área de rampas con sus propios recursos, su propia maquinaria y personal”, colocar gradas y dar la seguridad pública a los participantes y el público en la zona pluvial (arroyo Ensenada) y las demás vialidades urbanas por donde crucen los corredores.

LAS REGLAS DEL PATRÓN

Los compromisos de Score quedaron plasmados en la cláusula séptima. Ellos son:

1.- Hacer un primer pago a Proturismo por 105 dólares (mil 890 pesos, cotizados a razón de 18 por dólar) por cada equipo inscrito que arranque en cada carrera, a excepción de las inscripciones de cortesía hechos por la empresa.

2.- Pagar a la misma paramunicipal un adelanto de 10 mil 500 dólares (189 mil pesos), equivalente a 100 inscripciones, los días 2 de mayo y 2 de octubre del 2017; esto siempre y cuando se hayan hecho al menos el centenar de registros.

3.- El depósito de dos pagos del “Baja Fee” (Cuota Baja), de acuerdo al número adicional de inscripciones, Esto a más tardar los días 9 de junio (Baja 500) y 24 de noviembre (Baja 1000).

Se estableció que todos estos pagos se harán “sin necesidad de requerimiento alguno” por parte del ayuntamiento y Proturismo, siendo Score quien realice y presente al gobierno local la lista de los equipos inscritos, excluyendo a los que otorgó cortesías.

4.- El pago al ayuntamiento de 2.5 salarios mínimos en México (200.10 pesos) por equipo inscrito y que arranque las carreras, excluyendo las inscripciones de cortesía, por concepto de impuesto municipal, en un plazo no mayor a cinco días hábiles posteriores a la celebración de las carreras.

5.- También cinco días hábiles después de las carreras, la empresa pagará al ayuntamiento 7.5 salarios mínimos (600.30 pesos) por concepto de derechos de venta de cada espacio arrendado en vía pública por Score en la zona de contingencia de las carreras.

Este concepto se cubre como contraprestación al ayuntamiento por permitir a la empresa “el derecho de uso y ocupación gratuita de la vía pública” en las dos semanas (una por edición) en que se realizan las “Baja”, y que incluyen contingencia, revisión mecánica, arranque, meta y premiación.

Esto “en el entendido de que Score será la única entidad autorizada para comercializar el 100 por ciento de los espacios en el área de contingencia (a donde asisten decenas de miles de personas en los días de los eventos), dejando al ayuntamiento obtener los derechos por venta de bebidas con graduación alcohólica en los puestos públicos”, menciona el convenio.

La lista de los espacios comercializados, cuya cantidad no se precisa pues la empresa los destinará de acuerdo a un plano que diseñará sin intervención del ayuntamiento, la elaborará en exclusiva Score, quien se reserva el derecho de informar al gobierno los nombres de las cortesías que otorgue en la contraprestación.

6.- El pago en calidad de donación al Sistema Municipal para el Desarrollo Integral de la Familia (DIF) de 250 pesos por cada espacio comercializado, con excepción de las cortesías y puestos oficiales de la empresa.

También concede en administración a Proturismo cinco inscripciones de cortesía, las cuales se deben transparentar ante la empresa –nombre de los corredores, su equipo y categoría- con un plazo máximo siete días antes de las carreras. Hasta hoy, el gobierno local no ha dicho en Ensenada quienes recibieron ese beneficio en al menos la edición de la Baja 500 de este año, y a quienes entregó o entregará las de la Baja 1000.

Score también se compromete a contratar las ambulancias de emergencia, a promover las carreras en medios regionales, nacionales e internacionales, y a rentar los jardines del histórico Ex Hotel Riviera de Ensenada.

En la cláusula octava quedó plasmada la obligación del ayuntamiento de raspar las terracerías por donde cruzarán las rutas oficiales de carreras, la seguridad de los corredores y sus apoyos cuando inicien las etapas de pre-carrera.

En el inciso “B” de esta cláusula se acordó que Proturismo gestionará y obtendrá -con el apoyo del sector hotelero de Ensenada y sin cargo para Score-, 35 habitaciones dobles por tres noches (Baja 500) y cuatro noches (Baja 1000), reservaciones que se deberán notificar a la empresa con 21 días de anticipación a las actividades.

Por otra parte, el ayuntamiento cede -sin cargo para la empresa- el uso y ocupación del Salón Catedral del Centro Social, Cívico, Cultural y de Convenciones Ex Hotel Riviera (inmueble Patrimonio Cultural de Baja California a partir del 31 de diciembre de 2014)- para la celebración de conferencias de prensa, junta de pilotos de aeronáutica, junta de pilotos de los vehículos y premiación.

La administración municipal también tramitará, sin cargo para Score, el soporte de elementos de las Secretarías de Marina y de la Defensa Nacional –tropa, escolta y bandas de guerra- para la seguridad y apoyo a la empresa en las áreas de contingencia y arranque y meta de las carreras.

Y mediante el inciso “E”, Proturismo se responsabiliza de la obtención, operación y uso de 30 sanitarios portátiles para las etapas de contingencia, bienvenida y revisión mecánica, y en las áreas de arranque, meta y premiación de las dos carreras. Esto, sin cargo para Score.

Asimismo el ayuntamiento se obliga a coordinar todo lo referente a la logística y operación de planes de seguridad en las fechas de los eventos ante al menos 11 organismos públicos, entre ellos todas las corporaciones policiales en los órdenes municipal, estatal y federal, además de la Procuraduría estatal de Justicia, Protección Civil, Bomberos y la Cruz Roja.

Finalmente, las partes firmantes acordaron sujetarse a los tribunales correspondientes en caso de controversia jurídica, “renunciando en este acto a cualquier otro fuero que pueda que pueda corresponderles”.

IMPUNE VIOLACIÓN AL REGLAMENTO MUNICIPAL DE ESPECTÁCULOS PÚBLICOS

El Reglamento para el Funcionamiento de los Espectáculos Públicos y Centros de Reunión para el Municipio de Ensenada, menciona en su artículo 6, inciso 6, que entre otras actividades regula lo relativo a “las carreras de automóviles o motocicletas” en los que se cobren cantidades en efectivo ya sea por concepto de entradas con derecho a presenciar los eventos o como cuotas, donativos, etcétera.

El artículo 22 determina que en los casos de carreras de automóviles, al igual que en otros espectáculos públicos, el ayuntamiento tiene la obligación de salvaguardar la seguridad de los espectadores contra posibles accidentes.

Indica: “La Presidencia Municipal ordenará al Director de Obras y Servicios Públicos Municipales, que se haga una minuciosa inspección de las pistas (…) en que se tengan que desarrollar esas actividades y que el Director del Departamento indicado informe sobre si las pistas prestan las condiciones de seguridad requeridas; si no fuera así, se ordenará a los interesados que hagan las obras de adaptación que se les indiquen y si no lo hicieren, se les negará el permiso correspondiente. Llenados los requisitos, se autorizará la celebración del evento”.

En este caso, Score se desliga de tal responsabilidad y la traslada al gobierno local, quien acepta sin objetar la decisión de la empresa.

El ayuntamiento de Ensenada también renuncia explícitamente a lo que señalan los artículos 27 y 28 del reglamento.

El uso de los salones del Ex Hotel Riviera, patrimonio histórico de Ensenada, al servicio de Score libre del pago de derechos (Foto: Crónica Ensenadense).
El primero indica que los comercios que se instalen en los lugares adicionados dentro de los centros de espectáculos para la venta de golosinas, alimentos, refrescos, etcétera, deberán solicitar al Gobierno Municipal la licencia correspondiente para su funcionamiento, cubriendo los requisitos que para ello exigen las autoridades sanitarias.

Y el segundo manifiesta que en los “lugares abiertos” (al aire libre) en que se celebren eventos deportivos, corridas de toros o cualquier otro espectáculo o esparcimiento, los vendedores de los artículos podrán circular una vez que soliciten y obtengan en el ayuntamiento las respectivas licencias, sin las cuales no podrán ejercer su actividades.

El convenio con Score establece que la empresa es la única administradora y comercializadora de los espacios de venta y promoción que funcionen los días de las dos carreras.

La empresa también evade el contenido del artículo 48, que dispone: “El sueldo de los Inspectores de la Autoridad que sean comisionados para que concurran a fin de vigilar determinadas actividades, conforme a este Reglamento, será pagado por las empresas o encargados de los espectáculos públicos.”

EL DUEÑO DE LA CASA

Correspondió al regidor Cristian Vázquez dar información de lo que para el Ayuntamiento de Ensenada significa el contenido del convenio y lo que puede hacerse para mejorarlo el próximo año.

En declaraciones públicas hechas en agosto, el edil independiente, único que se ha pronunciado en torno a las carreras y el próximo 3 de noviembre realizará el Foro de Análisis de las Carreras Fuera de Camino, consideró necesario elevar los derechos por corredor y por stand a la empresa, así como gravar otros conceptos actualmente exentos para Score.

También evitar que la paramunicipal Proturismo firme los convenios y se haga cargo del peso de representar al ayuntamiento con la empresa extranjera, ya que al hacerlo “se compromete al órgano centralizado.”

Reveló que en la pasada edición de la Baja 500, por primera vez en los últimos 10 años, Proturismo logró reducir a poco más de 20 mil pesos el déficit con el que opera las carreras, pasivo que se dio luego de que la entidad pagara trabajos de raspado de terracerías y caminos que utilizan los corredores y no fueron cubiertos por otros gobiernos municipales.

También destacó que el ayuntamiento destina alrededor de 20 trabajadores de la Dirección de Obras y Servicios Públicos para los trabajos de mejora de esos caminos. Esto por dos semanas previas a la realización de cada carrera, lo que reduce la atención de esa dependencia a la ciudadanía por espacio de un mes al año.

Asimismo, informó que el gobierno local destina en cada evento hasta 300 elementos de seguridad pública –aunque “en ediciones recientes los organizadores contrataron 200 elementos de seguridad privada”-, situación que de acuerdo con el regidor debe cambiar.

“Este, al igual que el caso de los trabajadores de Obras Públicas, es un tema que también se debe replantear y aumentar el cobro de derechos a la empresa, así como buscar que el precio de los stands o puesto sea más alto para la empresa, aparte de que se mida con la misma vara a un evento de Score o Proturismo, con la misma que se mide a los artesanos.”

Y es que conforme a la Ley de Ingresos del Ayuntamiento de Ensenada para el presente año, el derecho que se cobra por los puestos públicos es de 508 pesos, “cuando Proturismo y Score los comercializan en miles de pesos.”

Consideró que el gobierno debe aumentar de 2.5 a 10 salarios mínimos el pago que Score hace al ayuntamiento por cada corredor inscrito y que el lugar de salida y llegada de las carreras debe cambiar a una zona fuera de la mancha urbana, posiblemente el valle de Ojos Negros o al finalizar la avenida Prolongación de la calle Ruiz.

“Ensenada no es la misma (ciudad) que era en los años 60 (del siglo pasado), cuando comenzaron las carreras. Y tampoco basa su grandeza en ser más visitable que habitable”, comentó por último.

PLETÓRICO DE IRREGULARIDAD JURÍDICA Y DAÑO ECOLÓGICO A LA PENÍNSULA

Y en materia ambiental, cabe destacar el estudio que para obtener el grado de Maestría en Administración Integral del Ambiente por el Colegio de la Frontera Norte (COLEF) realizó Arlett Vidarte Rodríguez en el año 2012, respecto a las implicaciones sociales y ambientales de las carreras fuera de carretera en la Península de Baja California.

En las conclusiones de su tesis profesional, la investigadora identificó que los intereses por parte de la empresa se oponen a los de los ejidatarios por donde cruzan las carreras y a los principios de la protección del medio ambiente. Incluso, afirmó, “se detecta que el interés de la empresa se sobrepone incluso al marco normativo” vigente en la federación, el estado y el municipio.

Destaca que del diagnóstico que hizo de los instrumentos de gestión que analizó relacionados a la normatividad para regular la actividad de las carreras fuera de carretera en Baja California, específicamente la Baja 1000. encontró que existe una falta de coordinación entre algunas normas que cada uno de ellos establece

“Se detectaron incompatibilidades con respecto a lo establecido por la Ley General del Equilibrio Ecológico y la Protección al Ambiente (LGEEPA), el Reglamento de la Ley General del Equilibrio Ecológico y la Protección al Ambiente en Materia de Evaluación de Impacto Ambiental, la Ley Federal del Derecho, la Ley de Protección al Ambiente para el Estado de Baja California, el Programa de Ordenamiento Ecológico de Baja California (POEBC)”.

Por ejemplo, mencionó que considerando lo establecido en la Ley Federal de Derechos, la Ley General del Turismo también debería formar parte de la regulación de la actividad ya que indica el pago que se debe realizar para utilizar las Áreas Naturales Protegidas como zonas turísticas, deportivas o de recreación.

“Al revisar la ley de turismo se identificó que no se mencionan las carreras fuera de carretera, ello aunado a la carencia de un reglamento (…) Se puede observar que la suma del cobro de derechos es tan baja que no compensa ningún impacto generado. Por tanto, se propone que se lleven a cabo los estudios económicos para poder tasar de manera real esta actividad”.

Y denunció que la información obtenida en su investigación en las oficinas de la Secretaría estatal de Protección al Ambiente (SPA) de Ensenada, indica que “en ocasiones se llevan a cabo las carreras por zonas prohibidas y que no son sancionados los infractores, lo cual es una evidencia más de la no aplicación de la normatividad existente.”

Aún más, indicó que los resolutivos de manifiestos de impacto ambiental que Score presentó para su evento Baja 1000 del periodo de 1998 al 2011, muestran que nueve de ellos fueron aceptados y cinco negados.

Pero “en las 78 ocasiones que se ha aprobado la realización de las carreras, siempre se ha acompañado de recomendaciones y condicionantes específicas que el promovente (Score International) debe cumplir, las cuales hasta la fecha no se han respetado”.

Por ello, recomendó que las sanciones a la compañía deben ser más severas y obligar a Score a cumplir con las condicionantes establecidas en los resolutivos.

“En caso de que no se respete lo establecido en los mismos, se proceda de forma más rigurosa y se prohíba la realización de la carrera al año siguiente, hasta ver que se cumpla con todo lo establecido por la ley mexicana”.

Finalmente destaca que SCORE International no es mexicana, lo que evidencia la mala aplicación de la normatividad existente y le permite evadir impuestos.

“Por tal motivo, se considera que aun cuando la empresa sea extranjera, debe estar sujeta a las mismas obligaciones fiscales para llevar a cabo la actividad”.

¡Sea el primero en escribir un comentario!

---ooOoo---