La vivienda en Texcoco

Por Brasil Acosta Peña


La vivienda en Texcoco

La Crónica de Chihuahua
10 de agosto, 17:36 pm

(El autor es Doctor en economía por el Colegio de México (COLMEX) con estancia en investigación en la Universidad de Princeton, fue catedrático en el Centro de Investigación y Docencia económica y articulista en la revista económica Trimestre Económico.)

Lejos de que se cumpla el presagio de quienes se han dedicado a ensuciar el nombre de Antorcha, la realidad se ha impuesto y ha demostrado cabalmente la congruencia de nuestra organización. Se ha acusado al Movimiento Antorchista Nacional (MAN) de invadir terrenos y de apropiarse de casas ajenas, todo lo cual es absolutamente falso; por el contrario, su trabajo demuestra su profunda preocupación por transformar Texcoco y por resolver los problemas de quienes sufren las más terribles carencias.

Prueba de ello son las obras que se han realizado gracias a la gestión del MAN, que hoy suman más de 80 techumbres en las escuelas de Texcoco; esta gestión también ha contribuido al rescate de monumentos históricos tan importantes como la Catedral de Texcoco, las parroquias de San Sebastián, La Conchita, San Mateo Huexotla, San Luis Huexotla, San Miguel Coatlinchán, Santa María Tulantongo y la de San Buenaventura en Tezoyuca; los avances en obras y servicios que se han hecho en las colonias formadas por el MAN en Texcoco y que no han costado recursos al erario de este municipio, pues se han hecho gestiones con los diputados del MAN y con las autoridades federales y estatales, son un ejemplo más de este trabajo cuyo objetivo es brindar las mejores condiciones de vida a quienes habitan en esas colonias.

Prioridades del MAN son la educación, la cultura, el progreso y el bienestar social, la ciencia y el deporte. Para lograr estas metas, se trabaja arduamente, día con día y desde la trinchera que corresponda, es decir, con o sin el poder público, como se ha demostrado en Texcoco.

Pues bien, ahora toca hablar de un problema que aqueja a miles de familias en Texcoco y de lo que ha hecho el MAN al respecto para resolverlo, como una muestra de su disposición real para mejorar las condiciones de vida de la gente.

Uno de los grandes problemas de los texcocanos es la falta de vivienda. Según el informe anual sobre la situación de pobreza y rezago social 2016 de la Secretaría de Desarrollo Social, el número de viviendas en Texcoco es de 61 mil 978; de éstas, 9.7 por ciento no tienen cocina, lo que equivale a 6 mil 11 hogares; en 7.4 por ciento de las viviendas de Texcoco, es decir, en 4 mil 586 hogares, existe hacinamiento; 4.6 por ciento de los hogares viven sin agua entubada, es decir, 2 mil 850 familias; 1.7 por ciento de los hogares poseen techo precario, es decir, carecen de losa de cemento, esto significa que mil 53 viviendas se encuentran en esta condición; uno por ciento de las viviendas tienen piso de tierra, lo que equivale a 619 viviendas.

Como se ve, todavía hay muchas carencias en Texcoco y de entre ellas la de mayor trascendencia, según el informe anual de la Sedesol 2016, es la “carencia por acceso a los servicios básicos en la vivienda” que representa el 38.4 por ciento de las carencias; y si le sumamos la “carencia por calidad y espacios de vivienda” que representa el 12.2 por ciento, la vivienda representa el 50.6 del total de las carencias, es decir, poco más de la mitad. El resto de los rezagos se distribuye en las diferentes carencias: “rezago educativo”, 9.8 por ciento; “carencia por acceso a los servicios de salud”, 23.4 por ciento y “carencia por acceso a la alimentación” 18.5 por ciento. El número de personas que tiene la carencia por calidad y espacios en la vivienda es de 28 mil 870.

El Coneval presenta los siguientes datos: “en 2010, 112 mil 221 individuos (42.1 por ciento de la población) se encontraban en pobreza, de los cuales 90 mil 998 (34.2 por ciento) presentaban pobreza moderada y 21 mil 223 (ocho por ciento) estaban en pobreza extrema. En el mismo año (2010) había en el municipio 55 mil 80 hogares, de los cuales 12 mil 908 estaban encabezados por jefas de familia (1.5 por ciento de los hogares de la entidad). El porcentaje de individuos que reportó habitar en viviendas con mala calidad de materiales y espacio insuficiente fue de 14.8 por ciento (39 mil 330 personas). El porcentaje de personas que reportó habitar en viviendas sin disponibilidad de servicios básicos fue de 22.4 por ciento, lo que significa que “las condiciones de vivienda no son las adecuadas para 59 mil 689 personas”.

Las autoridades de los tres niveles de gobierno deberían tomar nota e instrumentar medidas para resolver este grave problema; pero en lugar de hacerlo se han dedicado a eliminar los obstáculos para que una empresa privada construya en Texcoco 970 viviendas, cada una con un costo promedio de un millón de pesos, es decir, el equivalente a 34 años de trabajo continuo de un trabajador que gane el salario mínimo. Por eso el trabajo de una de las líneas de acción del MAN consiste en promover el mejoramiento de la vivienda; en la región Texcoco podemos señalar que, en el primer semestre de 2017, hemos conseguido la aplicación de 2 mil 435 acciones de vivienda para beneficiar a 9 mil 740 personas. Entre estas acciones se encuentran cuartos adicionales, losa, láminas para mejorar las condiciones de los cuartos en mal estado y tinacos para aquellas familias con carencia de agua.

Lejos de lo que afirman sus detractores, el MAN actúa completamente dentro de la ley y trabaja sin descanso para otorgar certeza jurídica a los habitantes de la colonia antorchista Fray Servando Teresa de Mier; por el contrario, quienes acusan al MAN guardan hipócrita silencio en torno a la realidad de la vivienda en Texcoco, donde el 50 por ciento de los lotes carece de escritura pública y no existe ninguna campaña para resolver este mal. Con esto se prueba sobradamente que las colonias formadas por el MAN poseen sólido sustento legal para garantizar el derecho constitucional de todos los mexicanos a una vivienda digna. El derecho a la vivienda está consagrado en la Constitución, pero los rezagos continúan; en Texcoco sigue habiendo carencias y una falta de correspondencia entre el decir y el hacer de las autoridades que no cumplen con su obligación de atender el tema de la vivienda, sin hablar de todas las carencias que persisten en las comunidades. Toca a los ciudadanos unirse a las filas del MAN y conformar una fuerza nacional imbatible que permita impulsar un cambio de modelo económico que tenga entre sus prioridades la seguridad de una vivienda digna para quien la necesite.

¡Sea el primero en escribir un comentario!

---ooOoo---