La lucha de Antorcha, un peligro para intereses mezquinos y egoístas

**Hay gente que no quiere ver crecer a la organización o no quiere ver que el pueblo despierte y exija una vida mejor para ella y su familia.


La lucha de Antorcha, un peligro para intereses mezquinos y egoístas

La Crónica de Chihuahua
2 de abril, 16:30 pm

Por Rosario Hinojosa Walle

Antorcha lucha por mejorar las condiciones de vida de los que menos tienen, por ello su lema “La Organización del pueblo pobre de México”, sin embargo, hay gente que no quiere ver crecer a la organización o no quiere ver que el pueblo despierte y exija una vida mejor para ella y su familia, además de que al encabezar a los pobres del campo y de la ciudad, muchos intereses mezquinos y egoístas se ven afectados.

Esto viene a colación luego de los atentados que los compañeros antorchistas de Puebla e Hidalgo han venido sufriendo en los últimos 6 meses; en el caso de Puebla, el pasado 10 de octubre de 2017 asesinaron en una emboscada, perpetrada al Presidente Municipal antorchista de Huitzilan de Serdán, Puebla, Manuel Hernández Pasión, por un comando cuando el edil viajaba de Zacapoaxtla hacia Huitzilan.

Luego del asesinato del compañero Manuel, varios destacados antorchistas recibieron amenazas de muerte y fueron allanadas oficinas y casas a plena luz del día, sin que hasta el momento haya una sola persona detenida por tales hechos.

El 20 de febrero para ser exacta, un grupo de nueve jóvenes antorchistas sufrieron, entre los que se encontraba Ovidio Celis Córdova, hijo del diputado federal y líder estatal del antorchismo poblano, Juan Manuel Celis Aguirre y de la destacada y querida compañera, dirigente de los antorchistas del centro del estado de Puebla, la Doctora Soraya Córdova Morán.

Fueron víctimas de una emboscada, escrupulosamente armada y que denota relación con mafias y con el poder público, los jóvenes antorchistas estuvieron a punto de ser linchados y quemados vivos tras ser instigado en su contra un grupo de pobladores de Zacachimalpa, junta auxiliar de Puebla, acusándolos de secuestradores y de invasores de tierras.

El lugar preparado fue una escuela primaria, la rápida irrupción de un grupo armado dirigido personalmente por el líder de un sindicato de transportistas de materiales de la construcción y el incendio provocado por este grupo delincuencial en los departamentos que habitan varias familias antorchistas, y en cuyo rescate, según la prensa poblana, iban los sicarios, porque estaban “invadidos”, revelan claramente que los actores materiales de tan horrenda agresión a los nueve jóvenes, todos estudiantes y gente de bien, estaba orquestada desde alguna esfera del poder, o bien por gente con mucho poder económico y político con acceso a información privilegiada, a poder de mando en algunos funcionarios y en la policía y al control claro de mafias y sicarios.

En el caso de Hidalgo, el Ing. Estanislao López López, integrante del Comité Estatal del Movimiento Antorchista en ese estado, fue agredido en una asamblea en San Gregorio de Huehuetla, la compañera Evelia Bautista fue cercada por gente de los presidentes municipales de la región huasteca y el cerco en que se vio sometido el Ing. Andrés Pérez Vázquez en una de las carreteras en la región Huichapan, Nopala por dos unidades desconocidas y que iban con el fin de hostigar.

Posterior a eso, el 10 de marzo pasado, Andrés Pérez Vázquez fue objeto de retención por parte de policía estatal en el arco norte, sin ningún motivo evidente, fue registrado, fue escaneada su credencial de elector y todo eso según dijeron los elementos policiacos subido a la plataforma de información que ellos manejan, haciéndole saber que “tenían investigaciones previas abiertas para llevarse a cabo, pero que por ese momento lo dejaban ir”.

El Lic. Glauco Armando Flores Torres, se encontraba realizando labores rutinarias en la Agencia de Ministerio Público en Pachuca, por asuntos que sucedieron durante el mes de agosto del año pasado al realizar los antorchistas manifestaciones significativas

Acto seguido, el Lic. Glauco Armando Flores Torres, al salir de la procuraduría tomó un taxi, en metros más adelante fue interceptado por una camioneta sin placas, obscura con 4 tipos a bordo, lo obligaron a bajar de la unidad; amenazando al chofer a que se diera prisa de retirarse, poniendo al licenciado en los asientos de atrás, empezando a darle golpes y al mismo tiempo que le decían “quién era, que realizaba asesoría jurídica a favor de los antorchistas pachuqueños, que esto era mucha molestia ya para sus jefes y si no tendría peores consecuencias”, lo dejaron tirado en un lote baldío en la colonia Matilde a la orilla de la ciudad, amenazándolo con pistolas, es sin duda esto una situación muy grave.

Los antorchistas tamaulipecos junto a los antorchistas de todo el país, reprobamos estos actos arteros, por lo que exigimos que los gobiernos de Puebla e Hidalgo investiguen, encuentren y apliquen todo el peso de la ley a los autores materiales e intelectuales de estos sucesos.

¡Sea el primero en escribir un comentario!

---ooOoo---