La leyenda negra del hospital siquiátrico de Santa Isabel

**Llegan los curiosos a tomar licor y cervezas para darse valor para enfrentar a los supuestos fantasmas, y el lugar del hospital se encuentra muy destruido. En ruinas.


La leyenda negra del hospital siquiátrico de Santa Isabel

La Crónica de Chihuahua
Mayo de 2012, 15:57 pm

Por Froilán Meza Rivera

Santa Isabel, Chihuahua.- Hordas de jóvenes morbosos de la capital del estado arriban frecuentemente a este pueblo, atraídos por la leyenda que habla de que en un supuesto hospital siquiátrico, se aparecen los espíritus de los pacientes asesinados, supuestamente también, por el doctor que los atendía.

Como consecuencia de esta invasión que se da por lo general los fines de semana, y que consiste en que llegan los curiosos a tomar licor y cervezas para darse valor para enfrentar las sedicentes «amenazas» de los fantasmas, el lugar del hospital se encuentra muy destruido. En ruinas.

Pasear por el interior resulta estremecedor, dada la soledad que siente el visitante en los pasillos y habitaciones. En días de mucho viento, y si es tarde como para que ya no haya luz del sol, la experiencia puede ser sobrecogedora. Entre las ventanas rotas y los huecos de los derrumbes, se cuelan susurros y aullidos, quejidos y chirridos que se producen naturalmente por el paso del viento.

La difusión más generalizada de la leyenda corrió a cargo del Discovery Channel, que transmitió un segmento en el que ese canal de televisión por cable se hizo eco de una rara y superficial «investigación» que realizó un grupo local denominado Zetta.

De ahí se derivó la fama que tiene la ruina de este hospital como lugar «marcado» por apariciones fantasmales. Y la posterior invasión que hacen del inmueble los jovencitos curiosos que provocan destrozos el fin de semana.

«Pues sí, pero ese mentado grupo Zetta no investigó nada, porque lo más elemental era que debieron haber preguntado a los vecinos, y que yo sepa, a nadie preguntaron en Santa Isabel», se quejó Javier Luján Renova, encargado del terreno.

«Me hubieran preguntado a mí, yo vivo enfrente y les hubiera respondido a las preguntas que no se dignaron hacernos», lamentó el funcionario municipal.

La verdad -aseveró-, es que el propietario, el doctor Roberto Fierro, «no mató ni maltrató a nadie, y hay que aclarar que no era hospital siquiátrico, ni neurosiquiátrico, era un hospital común y corriente que funcionó como casa de descanso de pacientes de todo tipo: personas en rehabilitación por drogas o alcoholismo, ancianos en retiro, en fin... pero no era un manicomio, ni nada por el estilo».

La leyenda negra, basada en solamente rumores agrandados y exagerados, habla de un «tétrico hospital siquiátrico abandonado». En palabras del grupo Zetta, que es una filial de otro grupo de personas que se sienten perseguidas por extraterrestres y que aseguran que son «contactados» por OVNIs y extraterrestres, «existen versiones de que el director de ese hospital, un afamado neurosiquiatra, perdió la razón y asesinó uno a uno a sus pacientes en 1995. Grupo Zetta se dio a la tarea de investigar a fondo el caso, recopilando varias versiones de lo ahí sucedido 12 años atrás, versiones que apuntaban que el director del siquiátrico murió de una enfermedad crónico degenerativa, hasta otras que aseguran que un día amanecieron pacientes y doctor sin vida, habiendo en el lugar rasgos violentos, paredes y batas ensangrentadas».

Para Javier Luján, ese tipo de leyendas qua hablan de falsos asesinatos en masa y de inexistentes doctores desquiciados, sólo atrae mala fama a esta cabecera municipal, por lo que hizo una invitación a que la gente se abstenga de venir a hacer destrozos en un lugar que ya se encuentra prácticamente en ruinas por culpa de la mala publicidad.


5 comentarios de los lectores.

---ooOoo---