La incongruencia entre el hacer y el decir

**Morena dijo NO al aumento del salario mínimo en la Cámara de Diputados. Votó en contra de la iniciativa del PRD para aumentarlo a $176.12 diarios.


La incongruencia entre el hacer y el decir

La Crónica de Chihuahua
30 de septiembre, 11:48 am

Por Eleusis Córdova Morán

​...” En la sesión ordinaria del martes 18 de septiembre, la fracción parlamentaria del PRD propuso una Iniciativa de Ley con Proyecto de Decreto para que se eleve el salario mínimo de los trabajadores a $176.12 diarios.

​Nadie objetó dicha iniciativa. Se sometió a votación y ¡Oh! ¡Sorpresa!, no fue aprobada por la fracción parlamentaria de MORENA, escudo: la fuerza brutal del número; y exhibiendo una incongruencia vergonzosa entre su decir y su hacer, echaron para atrás esa iniciativa. ¿No son primero los pobres?

​No se manejaron argumentos de ningún tipo para oponerse a la mencionada iniciativa. ¿Por qué votaron en contra? Como el Monje Loco nadie sabe nadie supo.

​¿Por qué oponerse a una iniciativa que, aunque sea en la forma, busca beneficiar a los desprotegidos de este país? Ninguna respuesta. El repudio a esta actitud de las fracciones restantes no se hizo esperar, un ¡uuuhu! sonoro se escuchó en el recinto legislativo; desgraciadamente eso no resuelve las cosas.

​Entonces, está en nuestro derecho el concluir que las promesas de López Obrador realizadas en campaña están muy lejos de cumplirse. Tenemos que aceptar que no se está dispuesto a resolver ni en la forma ni en el fondo el problema de la pobreza y que seguiremos esperando otros tiempos y otro gobierno para procurar justicia social a los más necesitados del país.

​Queda claro que seguiremos recibiendo limosnas disfrazadas de programas sociales. Pero nada, absolutamente nada, de tomar medidas enérgicas que afecten al sistema injusto en que vivimos.

​Debe dejarse de seguir fomentando el odio entre los ciudadanos atacando a sus organizaciones; ése es un papel denigrante que no debe desempeñar el Presidente de la República. Necesitamos a un estadista no a un buscapleitos de cantina.

​Deseo que esta conducta no sea la prueba irrefutable de que gobernará como lo hacen los diputados de su Partido en la Cámara, de que nos esperan 6 años de imposiciones de un gobierno dictatorial que hará de la fuerza su herramienta preferida.

​¡Aguas! Esta política amenaza borrasca. Hay que denunciarla para evitar su instrumentación y el pueblo se encuentre inerme ante posibles abusos.”

¡Sea el primero en escribir un comentario!

---ooOoo---