La crisis haitiana se expande por todo México y refleja la tragedia migrante

**Los haitianos en México se debaten si continuar su viaje a Estados Unidos o solicitar refugio en el país azteca. Reciben rechazo en ambos países.


La crisis haitiana se expande por todo México y refleja la tragedia migrante

La Crónica de Chihuahua
25 de septiembre, 11:22 am

México vive una situación migratoria sin precedentes debido a que casi 150,000 indocumentados han cruzado el país azteca en lo que va de 2021.México vive una situación migratoria sin precedentes debido a que casi 150,000 indocumentados han cruzado el país azteca en lo que va de 2021.

La crisis migratoria protagonizada por haitianos se ha extendido a lo largo de México con miles de personas varadas en la frontera sur y otros malviviendo en el norte de país mientras buscan cruzar a Estados Unidos.

La región vive una ola migratoria sin precedentes desde comienzos de año con un flujo histórico de 147,000 indocumentados detectados en México de enero a agosto, el triple de 2020, y un récord de 212,000 migrantes detenidos solo en julio por la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP) de Estados Unidos.

Esta última semana la situación se ha recrudecido enormemente en el norte de México con el arribo de miles de haitianos que intentaron cruzar desde Ciudad Acuña, en el estado de Coahuila, hasta Del Río, Texas, dejando trágicas imágenes como la de un agente de la Patrulla Fronteriza golpeando aparentemente con un látigo a un haitiano.

El campamento que se formó debajo del puente fronterizo en Del Río, ya se vació, con miles que fueron deportados por EEUU a Haití, y el resto que se regresó a México.

Mientras que en México, centenares de ellos pernoctan ahora en un campamento improvisado en Ciudad Acuña, vigilado por las autoridades, y se debate entre intentar cruzar a Estados Unidos o apostar por solicitar refugio.

Tras la brutalidad registrada en este punto de la frontera, muchos migrantes llegaron esta semana a la fronteriza Reynosa, urbe ubicada en el peligroso estado de Tamaulipas, y a Monterrey, en el estado de Nuevo León.

En ambos puntos, miles de ellos han saturado los albergues existentes y han llegado a dormir a la intemperie, reflejando las dificultades que tiene el país para atender la crisis existente.