La comida de Chihuahua, delicioso patrimonio

**De Chihuahua, son muchas las comidas que han cautivado a propios y extraños, algunas de ellas son bien conocidas, pero otras son deliciosos secretos de las cocinas de los municipios que durante el virreinato formaron parte del Camino Real de Tierra Adentro.


La comida de Chihuahua, delicioso patrimonio

La Crónica de Chihuahua
25 de marzo, 12:21 pm

Fuente: INAH Chihuahua/
Coordinación de Comunicación Social

El concepto de patrimonio cultural incluye no sólo los monumentos y manifestaciones del pasado (sitios y objetos arqueológicos, arquitectura colonial, documentos y obras de arte) sino también lo que se llama patrimonio vivo, las diversas manifestaciones de la cultura popular, las poblaciones o comunidades tradicionales, y entre ello claro está, la comida.

En lo que se refiere a Chihuahua, son muchas sus comidas las que han cautivado a propios y extraños, algunas de ellas son bien conocidas, pero otras son deliciosos secretos de las cocinas de los actuales municipios que durante el virreinato formaron parte del Camino Real de Tierra Adentro.

El Centro INAH Chihuahua durante cinco años ha dedicado un exhaustivo estudio a esta parte del patrimonio inmaterial, que nos da orgullo de pertenencia.

En este sentido el antropólogo Julio Pérez, dedicado en el INAH a investigar el Camino Real de Tierra Adentro, nos asegura que la comida de Chihuahua tiene dos características: la primera que engloba a diversas regiones del estado y la otra las particularidades de cada una de ellas, eso lo que para él le da un delicioso giro a cada platillo.

Entre las comidas típicas de Chihuahua podemos encontrar los burritos, el caldo de oso (pescado), las empanadas Santa Rita, la machaca y la discada.

También están platillos como la carne asada, la carne seca, el chile con queso, el menudo, el caldillo de res, las quesadillas, el pavo ahumado, el asadero con chile pasado y los frijoles charros, entre muchos otros.

De los platillos de cada municipio podemos encontrar en Julimes, el Chile pasado y la barbacoa de pescado. En Valle de Zaragoza está la carne seca con chile pasado. En Parral, las rayadas. En Cusihuiriachi empanadas de Semana Santa rellenas de ensalada de pescado. Los dulces de leche quemada de Jiménez. Y en Aquiles Serdán el chile colorado.

La comida de Chihuahua tiene además “características semidesérticas y ciento por ciento norteñas, y el rey de las cocinas es el asado de puerco, que tiene muy pocas diferencias entre cada región y hogar, y es uno de los platillos más arraigados de la gastronomía de Chihuahua” asegura Julio Pérez.

¡Sea el primero en escribir un comentario!

---ooOoo---