La boca de ganso de Alejandro Sánchez

**No hay forma de debatir racionalmente con ese fango cibernético de amlovers, charrospolíticos, chapuceros y demás... algunos son una especie de ser mixto moralmente hablando: con cuerpo e instinto de chacal pero con una estúpida cabeza de cerdo.


La boca de ganso de Alejandro Sánchez

La Crónica de Chihuahua
19 de agosto, 09:51 am

Por Homero Aguirre Enríquez

El gran respaldo popular mostrado en las reuniones masivas con motivo de nuestro 45 Aniversario, la claridad de miras mostrada por nuestro dirigente nacional, el ingeniero Aquiles Córdova Morán, para exponer un proyecto alcanzable de país y el anuncio de nuestra disposición a formar un partido que luche electoralmente por el poder en México y resuelva el problema lacerante de la pobreza y otros más, ha relanzado la campaña de los nuevos dueños del poder contra nosotros.

No me detendré a responder al detalle las tonterías y leperadas repugnantes que lanza la claque de “chairos” y “bots” con nombres inventados que pululan por las redes en apoyo a López Obrador, dedicados a insultar, acosar y amenazar de muerte a todo aquel, incluidos los antorchistas, que publique cualquier idea divergente del ahora presidente o simplemente piense por su cuenta. No hay forma de debatir racionalmente con ese fango cibernético de amlovers, charrospolíticos, chapuceros y demás malas yerbas; algunos de ellos son una especie de ser mixto moralmente hablando: alguien con cuerpo e instinto de chacal pero con una estúpida cabeza de cerdo. Lo primero, por el sadismo y el odio criminal que destilan los insultos, las acusaciones gratuitas sacadas de los archivos de los calumniadores profesionales, por la cínica distorsión de los hechos... Lo segundo, porque el cerdo es el animal más estúpido, el menos educable de cuantos se relacionan con el hombre. Creo que ese porrismo criminal y el comportamiento más que asnal de esa gente hacia López Obrador debieran avergonzar al propio presidente; estoy convencido que llegará el día en que la historia juzgue a quien en vez de condenar tanta ruindad humana, la haya alentado y bendecido. Con su pan que se lo coma.

En cambio, sí es necesario responder a lo escrito por Alejandro Sánchez en El Heraldo de México, pues no queremos que nuestro silencio se interprete como aceptación de las acusaciones que recopila sin ton ni son, además que en el texto se asoma la oreja represiva desde el poder y la historia demuestra que no es inusual que las agresiones brutales de poderosos ensoberbecidos tengan como prólogo lo que escribió un periodista que es la boca de ganso del mandamás en turno.

1.- El 27 de mayo, Sánchez tituló ruidosamente su primer ataque: “Antorcha acosa al Presidente”, y enseguida escribió que Antorcha “Ha decidido hacerle ver su suerte a López Obrador con consignas y abucheos mientras hace uso de la palabra”. Quien lea eso y no tenga ningún antecedente, no puede más que concluir que los acosadores somos nosotros y la víctima es el “desvalido” presidente. Pero esto es una mentira del periodista, un grosero truco para invertir la responsabilidad presidencial y denostar a los antorchistas como provocadores. Hay evidencias grabadas en actos con amplia cobertura mediática, donde el presidente se refirió decenas de veces a los líderes antorchistas, a los que burlonamente apodó “Antorcha mundial”, como “intermediarios”, beneficiarios de “moches”, etc. Desde la primera ocasión en que lo dijo, en Mexicali, el 21 de septiembre de 2018, le aclaramos que eso no era cierto, que los líderes nunca hemos recibido ningún programa de manera directa, por lo que es imposible que nos quedáramos con algo que jamás hemos tenido; la primera protesta pública en uno de sus actos, fue después de ser difamados casi cien veces por el presidente; fue un acto pacífico y de legítima defensa civil, al que tenemos derecho a recurrir los mexicanos y usaremos si persiste el acoso presidencial.

2.- Que Aquiles Córdova “ha sabido manejar un movimiento de masas que le dio fuerza, permitiéndole acuerdos y negociaciones con el otrora partido en el poder”. ¿Y dónde está el delito? Yo no sé de ningún movimiento popular auténtico que no tenga necesidad de buscar acuerdos con quienes tienen el poder y son responsables de aplicar el presupuesto público que requieren los sectores populares, de donde no se desprende que el resultado de tales acuerdos sea indebido o impublicable. Los antorchistas podemos presentar una lista de obras públicas que hemos gestionado a favor de gente pobre de todo el país, y nadie podrá encontrar en ella algo indebido o corrupto. Millones de mexicanos son nuestros testigos.

3.- “Antorcha acumula denuncias por violencia, intimidación y hasta secuestro y asesinato”. Decir esto es una verdadera estupidez y una canallada. Antorcha es una organización de millones de personas, ¿todas ellas son responsables? ¿En bloque o de una por una? ¿En dónde se cometieron esos delitos, quiénes son las víctimas y los denunciantes, qué juez sentenció a “Antorcha”? Todo es una calumnia vil de un hombre que recibió un encargo para usar su pluma contra millones de mexicanos antorchistas que no le han hecho ningún daño, ni a él ni a nadie. Hace algunos años, Alejandro Sánchez escribió un texto calificado por miles de mexicanos de discriminatorio, misógino, machista y justificatorio de un crimen que hizo víctima a una joven mujer. Ante la indignación que provocó su escrito, el periodista tuvo que disculparse públicamente con los que ofendió; espero que ahora se disculpe con los millones de antorchistas que ha ofendido.

4.- Que Santiago Nieto “detectó cuentas de cientos de millones de pesos de la organización de Córdova. Y se detectaron más de 40 gasolinerías, hoteles, restaurantes, etcétera…”, afirmación que coincide literalmente con la filtración publicada días antes por el diario digital ejecentral, y que los chairos difundieron a todo trapo, incluso poniendo el nombre y fotografía de nuestro dirigente nacional y “exigiendo” su encarcelamiento, lo que da una idea del origen “cuatroté” de la infame filtración, sin dejar de lado la participación colateral de políticos de otros partidos en la filtración y expansión de los ataques, misma que, llegado el caso, haremos pública. Mi respuesta es la siguiente. Primero: el ingeniero Aquiles Córdova Morán no tiene cuentas bancarias, posesiones ni riqueza acumulada de ningún tipo; su enorme prestigio entre millones de mexicanos es derivado de su vida transparente y de su decisión inquebrantable de vivir para erradicar de México el dolor inhumano y terrible de la pobreza que sufren millones de mexicanos. Nadie debe dudar, y menos los nuevos aprendices de dictador, que fabricarle delitos y perseguirlo a él o a otros dirigentes antorchistas mediante el abuso de poder, sería un terrible error que sería respondido con movilizaciones populares de protesta nunca antes vistas en México. Segundo: Santiago Nieto es un hombre lleno de brutales prejuicios contra Antorcha, lo que se prueba al leer un libro suyo ampliamente difundido para preparar su entrada en la escena como Torquemada de los adversarios de la 4T, por lo que de antemano repudiamos, por parcial, ilegal y abusiva, cualquier intervención suya para acusarnos de un delito. Tercero: La estructura financiera del antorchismo, no sólo la que tiene que ver con expendios de combustible, es legal y ha sido construida con nuestro trabajo de muchos años, compite en el mercado como cualquier otra, y no está oculta a las autoridades correspondientes ni es protegida indebidamente por nadie, es administrada colectivamente y nadie puede concentrar ganancias de la misma. El trabajo financiero exitoso nos convierte en la única organización que sostiene su lucha con recursos propios, lo que la vuelve verdaderamente independiente del gobierno y de cualquier otra fuerza que no sea la de sus integrantes, y con la autoridad moral suficiente para defenderse de quien intente ensuciarla con calumnias. Todos los que hacen política, debieran ver en este caso un modelo de cómo financiar una lucha verdaderamente independiente.

Sólo hay una forma de acabar con Antorcha y sus liderazgos: acabar con la pobreza. La 4T no tiene ni idea, ni plan, ni estructura para lograrlo, muchos de sus cuadros son desechos reciclados de otros partidos. Antorcha sí sabe cómo gobernar para acabar con la pobreza, de ahí la gran aceptación que sigue teniendo, su gran crecimiento en medio de los ataques de los nuevos mandones y el éxito que ha tenido su llamado a iniciar un nuevo partido.

Finalmente, con el mejor ánimo de aportar a la elevación de Alejandro Sánchez, le dedico el siguiente fragmento poético titulado «A un escritor erudito», donde Usigli sentencia: «Tienen la talla que empinas/ y las obras que perpetras/ proporciones tan mezquinas,/ que mejor que hombre de letras/ eres hombre de letrinas».

¡Sea el primero en escribir un comentario!

---ooOoo---