Jarabe de Maíz de Alta Fructuosa (JMAF), el veneno escondido

**El consumo de JMAF aumenta el riesgo de hipertensión, que puede provocar todo tipo de problemas de salud aumentando el riesgo de diabetes, infarto, cardiopatías, derrame cerebral, etc.


Jarabe de Maíz de Alta Fructuosa (JMAF), el veneno escondido

La Crónica de Chihuahua
6 de mayo, 15:00 pm

¿Comes alimentos procesados constantemente? ¿Cuando tienes que elegir entre una fruta y un snack, eliges este ultimo?

Entonces seguramente estés ingiriendo altas dosis de Jarabe de Maíz de Alta Fructosa sin darte cuenta y sin tener en consideración sus efectos sobre tu salud.

El jarabe de maíz es creado a partir del almidón o fécula de maíz y el proceso para su producción fue descubierto por investigadores japoneses en la década 70 y su consumo se ha extendido a todo el mundo.

Básicamente, el Jarabe de Maiz de Alta Fructosa (JMAF) o High-Fructose Corn Syrup es un endulzante alto en calorías, creado mediante un proceso enzimático de jarabe de glucosa que se obtiene a partir del maíz.

Su importancia radica a que en la industria alimenticia actual se ha reemplazado en muchísimos alimentos el azúcar por el jarabe de maíz de alta fructosa.

Hasta 1970 el uso de JMAF en EEUU, representaba menos del 1 % del total de los endulzantes calóricos disponibles. Esta proporción dio un importante salto hasta alcanzar el 42% hacia el año 2000.

Y si el azúcar no es buena para nuestra alimentación, ¡te aseguramos que el JMAF, tampoco lo es!

Algunos de sus efectos negativos son los siguientes:

Según un estudio realizado por el Centro de Ciencias de la Salud de la Universidad de Colorado, el exceso en el consumo de JMAF aumenta el riesgo de hipertensión, que puede provocar todo tipo de problemas de salud aumentando el riesgo de infarto, cardiopatías, derrame cerebral, etc.

Un estudio publicado en la revista “Environmental Health” indica que muchos alimentos comunes fabricados con jarabe de maíz de alta fructosa contienen mercurio. Para ello se que evaluaron 20 muestras de jarabe de maíz de alta fructosa y hallaron mercurio en nueve de ellas.

Al igual que el azúcar el JMAF tiene un índice glucémico altísimo, elevando en forma inmediata el nível de azucar en sangre y generando antojos constantemente, por lo cual es acusado como un gran generador de la obesidad mundial.

El problema es que se encuentra presente en casi todos los alimentos y bebidas que tienen endulzantes calóricos agregados. Gaseosas, jugos artificiales, jugos de frutas endulzados artificialmente, confituras, postres, yogurts saborizados, y en la gran mayoría de productos horneados y panificados, como así también en mermeladas y jaleas.

Actualmente, asusta el incremento de alimentos “light” o dietéticos, que contienen JMAF. Yogures y barritas de cereales, contienen este jarabe. El problema de esto, es que mucha gente que intenta alejarse del azúcar, termina consumiendo JMAF, cuyo aporte calórico y efectos negativos sobre la salud son iguales o peores.

Por ello, te recomendamos siempre leer la información nutricional de los alimentos que te llevas a la boca y verificar que no contengan Jarabe de Maíz de Alta Fructosa.

En principio su nombre y sus siglas nos dicen poco. Pero el jarabe de maíz de alta fructosa (JMAF) es un edulcorante creado a partir del almidón o fécula de maíz, cuyo uso se ha extendido por todo el mundo. Los países que lo usan tienen un riesgo un 20% más alto de desarrollar diabetes.

En un principio se extendió particularmente en Estados Unidos y Canadá, países que han venido limitando su dependencia del azúcar de la caña o sacarosa proveniente de los países tropicales. Pero el JMAF está en entredicho. Una investigación de laUniversidad del Sur de California (Estados Unidos) y la Universidad de Oxford (Reino Unido) asegura que las grandes cantidades de jarabe de maíz de alta fructosa que se encuentran en muchos alimentos en todo el mundo pueden ser una explicación del aumento de la epidemia global de diabetes tipo 2. En concreto, los científicos alertan de que los países que lo usan tienen una prevalencia un 20% más alta de desarrollar diabetes tipo 2. La asociación del JMAF con una prevalencia «significativamente mayor» de diabetes se produjo independientemente de la ingesta total de azúcar y los niveles de obesidad. El JMAF parece plantear un grave problema de salud pública a escala mundialDe los 42 países estudiados,

Estados Unidos tiene el mayor consumo per cápita de JMAF a razón de 25 kilogramos anuales per cápita, seguido por Hungría (16 kilogramos), Canadá, Eslovaquia, Bulgaria, Bélgica, Argentina, Corea, Japón y México. Por el contrario, Alemania, Polonia, Grecia, Portugal, Egipto, Finlandia y Serbia se encuentran entre los países con consumos más bajos de JMAF, siendo los de menor uso, con menos de 0,5 kilogramos, Australia, China, Dinamarca, Francia, India, Irlanda, Italia, Suecia, Reino Unido y Uruguay. Los países con mayor consumo de JMAF tuvieron un promedio de prevalencia de diabetes tipo 2 del 8% frente al 6,7% en los países que no utilizan JMAF. Un problema de salud pública El principal autor del estudio, Michael I. Goran, director del Centro de Investigación de la Obesidad Infantil y co-director del Instituto de Investigación de Diabetes y Obesidad de la Escuela Keck de Medicina de la USC, considera que «el JMAF parece plantear un grave problema de salud pública a escala mundial». El JMAF es más perjudicial que el azúcar naturalEl estudio, publicado en Global Public Health, propone que este vínculo se debe probablemente a una mayor cantidad de fructosa en alimentos y bebidas a base de JMAF. En un estudio anterior, los autores descubrieron que el contenido de fructosa, en algunos refrescos producidos en Estados Unidos, especialmente los más populares, fue de un 20% más alto de lo esperado, lo que sugiere que algunos fabricantes podrían utilizar JMAF con más fructosa que lo estimado previamente. Estudios anteriores ya han alertado de las consecuencias negativas para la salud de este producto, más perjudicial que el azúcar natural.

Lista de algunos alimentos que contienen jarabe de maíz de alta fructosa:

Productos horneados

Muchos productos de panadería, incluidos los panecillos ingleses, bollos y pan de trigo blanco e integral contienen jarabe de maíz alto en fructosa. El jarabe ayuda a lograr un producto horneado con una corteza marrón y retiene la humedad.

Salsas a base de tomate

La salsas para pizza, espaguetis, catsup y barbacoa normalmente contienen jarabe de maíz alto en fructosa, que se utiliza para equilibrar la acidez de los tomates y resaltar los sabores de las especias.

Refrescos y otras bebidas

Los refrescos utilizan grandes cantidades del jarabe como una fuente de dulzor intenso. También ayuda a estabilizar los sabores durante la larga vida en el anaquel de las bebidas. Las bebidas dietéticas no contienen normalmente este jarabe.

Cereales

La mayoría de los cereales para el desayuno, en especial los dulces, contienen jarabe de maíz alto en fructosa. Los cereales destinados a los adultos también suelen contener el jarabe, incluso si no saben especialmente dulces.

Las bebidas de frutas

Las bebidas de frutas a menudo contienen altos niveles del jarabe. Se utiliza en jugos embotellados, bolsas de bebidas y concentrados congelados. El jarabe de maíz de alta fructosa tiene una temperatura de congelación inferior que otros edulcorantes, y eso hace la descongelación rápida.

Alimentos Procesados

Los alimentos procesados ​​como embutidos, salchichas, macarrones y queso, cenas en caja, paquetes de alimentos y otros alimentos procesados ​​contienen el jarabe porque es barato y ofrece una larga vida útil.

Aderezos para ensaladas

En un esfuerzo por reducir las calorías provenientes del aceite, muchos fabricantes de aderezos paraensaladas añaden el jarabe de maíz de alta fructosa en su lugar. Aderezos bajos en grasa y calorías tienden a tener niveles más altos de jarabe que los aliños que se hacen con aceite de oliva u otro tipo de aceite.

Yoghurt

Muchas marcas de yogur contienen el edulcorante. Incluso los sabores de yogur o las líneas que se llaman «naturales» y «orgánicas» contienen jarabe de maíz alto en fructosa.

Jarabes para la tos

Muchos jarabes para la tos y expectorantes líquidos contienen jarabe de maíz alto en fructosa. Variedades con sabores diseñados especialmente para los niños tienden a tener mayores cantidades del edulcorante.

otras referencias generales:http://www.saludmedica.com/articulo/jarabe-de-maiz-de-alta-fructosa-hfcs.

¡Sea el primero en escribir un comentario!

---ooOoo---