Interponen 200 vecinos de Aldama queja en Derechos Humanos

**Acusan a ministeriales de amenazas, por invasión a la propiedad, amenazas y hostigamientos, y porque “ya han robado objetos de valor de las viviendas”. FOTO: FRANCISCO LÓPEZ MATÁN.


Interponen 200 vecinos de Aldama queja en Derechos Humanos

La Crónica de Chihuahua
29 de junio, 10:42 am

Miguel Silva/
El Diario

Chihuahua, Chih.- Por invasión a la propiedad, amenazas y hostigamientos, habitantes del fraccionamiento Santa Fe del municipio de Aldama, interpusieron una queja en contra de policías ministeriales ante la Comisión Estatal de los Derechos Humanos (CEDH), pues, aseguran que los abusos de los agentes empezaron a raíz de una denuncia anónima que recibieron hace más de un mes.

Desde entonces, los agentes empezaron con una serie de abusos e intimidaciones que incluso, dijeron, “ya han robado objetos de valor de las viviendas”.

Andrés Barraza, representante de los colonos, informó que son más de 200 familias las que se han visto afectadas con esta situación y que ya están cansados de los abusos de los que han sido objeto por parte de los agentes, y solicitaron mediante una queja anónima, la intervención del organismo de Derechos Humanos.

Jair Araiza, secretario técnico de la CEDH, mencionó que ya se recibió la queja y que se investigará a fondo para saber a que dependencia dirigirla, pues en las entrevistas que realizaron a los afectados, hay quienes mencionan que se trata de policías ministeriales y otros refieren que son federales, y de ser así, la queja se tendría que turnar a la Comisión Nacional de los Derechos Humanos.

De acuerdo con los afectados, el actuar de los policías obedece a que los colonos viven en casas que estuvieron abandonadas por más de 16 años y fueron ellos quienes las arreglaron, e incluso se encargaron de dotarlas de servicios básicos como drenaje y agua potable, y ahora que viven ahí, los amedrentan y los amenazan bajo el argumento de que allí se vende droga y se posee armamento; además de decirles que son lugares para tener gente secuestrada.

Los denunciantes relataron que al momento en que los agentes se meten a las casas sin permiso, realizan destrozos y luego se retiran, situación que ha afectado a varias familias, pues algunas han sido desalojadas de forma arbitraria.

El representante de los afectados expuso que la situación fue denunciada ante la Giscalía General del Estado (FGE), dependencia que se comprometió a enviar a personal de Asuntos Internos para tomar la ampliación de las declaraciones; sin embargo, ya transcurrió más de una semana y esto no ha sucedido, en cambio, el hostigamiento por parte de los agentes continúa.

Manifestó que el actuar de los agentes obedece a una denuncia anónima que fue presentada en el sentido de que dicho fraccionamiento es utilizado para ocultar a personas que fueron o que han sido privadas de la libertad, y eso les ha dado motivo a los agentes para “abrir carros, meterse a las casas y extraer objetos de valor”, denunció.

Explicó que en alguna ocasión acudieron también elementos de las fuerzas castrenses, pero ellos únicamente iban como apoyo, pues los abusos que se han cometido han sido estrictamente de los agentes ministeriales que se han conducido con prepotencia.

El secretario técnico de la CEDH, manifestó que en el caso de que sea la autoridad estatal la que ha incurrido en los actos denunciados, se integra el expediente y se asignará a un visitador para que haga las indagatorias necesarias y de esa forma se pueda definir si existieron o no, actos violatorios a los derechos humanos.

¡Sea el primero en escribir un comentario!

---ooOoo---