Inauguran las casas de la cultura “Margarita Morán Véliz” en Ciudad Victoria

**Podrá sonar pretencioso y triunfalista el decirlo de esa manera, pero es una realidad objetiva el cómo se han transformado las colonias, los ejidos, los pueblos, las comunidades, los municipios...


Inauguran las casas de la cultura “Margarita Morán Véliz” en Ciudad Victoria

La Crónica de Chihuahua
Diciembre de 2018, 15:58 pm

Por Carlos Martínez Leal

Es importante estar el día de hoy inaugurando estás casas de la cultura “Margarita Morán Veliz” porque son casas, son inmuebles, son lugares que nos van a servir, que su utilidad, tiene que ver con: promover “las bellas artes”, promover “la cultura”, y promoverla aquí entre el pueblo humilde, entre las colonias que albergan al pueblo trabajador. Aquí vendrán sus hijos a aprender canto, música, poesía, baile, danza, oratoria, pintura, ajedrez; a transformar su personalidad, a adquirir una formación integral que haga de ellos —y de los adultos, porque ellos también deben venir a estudiar— hombres y mujeres sensibles a los problemas de su casa, de su escuela, de su colonia, de su pueblo, de su ejido, de su comunidad, de su municipio, de su estado, de su país y del mundo; en suma, sensibles a los problemas de su tiempo, los cuales requieren de su participación.

Es decir, un ser humano con una formación integral, académica, cultural, deportiva, será un hombre con mayores posibilidades de comprender su realidad, pero no sólo eso, será sobre todo capaz de sentir la necesidad de “hacer algo” para cambiarla, para transformarla en una realidad más acorde con sus logros: científicos, tecnológicos y culturales, que ha conquistado a lo largo de su larga existencia en la tierra como el único ser pensante, con uso de razón “EL HOMBRE”.

He aquí la trascendencia del evento de hoy, es la importancia de estas casas de cultura, parafraseando a nuestro líder nacional el Ing. Aquiles Córdova Morán, es como cuando el 10 de mayo le regalamos a nuestra madre una plancha; es un bonito regalo, pero es: para trabajar. Así son estas “casas de la cultura” un bonito regalo, pero un regalo PARA TRABAJAR, para mejorar NUESTRO TRABAJO.

El otro aspecto importante del evento de hoy y que no está separado, que no está aparte de lo que he dicho, consiste en preguntarnos: ¿cómo lo hemos logrado? ¿Cómo es que el pueblo pobre organizado en el Movimiento Antorchista ha construido: unidades deportivas, aulas, centros de cómputo, casas de cultura? Es la muestra del arraigo de Antorcha entre el pueblo, del avance de los principios y de los objetivos de la organización entre el pueblo trabajador y de cómo ha ido convirtiéndose ese pueblo pobre organizado en el constructor de los cimientos de una nueva realidad, de un nuevo entorno, de una nueva patria.

Podrá sonar pretencioso y triunfalista el decirlo de esa manera, pero es una realidad objetiva el cómo se han transformado las colonias, los ejidos, los pueblos, las comunidades, los municipios; donde los antorchistas se han organizado y después del periodo necesario de aprendizaje y de ir ganando el ánimo y apoyo de vecinos que al inicio se mostraron escépticos —incluso de aquellos que opusieron resistencia— hoy ante la realidad concreta de avance y transformación de sus comunidades, no sólo se han convencido, sino que ahora participan y son de los más entusiastas en la tarea de cambiar su entorno, no sólo familiar, sino municipal, estatal y nacional; todo ello nos ha llevado a tener la fuerza necesaria, la representatividad requerida para contar con representantes en el Congreso, quienes han etiquetado recursos desde la Cámara de Diputados, para atender las necesidades y demandas de los antorchistas, del pueblo humilde, trabajador, que es la mayoría.

Las casas de la cultura, son entonces: un logro de la lucha antorchista, una herramienta de trabajo para transformar al niño, al joven, al adulto en un ser humano, con una formación integral, es decir, transformarlo en un HOMBRE. Y son la prueba de que la lucha de 44 años del Movimiento

Antorchista, dirigida por nuestro querido líder nacional el Ing. Aquiles Córdova Morán, ha ido penetrando entre el pueblo y este organizado y politizado, es ahora el constructor de un entorno mejor para él, para su familia, para sus hermanos los trabajadores. ¡Vivan las casas de cultura! “Margarita Morán Veliz”, ¡vivan las colonias Vamos Tamaulipas y La Esperanza de Ciudad Victoria!, ¡viva la lucha antorchista!

Muchas felicidades compañeros, y a continuar con la tarea de crecer, aquí tenemos una manera de acercar a nuestros vecinos y de impulsar a nuestros hijos, como lo hizo y como lo quiso para todo su pueblo la compañera antorchista “Margarita Morán Veliz”.

¡Sea el primero en escribir un comentario!

---ooOoo---