Impidieron un nuevo desalojo, colonos organizados de Nuevo Milenio

**Los matones a sueldo de los extorsionadores Roberto Montañez Pérez y compañía, escoltados inexplicablemente por policías municipales, no se atrevieron a cometer este nuevo delito, aunque uno de ellos fingió ser actuario de un juzgado ¡sin orden legal y sin portar gafete!


Impidieron un nuevo desalojo, colonos organizados de Nuevo Milenio

La Crónica de Chihuahua
14 de noviembre, 14:45 pm

Chihuahua, Chih.- Los colonos se mantuvieron firmes y no dejaron que desalojaran a su compañera y vecina Sandra Trevizo, de su vivienda en la colonia Nuevo Milenio. El actuario que llegó a “cumplimentar” el desalojo nunca se identificó, pero sí mostró una hoja con fecha del 8 de octubre que nunca dejó de apretar con sus manos, ni para que la leyeran las víctimas del desahucio, aunque supuestamente iba dirigida a ellas.

El despojo nunca se pudo realizar, no obstante que el “actuario” llevó a una patrulla de la Policía Municipal con dos elementos. Ahora la fuerza pública fue menor que en ocasiones anteriores, porque tampoco llegaron los perros del K-9. Pero el supuesto funcionario público, supuestamente enviado por un supuesto juez de un supuesto juzgado, impotente y enojado porque ni con el grupo de golpeadores que contrató -disfrazados de cargadores-, pudo llevar a buen término la supuesta “diligencia”, los amenazó, con la cara descompuesta de coraje.

¿La amenaza? Les gritó y advirtió que “a la siguiente, ni se las van a oler, porque vamos a llegar en la madrugada, y con más policías, vamos a traer elementos estatales, y van a salir de aquí, salen, porque salen”. Es decir, le apuestan a que en horas de la madrugada, los vecinos no van a meter las manos en hacer una valla protectora, como hoy.

Al respecto, Juan Güereca Junior, integrante de la cooperativa que vendió estos terrenos a una fracción de Nuevo Milenio, y quien estuvo presente en el intento de desalojo, del lado de los colonos, explicó que acá nadie tuvo antes ningún problema con la posesión, hasta que surgió un presunto dueño, quien salió derrotado en un juicio civil. “Pero cómo llega el 2015 y vuelven a demandar, aunque se sabe que no es legal que se juzgue dos veces la misma materia en un caso en que ya hubo una resolución, en este caso favorable a los colonos… nadie se explica por qué se están prestando los juzgados a hacer nuevos juicios de cosa juzgada, eso es muy irregular… de lo que sí estamos seguros, es de que se hicieron muchas cosas debajo del agua, ilegalmente”.

El problema se está agudizando: ya van tres desalojos en lo que va de mayo a la fecha, más este intento de hoy, todos con violencia, todos sin documentos probadamente legales, todos con el apoyo de fuerza pública, y hay 34 familias más que están igualmente amenazadas. Se trata de un grupo de supuestos abogados que, cometiendo varios delitos, como amenazas, extorsión, asociación delictuosa, fraude, suplantación de autoridad (en este caso, se toman atribuciones exclusivas de un juez), lesiones, maltrato, etcétera, se han dedicado a amenazar a los colonos con un “desalojo”, si sus víctimas no aceptan pagar 250 mil pesos, que, les dicen, serían el pago ¡de un lote que ya compraron!

Los extorsionadores nunca han mostrado un documento, ninguno, ni la mitad de uno, que demuestre que los terrenos son de ellos. Lo que sí han mostrado son unas carpetas llenas de papeles, pero son oficios sin membrete ni nada. Hay una especie de volante que vienen a dejarle a la gente que tiene un encabezado que dice: “Arellano y Asociados. Av. Francisco Villa 7302”. Y le sigue la frase para amenazar: “Notificación de desalojo”. En el texto, que no está dirigido a nadie, se entiende que el que lo recibe, es decir, la víctima de la extorsión, está incurriendo en el “delito de despojo”, y en seguida se chutan una serie de artículos del Código Penal que describe el delito y que intenta marear al que lo lea con terminología legaloide. Y remata: “En caso de hacer caso omiso (se entiende que a la “Notificación de desalojo”), se tomarán acciones legales en contra de los responsables”. Termina poniendo un plazo, que en este caso era el 5 de noviembre, ayer. “Atentamente: Alejandro Morán. Propietario”.

“Pues que esos señores estén seguros de que, de aquí, así, con tantas irregularidades y cosas fuera de la ley, no van a poder desalojar a nadie más, y menos ahora que estamos organizados con Antorcha, porque ahora sí tenemos una representación legal y la fuerza del grupo de la colonia, que está creciendo”, dijo Sandra Leticia Trevizo quien, hoy por hoy, salvó su casa del despojo.

¡Sea el primero en escribir un comentario!

---ooOoo---