Identifican los cuerpos de la masacre en la sierra

**Las ejecuciones al estilo del crimen organizado han resurgido por la supuesta disputa entre Caro Quintero y el Chapo Guzmán.


Identifican los cuerpos de la masacre en la sierra

La Crónica de Chihuahua
5 de julio, 13:58 pm

Durango.- Después de la balacera registrada en el hospital del Durazno, Tamazula, Durango, en el mero corazón del Triángulo Dorado, donde las ejecuciones al estilo del crimen organizado han resurgido por la supuesta disputa entre Caro Quintero y el Chapo Guzmán.

Los cuerpos están identificados: Javier Díaz, Héctor Jose Luis Ávila, Gabriel Ávila alias “El Kililo” y Lorenzo Ávila.

Narración de los hechos:

Comenzó la tarde del jueves cuando un grupo armado baleo al “kililo” en la carretera que conduce hacia la comunidad de El Serrucho, allí le dieron tres disparos en abdomen, por lo que quedó mal herido y lo llevaron de inmediato al hospital de la cabecera municipal de El Durazno.

Por la noche del mismo jueves al hospital llegó un comando armado de dos camionetas con personas altamente armadas de donde descendieron tres sicarios encapuchados por la parte trasera del nosocomio; habitación por habitación buscaban al hombre que había dejado herido unas horas antes, al llegar al área de urgencias se encontraron con Lorenzo Ávila, hermano del Kililo, por lo que éste sujeto les quiso cerrar la puerta por lo que los sicarios inmediatamente abrieron fuego descargando sus cuernos dándole los impactos en la cabeza y el pecho.

Después entraron a la sala de urgencias y allí mismo asesinaron a Héctor Ávila con impactos en el pecho, se introdujeron a la camilla de quien buscaban y descargaron nuevamente sus cuernos de chivo dándole más de 25 impactos en el cuerpo de “El Kililo”

Al salir de urgencias se encontraron a Javier Díaz quien salió corriendo para que no le dispararon pero nuevamente se dejaron escuchar los fuertes impactos de arma de fuego de los sicarios, asesinándolo al instante con balazos en la cabeza.

Después de estos asesinatos los sicarios sembraron el terror al interior del hospital disparando puertas y ventanas del hospital, quedándose hasta por 5 minutos en el hospital los sicarios haciendo guardia por si llegaban más hombres para enfrentarse a balazos, situación que no sucedió y después se retiraron a toda marcha en las camionetas.

Las autoridades llegaron dos horas después del hecho acontecido, mientras que el hospital hasta este sábado sigue cerrado sin servicio.

¡Sea el primero en escribir un comentario!

---ooOoo---