INAH registra en El Rosario 10 nuevos sitios con petrograbados yumanos de tres mil años de antigüedad

**La identificación y el registro de los petroglifos forman parte de los objetivos del proyecto “Estudio de campamentos en la línea costera y valles intermontanos de Baja California”, a cargo de la arqueóloga Enah Fonseca Ibarra.


INAH registra en El Rosario 10 nuevos sitios con petrograbados yumanos de tres mil años de antigüedad

La Crónica de Chihuahua
27 de agosto, 09:24 am

Terra Peninsular/
4 Vientos

Diez sitios con manifestaciones gráfico-rupestres (petrograbados) que podrían tener alrededor de 3 mil años de antigüedad, quedaron bajo registro del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) en el área que abarca la delegación El Rosario, San Quintín.

El registro de los sitios consistió en, primero, recorrer toda el área en busca de los petrograbados. Una vez identificados, se tomaron fotografías de cada panel y de cada motivo, se realizaron los dibujos pertinentes, se llenaron las distintas cédulas de registro, de estado de conservación y se ubicaron los bloques con GPS.

Ensenada, B.C.- El equipo que conforman dos arqueólogas del INAH y personal de la asociación civil Terra Peninsular, dio a conocer que los vestigios se localizan en diferentes ranchos en El Rosario, al sur de la Reserva Natural Valle Tranquilo que es una de las áreas naturales protegidas con las que cuenta Baja California.

La identificación y el registro de los petroglifos forman parte de los objetivos del proyecto “Estudio de campamentos en la línea costera y valles intermontanos de Baja California”, a cargo de la arqueóloga Enah Fonseca Ibarra.

En un comunicado, el grupo de investigadores manifestó que en esta temporada de trabajo se localizaron tanto pinturas rupestres como petrograbados, que son diseños tallados en piedra.

“Esto suma a la importancia de la zona ya que no solamente estamos en una región de gran riqueza biológica, que es lo que protege Terra Peninsular, sino también de gran riqueza cultural”, dijo Enah Fonseca.

Agregó que los sitios se encuentran en zonas de difícil acceso, por lo que el personal del INAH los visita y registra gracias al apoyo que brindan los dueños de los ranchos.

Héctor Sánchez, Coordinador de Manejo y Restauración de Hábitats de Terra Peninsular, comentó:

“Encontramos paredes de roca enormes, con muchos petrograbados y pinturas que plasman la flora y fauna de la zona, así como un sinnúmero de diseños. Es muy impresionante ver la diversidad de manifestaciones gráfico-rupestres en un hábitat que presenta condiciones climáticas extremas”.
Por su parte, la arqueóloga Fiorella Fenoglio señaló la importancia de contar con el apoyo y participación de las comunidades y de la gente que vive en estos lugares.

“Al final es un conocimiento heredado y es fundamental tomar en cuenta a las personas que conocen el entorno”.

El equipo detalló que, durante los recorridos de campo encontraron principalmente sitios con figuras geométricas y diseños abstractos sobre paredes rocosas, e incluso en piedras pequeñas cerca de arroyos de temporal.

Por su parte, la asociación civil destacó que al cabo de dos temporadas de trabajo “no deja de sorprender la cantidad de paredes grabadas que se encuentran en los alrededores de El Rosario”, por lo que no descartó que en la Reserva Natural Valle Tranquilo también exista este tipo de arte antiguo.

El equipo de arqueólogas indicó que ahora trabajará en la elaboración de un reporte que se entregará al INAH y a los dueños de los ranchos. Ello para que tengan información sobre la riqueza cultural de los sitios y adopten medidas para preservarlos.

Igualmente, se darán a conocer los hallazgos al público mediante charlas o talleres, los cuales se realizarán a principios del próximo año.

Finalmente, para ayudar a preservar el patrimonio cultural de la zona, las arqueólogas invitaron a la población a no tocar ni raspar las pinturas o los petrograbados.

“Y en caso de encontrar un sitio de importancia arqueológica, solo tomen fotografías y avisen de inmediato al INAH”.