Hoy se recuerda el natalicio de don Abraham González

El 7 de junio de 1864, nació en Guerrero, Chihuahua, Abraham González Casavantes, revolucionario maderista, gobernador del estado y secretario de Gobernación con Francisco I. Madero.


Hoy se recuerda el natalicio de don Abraham González

La Crónica de Chihuahua
7 de junio, 10:08 am

Por Froilán Meza Rivera

Don Abraham González, quien el año de su muerte estaba en el Distrito Federal sirviendo a Madero como secretario de Gobernación, regresó a Chihuahua después del golpe de estado de Victoriano Huerta y del asesinato del presidente y del vicepresidente de la república.

Acá en la capital del estado fue tomado preso por los federales, quienes se lo llevaron en ferrocarril, y en la estación Mápula lo bajaron, lo ataron de pies y manos para colocarlo luego sobre los rieles y pasarle la máquina y despedazarlo, el 7 de marzo de 1913, a 13 días de la muerte de Madero.

El historiador e ingeniero Clemente Rendón, cronista de la ciudad de Matamoros, Tamaulipas, y cronista honorario de Monterrey, describe así la muerte de don Abraham:

“Huerta sabía perfectamente de la lealtad de don Abraham González hacia el presidente Madero, razón por la cual mandó al General Antonio Rábago que lo aprehendiera y asumiera el gobierno de Chihuahua el 23 de febrero. Abraham González fue encerrado en el Palacio Federal y estuvo acompañado por el cónsul de México en El Paso, Enrique C. Llorente, quién también estaba preso. El día 7 de marzo se le comunicó a don Abraham González que tenía que ser trasladado a la Ciudad de México para ser juzgado; él sabía que no era cierto, pero fingió creerlo y se despidió de Llorente. Cuando abordó el automóvil que lo llevaría a la estación ferroviaria, logró ver que en un carruaje estaba el General Luis Terrazas, quien deseaba estar seguro del traslado. Abordaron el tren y al llegar a la estación Mápula, se detiene el convoy. En el trayecto, don Abraham había estado muy pensativo, quizás meditando en su vida tan intensa, ahora que pensaba casarse con su prometida, para formar un hogar y vivir en paz...

“Los felones custodios Benjamín Camarena y Hernando Limón lo bajaron del furgón en una fría noche invernal y en ese lugar solitario, en el que sólo se oían los aullidos de los coyotes. La escolta que lo condujo se guió con la luz de una linterna de ferrocarrilero y, tras caminar unos cuantos pasos, se escuchó una descarga de fusiles. Regresaron con el cadáver y lo pusieron en las vías del ferrocarril, para que lo trituraran las ruedas del tren. Un vil asesinato hecho por envilecidos militares, que imitan a sus jefes chacalescos y traidores. En el cielo diáfano las estrellas atestiguaron la infame muerte terrena de un hombre limpio y bueno, que se convirtió en inmortal estrella de la democracia.

“El General Francisco Villa cruzó la frontera con 9 hombres en marzo de 1913. Para el mes de diciembre había ganado muchas batallas y tomado las plazas de Torreón, Ciudad Juárez, ganó la batalla de Tierra Blanca, tomó Chihuahua y Ojinaga y comandaba alrededor de 15 mil hombres. Fue nombrado gobernador provisional de Chihuahua. Villa comisionó al Coronel Fernando González, sobrino de don Abraham, para que localizara los restos del gobernador asesinado. Trasladaron los restos a Chihuahua y se realizó un gran homenaje póstumo al gran héroe chihuahuense, tanto en el Palacio de Gobierno como en el panteón en donde fueron inhumados los despojos de don Abraham González, el 7 de marzo de 1914, para conmemorar el primer aniversario de su sentido fallecimiento”.

¡Sea el primero en escribir un comentario!

---ooOoo---