Homenaje silencioso a Fidel Castro convertido en vítores de respaldo

** Ya comenzó el acto popular. Presidentes y personalidades de todos los confines del mundo llegaron hasta La Habana hablando idiomas diferentes, pero con una idea común: honrar a un hombre que sirvió de inspiración para construir un mundo de justicia y de paz.


Homenaje silencioso a Fidel Castro convertido en vítores de respaldo

La Crónica de Chihuahua
29 de noviembre, 18:48 pm

La Habana, 29 nov (PL).- En contraste con el silencio que embargó a la ciudad desde el 25 de noviembre por el profundo sentimiento de pérdida de todos los cubanos al desaparecer físicamente su líder histórico, Fidel Castro, la capitalina Plaza de la Revolución es ahora un torrente de luces y energía.

Se escuchan los vítores: Un pueblo unido jamás será vencido; Fidel, Fidel; Hasta la victoria siempre, Comandante, como reafirmación de las ideas de un líder al que su pueblo no piensa dejar ir.

Contrario a lo que piensan muchos, la juventud cubana se sabe continuadora de la obra histórica de la Revolución cubana, como evidencian los miles de jóvenes presentes en la Plaza para homenajear a Fidel Castro.

Como joven cubano tenía un enorme compromiso de estar aquí, y de gritarle no adiós, sino ¡hasta la victoria siempre!, porque nunca se despedirá, sigue aquí, y el hecho de llegar hasta aquí es un enorme triunfo, que la juventud cubana no se dejará arrebatar, opina David Velázquez, estudiante de Psicología de la Universidad de La Habana.

Nuestro comandante nos dejó la guía del futuro, de lo que debemos hacer para mantener todas las ideas que desde los mambises hasta la actualidad han defendido varias generaciones de cubanos según la época que les ha tocado vivir, ese concepto lo encierra todo, es la base de este socialismo que construimos, expresó la viceministra de Comercio Exterior en Inversión Extranjera, Ileana Núñez.

Ya comenzó el acto popular. Presidentes y personalidades de todos los confines del mundo llegaron hasta La Habana hablando idiomas diferentes, pero con una idea común: honrar a un hombre que sirvió de inspiración para construir un mundo de justicia y de paz.

A partir de este momento la pena no se hará silencio, expresó a Prensa Latina Laura Rodríguez, estudiante de la Universidad de Ciencias Pedagógicas, llegó la hora de que el dolor de los cubanos se convierta en combustible para zarpar en un Granma aún más grande.

Y que navegará por las aguas del tiempo con las coordenadas de un capitán que no se ha ido, pues los aguarda en otro lugar, se adelantó solo un poco para esperarlos en la tierra de la eternidad, reafirmó.

Prensa Latina

¡Sea el primero en escribir un comentario!

---ooOoo---