«Gracias, madre Rusia»: era hora que alguien le pusiera los frenos a Israel en Siria

**De acuerdo con Levy, la respuesta de Rusia vino a tiempo. Actualmente, Israel «está en el séptimo cielo» porque Donald Trump trasladó la Embajada de EEUU a Jerusalén, y eso lo embriagó por «su fuerza».


«Gracias, madre Rusia»: era hora que alguien le pusiera los frenos a Israel en Siria

La Crónica de Chihuahua
29 de septiembre, 19:36 pm

© Sputnik/
Pavel Lisitsyn

Por primera vez en muchos años un Estado poderoso enseñó a Israel que su poder no es ilimitado y que no puede hacer todo lo que le da la gana. Fue Rusia y ocurrió en Siria. Ahora Israel tiene que «saber de límites», opina el periodista israelí Gideon Levy.

De acuerdo con el columnista, el país euroasiático lo hizo al anunciar que enviaría a Siria los avanzados sistemas de defensa antiaérea rusos S-300. Al escuchar esta noticia, el vicecanciller sirio, Faisal Mekdad, declaró en una entrevista al medio chino Xinhua que estas armas harán que Israel piense con más prudencia antes de atacar Siria de nuevo.

«¡Finalmente al menos alguien no aguantó y dijo: basta! ¡Por lo menos en Siria pusieron fin a eso! Gracias, madre Rusia, que ha cortado a este niño travieso, a que nadie había puesto en su sitio desde hace mucho tiempo», escribe el columnista en su artículo para el periódico israelí Haaretz.

Levy considera que Israel necesita «como al aire» este tipo de limitaciones. Su arrogancia y las realidades geopolíticas de los últimos años han permitido al país cometer cualquiera arbitrariedad en Oriente Medio: patrullar el espacio aéreo sobre el Líbano como si fuera propio o bombardear Siria como si fuera la Franja de Gaza.

«La perplejidad y la parálisis de Israel comprueban que necesitaba a un adulto responsable que le pusiera frenos. ¿Alguien se atrevía hasta la fecha a limitar la libertad de movimientos de Israel en otro país? ¿Alguien podía impedir a Israel dominar el espacio aéreo de otro país?», estas son las preguntas que el autor se plantea en su artículo.

El columnista destaca que varios oficiales israelíes deberían abstenerse de amenazar con bombardear los S-300 en caso de que estos sean desplegados en Siria.

De acuerdo con Levy, la respuesta de Rusia vino a tiempo. Actualmente, Israel «está en el séptimo cielo» porque Donald Trump trasladó la Embajada de EEUU a Jerusalén. Hasta la fecha, el país estaba embriagado de su fuerza.

«Rusia enseñó al mundo [tras el derribo del Il-20 en Siria] como hay que hablar con Israel, en la única lengua que entiende (…) la lengua de la fuerza y punto», sostiene.

Según Levy, Israel empieza a entender solo cuando le castigan u obligan a responder por sus acciones. Ahora las Fuerzas Aéreas de Israel pensarán dos veces antes de llevar a cabo otros bombardeos en Siria.

¡Sea el primero en escribir un comentario!

---ooOoo---