Funcionarios estadounidenses temen que Kabul, Afganistán, podría caer en manos del Talibán incluso en cuestión de semanas

**A pesar del rápido avance del Talibán, Joe Biden descarta revertir la retirada de tropas estadounidenses de Afganistán.


Funcionarios estadounidenses temen que Kabul, Afganistán, podría caer en manos del Talibán incluso en cuestión de semanas

La Crónica de Chihuahua
12 de agosto, 09:58 am

BBC News Mundo

El ascenso del Talibán está siendo más rápido de lo esperado y funcionarios estadounidenses advierten que Kabul, la capital de Afganistán, puede caer en cuestión de meses o incluso semanas.

Así lo han deslizado funcionarios de inteligencia de EE.UU. a medios como el periódico The Washington Post y la cadena NBC.

En pocas semanas, los militantes talibanes se han hecho con el control de casi un tercio de las 34 capitales provinciales del país.

La última en caer fue Ghazni, la décima capital provincial en caer en menos de una semana.

La ciudad se encuentra en la principal autopista Kabul-Kandahar, que une bastiones militantes en el sur con la capital, Kabul.

Se cree que la toma de Ghazni aumenta la probabilidad de que los talibanes eventualmente apunten a tomar la propia Kabul.

Todo forma parte de una gran ofensiva lanzada después de que tropas estadounidenses e internacionales comenzaran a retirar sus fuerzas el pasado mayo.

En medio está quedando una población aterrorizada. Decenas de miles de afganos han tenido que huir de sus hogares, y cientos de ellos han resultado muertos o heridos en las últimas semanas.

El presidente Joe Biden insiste en que Estados Unidos no dará marcha atrás y que completará su retirada de tropas de Afganistán el próximo 11 de septiembre, cuando se cumplen 20 años de los atentados contra las Torres Gemelas y el Pentágono.

“Los líderes afganos tienen que unirse”

En las últimas semanas, la insurgencia talibana ha avanzado rápido. Primero se apoderaron de amplias franjas de territorio rural y ahora controlan varias capitales regionales, como Kunduz, Sar-e-Pul y Talogan.

El pasado martes, Biden ofreció una conferencia de prensa en que descartó retrasar la retirada de tropas e hizo un llamado a que los líderes afganos se unieran contra el Talibán.

“Gastamos más de un billón de dólares en 20 años, entrenamos y equipamos a más de 300.000 fuerzas afganas. Necesitan unirse. Tienen que luchar por sí mismos, por su nación”, dijo Biden a periodistas en la Casa Blanca.

La guerra de Afganistán es la más larga que ha librado Estados Unidos.

Ahora, 20 años después de iniciada, el Talibán ha recuperado gran parte del terreno perdido en cuestión de meses.

Las fuentes que advierten sobre la caída de Kabul revelaron a The Washington Post que podría incluso concretarse en pocas semanas y que militares planean la evacuación rápida de diplomáticos estadounidenses si fuese necesario.

Quiénes son los talibanes

Los talibanes, o "estudiantes" en la lengua pastún, surgieron a comienzos de la década de 1990 en el norte de Pakistán después de la retirada de Afganistán de las tropas de la URSS. Se cree que su movimiento surgió con financiación de Arabia Saudí en centros de estudios religiosos.

Rápidamente extendieron su influencia y para 1998 ya controlaban más del 90% del territorio afgano e impusieron una estricta visión del islam que les llevaron a prohibir el cine, el teatro y la televisión, y que las niñas mayores de 10 años acudieran a la escuela.

Tras los ataques del 11 de septiembre de 2001, Estados Unidos lideró una operación militar internacional y en apenas dos meses cedieron el poder en Kabul.

Pero, pese a que los talibanes perdieron el control del Estado, siguieron llevando a cabo acciones armadas contra el gobierno, el ejército afgano y los soldados de la coalición internacional. Desde que el presidente estadounidense, Joe Biden, anunció la retirada de su país de Afganistán, los talibanes se han ido haciendo con cada vez más territorio.